Reconsiderar la teoría de las Áreas Monetarias Óptimas

Se hizo famosa en los 60 y 70, con el artículo pionero de Mundell y la discusión entre la conveniencia de adoptar regímenes de tipos de cambio rígidos o flexibles. Resurgió en los noventa, con la Unión Europea y las áreas de libre comercio. Más allá de lo que ocurra finalmente con el euro, la teoría de las áreas monetarias óptimas refleja hoy un criterio economicista de tomar decisiones.

La integración monetaria dependía según la teoría de factores económicos como la libre movilidad de factores, el impacto asimétrico de shocks externos, la diversificación de la economía, la disciplina fiscal, la apertura comercial, etc. Se dejaron de lado factores culturales, sociales y políticos que son tanto o más importantes que los económicos.

Son estos factores los que generan diferentes tasas de ahorro en las naciones, diferente tasas de endeudamiento del sector público y privado, diferentes preferencias sobre el sistema tributario, diferente evolución de la productividad del trabajo, de la competitividad externa, etc. Es decir que factores no económicos inciden a la larga en los sistemas económicos siendo fuente de desequilibrios entre los integrantes de las áreas monetarias. La optimalidad se vuelve estática y las trayectorias divergen. El futuro de la Eurozona depende también de factores no económicos: su unidad política y el compromiso solidario entre los miembros.

Santiago

Yo no creo que la teoría deba ser reconsiderada, máxime teniendo en cuenta las dudas de académicos sobre si Europa cumplía o no los criterios para ser un área monetaria óptima hace más de una década cuando el euro estaba en la mesa de diseño. Si pienso que los factores económicos deben ser vistos como necesarios pero no suficientes. Los criterios no económicos entran en juego para la decisión de adoptar o no una moneda común. Los distintos países que hoy usan el euro decidieron de común acuerdo una serie de reglas para hacerlo, nadie los forzó. De hecho hay otros países que por razones económicas, culturales, o políticas están fuera del euro, también por decisión propia. M.

Anuncios

Una respuesta a Reconsiderar la teoría de las Áreas Monetarias Óptimas

A %d blogueros les gusta esto: