Krugman en Argentina

Los lectores asiduos de este blog sabrán que seguimos especialmente lo que Paul Krugman tiene para decir, lo que se puede ver ya que no solamente tenemos un link a su blog, sino que hay un enlace que sigue las tres últimas entradas en el mismo. Esto no quiere decir que dejemos pasar las oportunidades que Paul nos da para criticarlo cuando comete alguna gaffe. Recientemente señalé que los gráficos que usaba para mostrar que EEUU está en camino a una depresión deflacionaria à la Japón eran consistentes con la trayectoria de la inflación nucleo tras la anterior recesión que sufrió la economía norteamericana (y no soy el único en criticar su conclusión apresurada).

Que Krugman suele irse de boca lo se desde que fui oyente en un curso sobre comercio y salarios que dictó en MIT en 1997. En una de sus clases mostró un modelo de tipo de cambio de equilibrio y concluyó que como el mismo estaba claramente sobrevaluado en Argentina había que devaluar. Yo no estuve de acuerdo (recuerden que estábamos en el período post-Tequila, con la economía creciendo al 9% y la inflación en cero) y le dije que dada la historia reciente del país – a menos de siete años del último pico hiperinflacionario – abandonar la convertibilidad podía ser traumático. No quiso dar el brazo a torcer y la cosa quedó ahí. Pero por unas semanas. Más tarde en ese semestre me enteré que una alumna le preguntó por mail sobre la apreciación del peso y su respuesta fue más realista. Transcribo pregunta y respuesta (que esta alumna me forwardeo):

Professor Krugman
As I sit here writing about Argentina’s reform and stabilization program and thinking about its future, I was wondering why you believe the peso to be overvalued.  Would you mind sending me a reply, maybe directing me to anything you or others have written on the topic?

I think you want to make distinction between two questions: is the peso overvalued, and should it be devalued. I think there is an overwhelming case that it is overvalued – that is, Argentine relative wages and prices are above the level that they would be at in a world of full price flexibility, and if there were no other considerations Argentina would want a looser monetary policy and a weaker peso. It’s a different question to ask whether the cost of abandoning the convertibility law in terms of Menem’s credibility and all that is worth it. Maybe not. If you like, Argentina is in the sort of situation in my paper on balance of payments crises: e* is above e, but there is a cost to changing e. So the peso is overvalued – but that doesn’t necessarily mean it should be devalued.

Con esta introducción vayamos a ver las cosas que dijo Krugman en su paso por nuestro país, donde dió una charla en la convención anual de la Cámara Argentina de la Construcción:

  1. Que EEUU transita por la misma senda de estancamiento y deflación que sufrió Japón hace 18 años. Esta visión ya la critiqué arriba.
  2. Dijo que Brasil es una futura potencia mundial y la locomotora de América Latina (a contramano de la opinión de Lucas Llach ayer, yo me ubico en una posición intermedia).
  3. No se mostró preocupado por el nivel de inflación en Argentina, y dijo que “es un tema a resolver pero no traerá consecuencias dramáticas”, en línea con mi creencia que el país puede frenar la inflación en poco tiempo y sin costos sobre el nivel de actualidad (leer esto y esto).
  4. Los nubarrones en la economía mundial están en Irlanda, Portugal y España (por la rigidez del euro y las preocupaciones de los mercados de deuda sobre la capacidad de pago de los respectivos gobiernos), y en EEUU.

Respecto del último punto, hay consenso que el rescate irlandés no alcanzó a sorprender a los mercados y luego de su anuncio hubo contagio sobre la deuda en Grecia, Portugal y España. En el último número de The Economist hay un editorial que resume la situación, resaltando la inercia que Zapatero tiene para realizar refomas estructurales en España, y como las medidas que tome en el corto plazo definirán el “futuro del euro”.

Lucas Llach en un cálculo aproximado parece indicar que España está condenada a seguir en el euro. Yo opino lo mismo: Zapateuro tiene que ponerse las pilas y no solo ocuparse de sus zapatos.

Martín

Lo que está pasando en Europa merece uno o varios post aparte. Irlanda tiene un problema fiscal (con un déficit de 32% del PIB) y me imagino que la recaudación se irá a desplomar con el violento ajuste anunciado. Claro que si el paquete de ayuda es infinito siempre se puede salir adelante, el tema es a qué precio. Krugman dijo que no está siguiendo de cerca la coyuntura argentina, y que eso debe ser bueno. Hay que reconocer que viendo lo que ocurre en Europa, la intervención al Indec parece algo menor. S.

Anuncios

14 Responses to Krugman en Argentina

  1. Cole Trickle dice:

    El mail forwardeado de Krugman es el highlight del post. Gran aporte

    Con respecto a la inflación crees que el pedido de ayuda al FMI (aunque sea una cuestión 100% política) es un paso hacia intentar solucionar el problema? O simplemente tiene como trasfondo volver al financiamiento externo?

    Saludos

    • mgeiras dice:

      Cole, este gobierno no puede frenar la inflación aunque se lo proponga porque no tiene credibilidad, y con expectivas de alta inflación lo óptimo es convalidarla. Para mi el pedido de ayuda al FMI es una revisión del Artículo 4 encubierta y el gobierno busca cubrirse ante un eventual shock externo (desaceleración de precios de commodities o devaluación de Brasil). Ayer Ambito Financiero publicó una entrevista que me hicieron donde hablé sobre estos, y otros, temas.

  2. Frank Pentangeli dice:

    Tenés el link de la entrevista?
    Googleando solo encontré una cita en Tiempo Argentino

    • Cole Trickle dice:

      Adhiero. A mi me pasó lo mismo

    • mgeiras dice:

      Yo no pude encontrar nada más que lo que reportaron los diarios (La Nación, Clarín, Página 12). Krugman aparentemente tuvo una entrevista con el programa A dos voces, pero en la página web de TN traté cuatro veces de ver el video del programa y siempre se me corta en el medio de una mesa sobre el Indec.

  3. Fernando dice:

    Martín, hay algo que me parece naive del mail de Krugman a tu ex-compañera. Si el TCR estaba por sobre su nivel de equilibrio, por qué no ajustaba vía precios?? Ok, ajustar los precios puede implicar costos (de menú) y eso puede causar rigideces nominales grandes a nivel agregado (Mankiw 1982). Pero,¿por cuanto tiempo son inflexibles los precios? Porque el TCR no se movió hacia abajo hasta recién el 99 y en ese período la economía argentina encima sufrió un crecimiento importante… En ese sentido, yo no me compro mucho lo que decía Krugman. Por más que su modelo lo diga, tendería a creer que hay algo que no está captando o algún parámetro mal calibrado lo cualquier cosa… Es como los que dicen que el TCR del 1 a 1 quedó atrasado por la alta inflación que hubo en el comienzo del programa, como si la inflexibilidad de precios pudiera durar 10 años!! Si en los modelos Neokeynesianos básicos siempre se pone tita igual a 2/3 cuando se los quiere matchear con data trimestral, por lo que la duración esperada de un precio es de 9 meses…

    Saludos,

    F

    • Fernando dice:

      En lo del tita me refería a cuando la rigidez de precios se la modela “a la” Calvo. Solo x tirar un ejemplo para justificarme…

    • mgeiras dice:

      Fernando, la realidad es que recién después del Tequila la inflación en Argentina pasó a ser cero, y menor a la de EEUU. Hasta ese momento la probabilidad de una devaluación era positiva y medio alta. Dado que se habían pagado los costos y había credibilidad y el país crecía era lícito, en 1997, defender la convertibilidad. Pero igual estábamos expuestos a shocks como fue la devaluación de Brasil, que terminó de matar el 1-1.

      El problema es que ajustar via precios es muy difícil y recesivo. Tiene que ver con que en deflación la tasa de interés real es si o si positiva y potencialmente muy alta. Esto desalienta la inversión y el consumo y deprime aun más la demanda agregada.

      Es este escenario el que Krugman teme para los EEUU, donde él estima que la tasa de interés de equilibrio hoy debiera ser -5% (yo creo que hay un aumento del desemplo estructural y es mayor, entre -4 y -3). El QE te ayuda un poco al bajar tasas de largo plazo, pero igual hay un gap que tarda en cerrarse.

    • Fernando dice:

      Martín, gracias x tu respuesta!

      Lo que me decís sobre la devaluación de Brasil y sobre lo difícil que es ajustar vía precios lo comparto y son los potenciales costos de un TC fijo (que pueden ser menores que sus beneficios, lo que también comparto para el caso de la Convertibilidad). Yo no me refiero a qué tan bueno o malo sea un TC fijo, sino a que no me parece que en el 97 el TCR argentino estuviese sobrevaluado, porque si eso fuese lo que realmente ocurría hubiésemos visto el ajuste vía precios y sus recesivas consecuencias mucho antes de lo que efectivamente ocurrió (de vuelta, porque los precios tampoco son taaan inflexibles)… De hecho Cavallo dice que se tendría que haber salido del 1 a 1 y dejar flotar el peso en 1997, que en dicho escenario el peso se hubiese apreciado y ahí muchos de los contratos que aun estaban en dólares, sobre todo los depósitos, se hubiesen pesificado, reduciendo los costos de una devaluación cuando un ajuste a la baja del TCR fuese necesario (algo análogo a lo que dice que hizo Singapur en los 70s). Tampoco comparto esa visión (por lo mismo que no comparto la de Krugman, i.e. no veo movimientos de los precios que avalen que el una apreciación del TCR era una “movida” de equilibrio), solo la traigo a colación porque demuestra que no es tan obvio que el TCR estuviese sobrevaluado en 1997.

      BTW, en los dos comentarios usé la convención gringa de TCR “alto”=país caro o TCR “bajo”=país barato. Me acabo de avivar, igual supongo que todos entendieron…

      Saludos,

      F

    • mgeiras dice:

      La salida de la convertibilidad efectivamente tendría que haber sido cuando el peso tendiese a apreciarse (eso decía Rudi Dornbusch). Pero no estaban dadas las condiciones para ello en 1997. En esto Krugman tenía razón: el peso estaba sobrevaluado y dejarlo flotar hubiera llevado a una devaluación, no una apreciación. Cavallo dice lo que dice porque él ya no era ministro en 1997 y por eso puede decir “yo hubiera hecho esto”. El lunes todos somos DT.

    • Fernando dice:

      Ja, también creo que hay algo de eso, por eso puse el “no es tan obvio”. A lo que iba es a que, por ejemplo, la misma declaración para el período 1999-2001 donde habían claras presiones deflacionarias sería increíblemente ridícula (aunque es trivialmente cierto que las deflaciones tmb. importan por su intensidad, por lo que esto no des-avala estrictamente la hipótesis tuya y de Krugman). En fin… Gracias por el cordial intercambio, Martín.

      Abrazo,

      F

    • mgeiras dice:

      De nada, el intercambio me sirvió además para volver al formato de dos niveles para los comentarios, el tercero se angostaba mucho. Saludos.

  4. Citoyen dice:

    Si admitís peticiones, yo estaría muy contento de leer vuestra visión sobre Europa si la estáis siguiendo.

A %d blogueros les gusta esto: