Operación Twister

El miércoles la Reserva Federal anunció una nueva ronda de expansión cuantitativa. Esta vez la QE3 no implica la emisión de dinero para comprar bonos del Tesoro, sino el cambio en la madurez promedio de su portafolio comprando bonos de largo plazo y vendiendo bonos de corto. Según esta nota de The Economist:

[I]t announced it would purchase $400 billion of Treasury securities maturing in six to 30 years by next June, while selling an equivalent amount with maturities of three years or less. It also said it would maintain its mortgage-related holdings at current levels to support the housing market. Three of the ten voting officials dissented, as they did in August when the Fed said it expected to keep short-term rates near zero at least until mid-2013.

Buying long-term bonds by selling shorter-term issues is less aggressive than the Fed’s previous two rounds of “quantitative easing” (QE), in which it bought bonds with newly printed money. But the impact is similar. Lengthening the average maturity of the Fed’s $2.65 trillion portfolio reduces the supply of long-term bonds, nudging down yields.

El mercado interpretó que esta política, conocida como “operación twist” por su homónimo de 1961, es insuficiente para estimular la demanda agregada en los EEUU y respondió con un colapso generalizado en las cotizaciones bursátiles. En vista de esto quizás debiéramos rebautizar la acción de la Fed como “operación twister” (aunque también contribuyeron el estancamiento de Europa y señales negativas de China): 

The second factor to consider is that data continue to suggest that the world economy is in more trouble than was perhaps expected. Markets aren’t simply reacting to the Fed today. China’s index of industrial activity slipped in September, indicating that manufacturing may have contracted for a third consecutive month. Industrial activity in Europe suffered a steep decline in July, increasing the likelihood that the euro-zone will slip (or has already slipped) into recession. Euro-area weakness is particularly distressing given its propensity to worsen the ongoing sovereign-debt and banking-sector crises there. Put another way, inadequate policy now hurts markets two ways: in its present inadequacy and in its contribution to greater odds of a future financial meltdown.

La realidad es que aunque la Fed busque aumentar el apetito por el riesgo de los inversores al achatar la curva de rendimientos de los bonos del Tesoro, la depresión de tasas tiene dos efectos sobre los precios de los activos. Por un lado está el efecto más conocido de aumentar los precios de los mismos, y al que se debió en gran parte el aumento en las cotizaciones bursátiles luego de QE2. Pero una rebaja de tasas de largo plazo también aumenta la volatilidad de los precios de las acciones al hacer más sensible las cotizaciones a cambios en las expectativas sobre las condiciones económicas futuras. En un contexto de incertidumbre (por las disputas políticas en Washington de cara a las elecciones presidenciales del año próximo, y la dificultad para encontrar una solución política a la crisis de la deuda en Europa), esto amplifica las volatilidad de los activos financieros. Por un tiempo tendremos que acostumbrarnos a vivir en una montaña rusa. 

About these ads

4 respuestas a Operación Twister

  1. Carolina dice:

    Si, es como dijo Krugman, intentar combatir un rinoceronte que se te viene encima con una pistolita de agua. Pasa que la verdad no debe de ser fácil quedarte parado mirando cómo se cae todo a pedazos (aun si ni siquiera es en tu lado de la cancha que la pelota está esperando ser pateada) balanceando a la vez con las presiones políticas con las que te pueden llegar a venir si hacés demasiado (arriesgando cada vez más la independencia de la Fed). Aquellos que se quejan de insuficiente deberían darse cuenta de que la política monetaria norteamericana entró en la volteada de víctimas de la “no triple A en política” que tiene ese país hoy. Sinceramente, lo felicito a BB por su temple

    • mgeiras dice:

      Carolina, para Krugman todo lo que no sea una paquete de estímulo fiscal gigante es una “pistolita de agua”. Me gustó el título de la nota de The Economist “Take that, Congress” y que enfatiza las presiones políticas sobre la Fed (tema que no traté en la nota para no hacerla extensa y concentrarme en el punto de la volatilidad bursátil). Saludos.

  2. Gonzalo W Costa dice:

    Muy buen post sobre un tema que en nuestro pais la mayoria de la prensa supuestamente especializada, toca de oido (y encima son sordos!) . . .

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 106 seguidores

%d personas les gusta esto: