Primero la inflación, ahora el crecimiento

14/02/2011

Según esta nota ayer en La Nación, “el 74% de los argentinos se siente afectado por la inflación”. Me gustaría creer que de tanto insistir sobre la alta tasa de emisión monetaria en nuestro país, los economistas logramos concientizar al resto de la población. Pero no creo que sea mérito nuestro. La gente se preocupa por la inflación porque el costo de lo que consume le está ganando la pulseada a sus ingresos. De hecho si no hubiese inflación estoy seguro que el “74% de los argentinos” estaríamos preocupados por la mayor porción de nuestros sueldos que se va en llenar el changuito en el supermercado. No es la forma ideal, pero es bueno que la gente tome la inflación como un “mal” que debe ser corregido.

En la “guerra” entre el gobierno y los medios independientes me parece que, con esta evidencia, La Nación considera que ya no tiene tanto rédito seguir hablando de inflación y por eso hoy dirigió sus cañones a uno de los logros del modelo: el crecimiento. En un editorial cuestiona la afirmación del gobierno de haber crecido a “tasas chinas” desde 2003. Se basa en dos argumentos sólidos y que comparto: 1) desde 2007 las estadísticas oficiales en general no son confiables, lo que quedó claro en la divergencia en cuatro puntos porcentuales entre la evolución oficial del PBI en 2009 y estimaciones privadas, 2) una comparación genuina no toma pico contra pozo (2002), sino contra pico previo (1998).

Leer el resto de esta entrada »


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 106 seguidores

%d personas les gusta esto: