El sol naciente no es la Argentina del Este

En la última edición de The Economist hay un editorial y un informe especial sobre Japón. Hoy pensaba escribir una nota sobre la situación en Irlanda y el euro, pero la siguiente afirmación en este informe me obliga a ir con los tapones de punta sobre el mismo:

Takashi Inoguchi, a Japanese political scientist, bleakly refers to Japan as a potential “Argentina of the east”. Like the Latin American country, it might go from being one of the richest countries in the world to becoming sadly diminished only a few decades later.

La premisa básica del informe es que Japón sufrirá una disminución significativa en su crecimiento económico debido a su envejecimiento poblacional. En el artículo editorial se mencionan tres razones, las tres incorrectas.

La más facil de refutar es la tercera que dice que una disminución en el tamaño de la población debilita la demanda agregada y por ende la disponibilidad de las empresas japonesas a invertir. En el mundo globalizado en que vivimos, y teniendo Japón una historia de desarrollo basado en exportaciones, me parece que esta explicación se derrumba sola. Además hoy Japón tiene cerca de 90 millones de habitantes. Si esta “teoría” fuese cierta los países más chicos del planeta están condenados al atraso. Falso.

Relacionado con el achicamiento de la población la siguiente explicación se basa en la reducción de la fuerza laboral. Esto trivialmente reduce el PBI pero lo que importa, y el artículo lo reconoce, es la evolución del PBI per cápita. En una de las notas del informe luego dice:

Japanese companies have been substituting capital for labour for two decades, causing the overall number of hours worked to drop, writes Richard Katz of the Oriental Economist, a newsletter. “Since 1991 all of Japan’s growth in GDP has been due to higher productivity…If Japan wants to grow faster, it has to increase productivity. Demography and lack of immigration rule out any other path.”

“What goes around comes around, and the same demographic profile that supported economic growth will now begin to weigh heavily on Japan’s economy. In fact, it will leave Japan with the lowest rate of economic growth among the large industrialised nations,” wrote Akihiko Matsutani of the National Graduate Institute for Policy Studies in his 2004 book, “Shrinking-Population Economics: Lessons from Japan”.

¿De manera que el envejecimiento poblacional hasta ahora favoreció el crecimiento económico, pero de acá en más será un freno? ¿Y la explicación de porqué? No la hay, porque no es cierto. El envejecimiento poblacional tiene un efecto positivo en el crecimiento pues una baja en la fertilidad aumenta el capital por trabajador lo cual aumenta la productividad del trabajo (esto es lo que dice la primera parte de la cita arriba mencionada), y un aumento en la longevidad estimula el ahorro, lo cual quiere decir mayor acumulación de capital. El informe esto lo reconoce más tarde pero lo interpreta mal:

As the working-age population rose from 50m in 1950 to 75m in 1975, savings boomed and companies channelled them into breakneck growth… According to the life-cycle theory of savings, people build up assets in their working years and spend them in retirement. The saving rate, once above 20% of disposable income, has dropped to about 2% and may turn negative—which would increase doubts about the sustainability of Japan’s debt financing.

Cuando la población envejece los ahorros de los jóvenes, que son crecientes por el mencionado efecto de una mayor longevidad, son opacados por los desahorros de los viejos pues estos últimos son más numerosos. Esto es lo que explica la caída de la tasa nacional de ahorro. Hay que enseñarles a usar un modelo de generaciones superpuestas a los autores de este informe.

Finalmente la tercer explicación que da el artículo para justificar su prónostico gris es que el envejecimiento poblacional va a ir acompañado de un aumento en los gastos de seguridad social que van a generar tensiones en las finanzas públicas. Sin embargo en el informe se reconoce que la edad de jubilación está aumentando y que llegará a los 65 años para el 2013. Y si la sociedad decidió aumentar la edad de jubilación en el pasado (creo que en 1990) lo puede hacer de nuevo reduciendo la presión de una población envejecida sobre las finanzas públicas.

Las afirmaciones en esta nota las puedo hacer con bastante confianza pues en un trabajo junto con Dirk Niepelt estudiamos los efectos directos e indirectos (a través de cambios en las políticas públicas) que el envejecimiento poblacional tiene sobre el crecimiento económico y encontramos que si los países pueden aumentar la edad de jubilación, el efecto total es positivo (recordemos que el efecto económico es positivo por la intensificación del capital, y el mayor ahorro). Solamente si por restricciones institucionales el sistema político está incapacitado de ajustar la edad de retiro se verifican los temores que el envejecimiento tiene consecuencias negativas sobre el crecimiento.

Martín

¿No fue Salmuelson quien dijo que existen cuatro clases de países, desarrollados, subdesarrollados, Argentina y Japón? Si la categorización se basa en los problemas de largo plazo del financiamiento del sistema previsional, creo que reducir los grupos a tres no estaría tan mal. S.

About these ads

7 respuestas a El sol naciente no es la Argentina del Este

  1. Ana C. dice:

    Hay otra posible explicación de por qué los países con envejecimiento poblacional crecen menos. Dice que la tasa de innovación decrece porque los jóvenes son más creativos y que eso afecta la productividad total de la economía haciéndola menos dinámica.

    Si eso es cierto, creo que todavía no hemos visto los efectos en las economías maduras porque todavía estamos en una especie de período de transición demográfica y donde perduran los efectos residuales de la innovación del pasado.

    • mgeiras dice:

      Ana C., es un punto posible. Pero solo aplicable si todos los jóvenes fuese creativos y hay una disminución en el número absoluto de jóvenes. En ese caso el envejecimiento tendría un efecto negativo en la innovación. Pero por un lado, solo una fracción de los jóvenes tiene incentivos para transformase en creativos (esto depende del contexto, y tendríamos que ver como reaccionaría ante una disminución del número absoluto de jóvenes).

      Por otro lado, en la mayoría de los países desarrollados se estima que en el futuro la tasa de natalidad mantenga constante la población, con lo cual no caería el número absoluto de jóvenes.

      En Japón, una de las notas del informe indica que la baja fertilidad tiene que ver con la baja tasa de reincorporación laboral que tienen las mujeres en empresas del sector privado porque está “mal visto” (es una cosa cultural de la sociedad, porque en el sector público la tasa de reincorporación es el doble). El gobierno puede incentivar el reempleo de las mujeres luego de ser madres y ello eventualmente elevaría la tasa de natalidad.

    • Ana C. dice:

      Martín, si la población se mantiene constante y la población envejece ¿estás seguro que el número absoluto de jóvenes se mantiene constante?

      Además no hace falta que todos los jóvenes sean creativos. Nomás que la tasa de creatividad entre los jóvenes sea más alta que entre los viejos.

      Por otro lado, las proyecciones de población para algunos países desarrollados no muestran población constante sino decreciente ¿eh?, y en algunos casos pese a supuestos muy fuertes sobre inmigración neta. Si no, esto del envejecimiento poblacional no sería ningún problema.

    • mgeiras dice:

      Bueno, también se corre la barrera de la “juventud”. Hoy se dice que los 50 son los nuevos 40 (por suerte ;)

      Las estimaciones sobre un repunte en la tasa actual de natalidad las saqué de un libro de Vincenzo Galasso: “The political future of social security in aging societies”, publicado en 2006. Ahí en la tabla 2.4 de la página 27, muestra que para la OECD se espera que la tasa de fertilidad suba de 1,55 a 1,66 entre el 2000 y 2050.

      Es la razón por la cual en las simulaciones que hacemos en el paper suponemos que para fin de este siglo la población de los países desarrollados se estabiliza.

    • Ana C. dice:

      Bueno, yo normalmente me manejo con las proyecciones de Eurostat y las últimas, del 2008, muestran la tasa de fertilidad bastante estable hasta el 2060, y siempre por debajo de la tasa de reposición, que es 2.1 hijos por mujer.

      Lo que también hay que hacer notar es que aumentar la tasa de fertilidad en países como España, Italia o Alemania (y supongo que Japón), exige unos cambios de política bastante más fuertes que subir la edad de jubilación 5 años.

  2. Citoyen dice:

    Excelente post, excelente, acabo de enlazaros en twitter.

    Personalmente, la parte más “convincente” de lo que dice el Economist es el problema de la seguridad social. Depende de que sean capaces de adaptarse y ajustar su sistema de pensiones y la capacidad para coordinar los intereses de distintos grupos poblacionales. Al final volvemos a la caja negra de economista de siempre: lo que importan son las instituciones para resolver conflictos.

    • mgeiras dice:

      Muchas gracias Citoyen. Vale la pena aclarar que en esa reforma de 1990 Japón decidió aumentar la edad de jubilación en cinco años (llegando como puse en la nota a los 65 para el 2013). Es la tasa de incremento más alta entre los países desarrollados, y presumiblemente la sociedad japonesa no tendría problemas en legislar mayores aumentos en la medida que sea necesario.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 104 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: