A diez años de “Kirchner, poder y populismo”

05/08/2013

Al cumplirse dos meses de la llegada al poder de Néstor Kirchner escribí la siguiente nota que esperaba publicar en un diario. Ninguno aceptó hacerlo (recuerdo que intenté La Nación, Clarín, Cronista, y me parece que también InfoBAE). Finalmente envié el artículo a la Fundación Atlas que lo colgó en su portal. De esto pasaron diez años. No parece. 

No han pasado todavía dos meses de gobierno del presidente Kirchner que podemos observar que gran parte del mensaje de renovación era retórica de campaña electoral. En efecto, la renovación parece consistir casi exclusivamente en reemplazar menemistas por kirchneristas en todo ámbito de poder posible. Y aunque a veces esta renovación vaya acompañada de una mejora en la calidad de reemplazantes, como podría ser el caso en la Corte Suprema, no debieramos aplaudir la búsqueda de hegemonía en el poder. Un ejemplo de esta vocación en otro ámbito sería la reticencia presidencial a dialogar con los empresarios. La misma estaría revelando el enfrentamiento de Kirchner con un grupo de poder, tradicionalmente aliado a Menem, que no es factible de ser decapitado mediante arbitrarios métodos políticos.

Dentro de un proceso electoral atípico, que lleva a una sucesión de elecciones en distintas provincias por lo que resta del año, podemos ver que el presidente se esfuerza por colocar hombres de su confianza en las listas a cargos legislativos. Gran parte de la población preferiría que dedicara esa energía, no a generar un polo de poder dentro del Congreso Nacional, sino a la tan postergada reforma política. Pero claro, si se hiciera dicha reforma, no habría sábanas donde colar a los amigos. Y por supuesto, siempre está el argumento de que no es posible hacer la reforma política en un año electoral. Me pregunto que impedimento hay para votar mañana mismo una ley de reforma política integral cuya vigencia comience en el año 2004. El lector coincidirá en que la única traba es la falta de vocación de cambio por parte de la clase dirigente argentina.

Analizando un poco más el uso de la energía presidencial, nos podríamos preguntar porqué en vez de apuntar sobre los militares, no se busca dirigir el dedo acusador sobre los mismos políticos que tanto han contribuído a que la Argentina esté cada día más retrasada dentro de la comunidad internacional. Por ejemplo, porqué no juzgar al ex-presidente Duhalde por devaluar sin programa y disparar así los índices de pobreza a niveles estratosféricos? Lo que sucede es que lamentablemente el populismo no es considerado un crimen de lesa humanidad. Sin embargo debiera serlo, pues es responsable de la muerte de miles de argentinos cada año.

Dentro de las varias definiciones posibles de populismo me quedo con la siguiente: es la facilidad que tienen los gobernantes para disponer redistribuciones arbitrarias de ingresos dentro de una sociedad. Según esta definición la Argentina es un país altamente populista, tal como se puede ver a través de los medios de comunicación, o en las leyes propuestas o votadas por el Congreso de la Nación. El último ejemplo de una larga cadena de políticas populistas es la idea de eliminar, o moderar el impacto del índice CVS sobre las actualizaciones de créditos hipotecarios y alquileres.

Recientemente el gobierno anunció con bombos y platillos una suba salarial. Pero resultó que esta medida, diseñada para estimular la demanda, no tuvo un gran impacto debido a que en realidad estaba blanqueando un aumento que ya había sido otorgado como no remunerativo. Al mismo tiempo, este blanqueo implicó reconocer que se debían ajustar contratos según el índice de salarios. Lo ilógico, y populista, fue haber dado el aumento salarial en un principio como no remunerativo. De esta manera se incrementaban los ingresos de los asalariados, pero no se afectaban las obligaciones de los deudores hipotecarios ni los costos de los alquileres. Ahora, en vez de blanquear esta situación el gobierno quiere borrar con el codo lo que se escribió con una mano y se quizo tapar con la otra.

El análisis económico nos indica que el populismo es muy perjudicial para el desarrollo de un país. Cuando un político realiza transferencias de ingresos buscando ganar el favor de buena parte de la población (generalmente los grupos beneficiados por la redistribución son más numerosos o poderosos que los perjudicados), manda señales que desalientan las inversiones productivas en toda la economía. Yla menor inversión hoy implica menor crecimiento y desarrollo económico mañana, con el consiguiente estancamiento en la calidad de vida de todos los habitantes del país. En efecto, los grupos perjudicados por las medidas no tendrán incentivos, ni riqueza, para expandir o mantener su actividad (en este caso, los bancos reducirán la provisión de crédito, y los ahorristas evitarán canalizar sus ahorros en bancos argentinos, o a través de la compra de propiedades para alquilar). Qué pasa con los ganadores? Acaso no son más ricos y podrían expandir sus actividades en el país? La respuesta es que no, pues así como hoy resultaron favorecidos por el favor del príncipe, mañana pueden formar parte del grupo de los perdedores. Un ejemplo cabal de esto es la reticencia de grupos exportadores a expandir su escala de producción cuando hay una devaluación. Sucede que como esperan, racionalmente, que la política de tipo de cambio alto se revierta en un futuro, lo óptimo es aprovechar la situación y trabajar al 100% de la capacidad instalada, pero no ampliarla.

Para romper el círculo vicioso de estancamiento inmanente al populismo necesitamos que el presidente Kirchner se dedique realmente a la renovación de instituciones y prácticas políticas, y no meramente a poner tropa propia en la vieja estructura de poder. Si no lo hiciera terminará por pagar los costos cuando vuelva a necesitar el favor popular en una elección. Mientras los argentinos seguiremos deslizándonos por el tobogán de la desilusión y el empobrecimiento.

PD: no hubo comentarios en la nota de Ayn Rand. Aclaro que era una joda de John Hodgman.


El papa Francisco y la hipocresía de Cristina

21/03/2013

El clima asfixiante que se vive en Argentina no invita a escribir sobre la actualidad económica, al menos no me invita a mí. Qué decir, por ejemplo, de la enésima corrección al control de cambios que, como bien dice Néstor Scibona, seguro no será la última. O de los controles de precios que Moreno imagina prolongar al infinito (o al menos hasta las elecciones de octubre) obligándonos a usar la Morenocard para las compras en los supermecados.

Con la oposición inexistente, este grupo de mediocres que nos gobiernan no tienen quien les ponga un límite en el dibujo delirante de su “relato”. Hay quienes piensan que la designación de Jorge Bergoglio como papa marcará un antes y un después pues a partir de ahora habrá quien interpele al gobierno y le ponga los puntos sobre las íes cuando haga afirmaciones sobre reducción de pobreza o ausencia de corrupción. En parte comparto esta visión, pero solo se manifestará en lo que podríamos llamar “espectro de baja frecuencia”, ya que el papa no va a estar hablando todos los días sobre la Argentina. Sigue siendo importante porque, por ejemplo, pone un freno más a la posible reelección de Cristina (en el nivel de poder que tiene la actual Constitución). 

Hablando de Cristina, es interesante analizar el giro de 180 grados que el gobierno dió cuando se percató que una mayoría de los argentinos (mucho más que el 54%) estaban contentos con el papa argentino. Increíble error en un gobierno nacionalista no darse cuenta que, con lo veleta que somos, de un día para el otro íbamos a ponernos la camiseta amarilla y blanca. Acá va la sucesión de tapas de Pravda 12 desde la elección de Francisco, en paréntesis primero la cantidad de palabras descriptivas o expresiones con connotación negativa y luego las positivas.

Jueves 14/3 (2-1):

14-3

Viernes 15/3 (3-1):

15-3

Sábado 16/3 (2-0): 

16-3

Domingo 17/3 (2-0): 

17-3

Lunes 18/3 (0-1):

18-3

Martes 19/3 (0-2):

19-3

Miércoles 20/3 (0-1): 

20-3

Notable giro copernicano. Y la mayor cantidad de expresiones positivas cuando Cristina comparte la foto. ¿Casualidad?

EXPOST: Hoy hasta Carlotto se sumó a la masa K y dijo que “Las abuelas no vamos a hablar más del tema”


Hechos no palabras y en lo posible hechos coherentes

13/03/2012

por Ariel Meije

Como en todos los ámbitos, pero especialmente en la política, creo que hay que dedicarle más tiempo al análisis de los HECHOS que al de las PALABRAS. Sobre todo en un país en donde nuestros dirigentes hablan mucho, dicen pavadas, o defienden lo indefendible.

Por eso, luego que Mariano Recalde anunciara todas las medidas que aplicaría para renovar la gestión de Aerolíneas Argentinas (en adelante, AR), las cuales había “consensuado” con CFK, tomé nota de las mismas para tenerlas presente, pues no tenía muchas esperanzas que sucedieran. En especial porque estos anuncios se realizaban en el marco de una puja con uno de los sindicatos más pesados de la industria aerocomercial (APTA, sindicato que tiene la personería gremial para representar al personal técnico) y se realizaron luego de haber traspasado el control de tránsito aéreo nuevamente a la Fuerza Aérea (recordemos que NK había hecho el traspaso a la órbita civil en el año 2007). Todas las medidas anunciadas eran muy coherentes desde el punto de vista económico, lo que hacía su cumplimiento más inverosímil todavía.

A fines de febrero taché el primer punto de mi lista: efectivamente AR desprogramó a los viejos e ineficientes aviones Boeing 747 con los que volaba a Madrid en forma diaria (nota al margen: La semana pasada se lo llevó Moreno para ir a comer un asado a Angola con sus amigos, pero no vuela más en forma regular). El objetivo es dejar de quemar combustible, tema que últimamente está ardiendo en el Gobierno.

Leer el resto de esta entrada »


Billetes para todos

24/02/2012

Hasta la tragedia de Once, el tema del mes venía siendo el de las relaciones non sanctas entre Amado Boudou y la impresora Ciccone resucitada con The Old Fund. Recuerdo haberme enterado de este nuevo ejemplo de corrupción a través del blog de Jorge Asís, y haber pensado en ese momento que entendía mejor el por qué no tenemos papel moneda de mayor denominación que el Roca de cien pesos.

La hipótesis más barajada por analistas hasta la fecha, la menciona un post reciente de Cosas que Pasan, era que el gobierno se rehusaba a convalidar la inflación acumulada desde la intervención del INDEC (nota al pie: con respecto al INDEC ver lapidario editorial en el último The Economist). Con el mismo argumento se podía publicitar la innovación como respondiendo a la mayor riqueza genuina de los argentino. Creo que al kirchnerismo le hubiese encantado construir este relato, de paso estampando la cara de Néstor en uno de los billetes.

La sucesión en el tiempo de los acontecimientos es sospechosa. Fue a mediados de 2010 que la Casa de la Moneda vió su capacidad sobrepasada para abastacer los billetes de cien que la emisión del BCRA necesitaba y se recurrió a Brasil. Los primeros pesos “reales” llegaron al país en diciembre de 2010. A causa de posibles problemas de abastecimiento un diputado de la oposición sugirió la entrada en circulación de un billete de 200 pesos. Lo que en ese momento no sabíamos, para entender la sordera oficial, era que en octubre de ese mismo año Boudou y sus amigos estaban levantado la quiebra de Ciccone.

Leer el resto de esta entrada »


Los muertos de Cristina

22/02/2012

Aclaro de entrada que este es un post escrito con rabia. La tesis principal es que el gobierno nacional carga con la responsabilidad por los más de 50 muertos en el choque de un tren en la estación de Once esta mañana. Pero la furia es también con una sociedad anestesiada que acompaña infantilmente las políticas populistas que en varios ámbitos representaron pan para ayer, y hambre (y muerte) hoy.

Antes de salir de mi casa esta mañana vi los primeros flashes de la noticia en internet y escribí un twit indicando que este, y varios accidentes en años recientes, era el resultado lógico de una política de congelar las tarifas de los medios de transporte en la Capital. Las empresas concesionarias no tienen los ingresos suficientes, ni los incentivos, para mantener (menos aun mejorar) la calidad del servicio de transporte que proveían en los (ya no tan fatídicos) noventa.

Vivo en Belgrano y trabajo en Punta Chica, con lo cual suelo tomar el Mitre ramal Tigre para ir a trabajar (me beneficio de ir en sentido contrario de la hora pico). Como tantos usuarios de este servicio puedo atestiguar que la calidad del mismo venía en franca decadencia. Servicios que no respetaban la frecuencia que debían tener, formaciones que quedaban fuera de servicio a mitad de camino bloqueando por treinta minutos (en promedio) todos los convoyes que venían detrás. Como decía en el twit, “viajes baratos peligrosos” (nota al pie: Ya es hora que se abra al tránsito la calle Mitre a la altura de Cromañón. Como en casi todo los argentinos necesitamos una tragedia para tomar medidas obvias).

Leer el resto de esta entrada »


La verdadera batalla detrás del dólar

31/10/2011

La semana pasada escribí una primera nota especulando sobre las medidas económicas del tercer gobierno kirchnerista. Me concentré en tres escenarios de la economía global, de los cuales el intermedio sigue siendo el más probable luego de una nueva ronda de “parches” en Europa.

En este contexto llama la atención, desde una óptima puramente técnica, que se anunciaran medidas para intensificar el control de cambios (recordemos la primera ley de marketing: para hacer algo atractivo hay que prohibirlo… empezando por la manzana de Adán y Eva). Pasadas las elecciones, con la incertidumbre mundial atenuada, el real apreciándose, estaban dadas las condiciones para deslizar el dólar, hasta digamos 4,50 pesos, y cerrar así la sangría de reservas por reducción de expectativas devaluatorias (hoy Carlos Pagni acierta en decir que se espera una devaluación “a falta de otras políticas”, y Eduardo Levy Yeyati en este post también admite que “cuesta entender la estrategia del gobierno”)

Me parece que para entender el refuerzo del control de cambios hay que hacer una lectura política del interregno entre el segundo gobierno K y el tercero que verá la luz de acá al 10 de diciembre. Hay una lucha de poder dentro del oficialismo que se vislumbraba antes de las elecciones y ahora se desata con fuerza. Fenómeno cuantificado por Joaquín Morales Solá ayer en La Nación al notar que Cristina dialoga con siete ministros de Economía (y por si hiciera falta, aclara que cuando hay siete no hay ninguno).

Leer el resto de esta entrada »


Aníbal Fernández y el costo de vida

27/09/2011

Ayer, el jefe de gabinete del gobierno nacional, Aníbal Fernández, dijo que no es lo mismo el costo de vida, que el índice de precios al consumidor. 

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, avaló la teoría de la “inflación del supermercado” que utiliza el jefe de la CGT, Hugo Moyano, para discutir aumentos de salarios con los empresarios, al reconocer que la suba que se registra en las góndolas pueden ser más elevadas que las que registra el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec)…

“Hay una importante cuota de mala leche a la hora de explicar la inflación. Una cosa es la inflación, otra es el costo de vida y otra es el índice de precios al consumidor. Nosotros medimos el índice de precios al consumidor”, afirmó el jefe de Gabinete de Ministros.

Ciertamente tiene razón que no es lo mismo el costo de vida que el IPC. El costo de vivir con tipos como Aníbal Fernández, o Guillermo Moreno, como funcionarios públicos es infinitamente más alto que lo que pueda llegar a medir el INDEC. 


Avance K sobre el mercado aeronáutico

26/09/2011

por Ariel Meije

Hace casi un mes, en esta nota en La Nación, se daba cuenta del avance del Estado sobre la industria aérea argentina. Si bien la noticia es relevante, desde mi punto de vista se quedaron cortos.

El  disparador de la noticia es que el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) había quedado en manos de Manuel Balardón, un abogado K vinculado a La Cámpora. Junto con Recalde (AR) y Granados (ANAC), Balardón (ORSNA) constituye la tercera pata de una mesa chica en donde se decide la forma de operar de una industria compleja, con pocos jugadores y con una enorme capacidad de generar recursos.

Leer el resto de esta entrada »


Randazzo, censura a los medios, y el caso Candela

02/09/2011

Cuando el miércoles vi en internet las declaraciones de Florencio Randazzo, ministro de Interior, acusando a los medios de haber “condicionado a los gobiernos democráticos de los últimos 30 años” supe que este iba a ser tema de un post. Pero recién hoy logré atar los cabos sueltos de este episodio, que vinculo con el asesinato de Candela. Refresquemos los hechos para el lector empezando por las polémicas afirmaciones del ministro:

“No creemos que deba haber un enfrentamiento [contra la prensa], pero nosotros estamos convencidos de que estos medios han condicionado a los gobiernos democráticos de los últimos 30 años, que tuvieron legitimidad de origen, pero no en el ejercicio, y así terminaron”, dijo ayer Randazzo a radio La Red.

Leer el resto de esta entrada »


La privatización de los ñoquis

08/07/2011

Hace tres meses escribí este post sobre el DNU que Cristina usó para aumentar el número de directores que la ANSES puede nombrar en las empresas cuyas acciones heredó con la expropiación de las AFJP. Techint fue la única empresa que se atrevió a desconocer el DNU y cuestionar su constitucionalidad en la Justicia. La Nación informa hoy que esta empresa está negociando un acuerdo con el gobierno. 

Lo que más irritó a Techint fue la designación de Axel Kicillof (“conocido” de la casa, criticado por mí en este post, y por Enrique Kawamura en este otro) como uno de los directores de la ANSES: 

El ingreso de Kicillof, economista de la agrupación juvenil kirchnerista La Cámpora, fue el detonante en la relación entre el grupo industrial más importante del país y el Gobierno. Techint se opuso a la postulación y cuestionó la constitucionalidad de la norma que derogaba el tope. Paolo Rocca, presidente del grupo, dijo públicamente entonces que se habían cambiado las reglas de juego y que ofrecía comprar la porción de acciones que tenía la Anses. Pero la Casa Rosada jamás aceptó vender su participación.

Leer el resto de esta entrada »


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 105 seguidores

%d personas les gusta esto: