Imposible educar al soberano sin federalismo real

Esta nota surgió de un comentario que hice en un post de Rodrigo Sbarra en De cara al 2011. En el mismo menciona a varios políticos (Duhalde, Ibarra) que en otras sociedades estarían “muertos” pero que en Argentina persisten más allá de su fecha de vencimiento. Yo escribí un comentario donde decía que,

Coincido que Duhalde representaba lo peor de la clase política argentina…hasta que su creación lo superó. Gente que respeto y lo ha tratado recientemente dicen que cambió, que tiene un barniz de estadista. Ahora yo me pregunto, ¿no se pueden formar antes de ser presidentes? ¿Por qué somos un país tan generoso que elegimos gente inepta y en el mejor de los casos la primera magistratura les sirve para aprender lo que debían de haber sabido antes de presentarse a elecciones?

Más tarde, Roland Deschain me respondió lo siguiente:

Miremos el lado positivo Martin..ya sabemos que ser gobernador no es condicion suficiente (ve tu a saber si es necesaria) para postularse a Presidente. Aparentemente la gobernacion no alcanzo a formar a Duhalde, Menem o Kirchner para manejar el pais. Lo que es peor, Duhalde no tiene excusas porque fue Intendente, Diputado, Gobernador, Vicepresidente y Senador, antes de ser Presidente. Al muchacho solamente le falto Juez de la Corte Suprema.
Asi que parece que no hay experiencia previa que te prepare, o Duhalde es inepto por naturaleza.

Lo que me dejó pensando que tenía razón: no hay cargos públicos en la Argentina que preparen a una persona para ser Presidente del país. A priori esto no es un problema del sistema político pues, por ejemplo, los EEUU tienen una organización republicana similar, con diputados, senadores, gobernadores, etc. Creo que el problema es el grado de descentralización de facto del poder en nuestro país, donde el federalismo no funciona como debiera. Las Provincias no actúan como un control adicional sobre el gobierno central, en gran parte porque los controles normales de la división de poderes tampoco funcionan como debieran.

En un trabajo de Carlos Gervasoni, “A Rentier Theory of Subnational Regimes”, publicado este año en World Politics, y que vi presentar en la reunión anual de la AAEP en la UBA, el autor compara el federalismo argentino con la “maldición del petróleo” que aqueja a países donde la facilidad de conseguir rentas fiscales sin necesidad de recaudar impuestos resulta en un bajo grado de responsabilidad social de sus gobernantes (debido a que al no pagar directamente impuestos los votantes tienen menos incentivos a controlar el accionar de los dirigentes). En palabras de Ricardo Rotsztein que comentó una versión previa de este trabajo en Finanzas Públicas:

Gervasoni traslada esta situación al Federalismo Fiscal Argentino. En este caso no es la maldición del petroleo la que genera regímenes cuasi autoritarios o mejor dicho regímenes democráticos delegativos con partidos únicos que se perpetúan en el poder, sino que el malvado de la película ahora es el desbalance fiscal vertical o la ausencia de correspondencia fiscal (el desbalance fiscal vertical es la proporción del gasto público provincial que se financia con transferencias nacionales). En ciertas provincias argentinas el grado de desbalance fiscal vertical supera el 70%, en ellas para decirlo mal y pronto “todos maman de la teta del Estado”. En esta situación se repite la situación de “animus participativus” deprimidos, ya que los ciudadanos no tienen incentivos a participar, son freeriders y los políticos opositores no encuentran campo orégano para desarrollar sus actividades de militancia y de fund rising.

Una condición necesaria para que las Provincias recuperen poder real es una reforma de la ley de Coparticipación que mejore el desbalance fiscal vertical. Esta tarea por supuesto que no es fácil, como se puede verificar leyendo alguno de los trabajos que sobre el tema hicieron en Cippec (casi todos ellos con autoría de la amiga Luciana Díaz Frers). Pero si nos damos cuenta que uno de los costos de no encarar esta reforma es seguir condenados a estar gobernados por personas que no son idóneas para el cargo (ya sea gobernador, ya sea presidente), quizás la presión para hacer algo aumente. Quizás.

16 respuestas a Imposible educar al soberano sin federalismo real

  1. Gran post Martín , me alegro que un posteo mio te haya “inspirado”.

    Da para un largo debate, pero a priori te digo que coincido en que el “unitarismo” por sobre el federalismo es una de las limitantes a que los Gobernadores muchas veces deban someterse al Gobierno Central. Ni que hablar si dichos gobernadores no forman parte del “core” del Kirchnerismo ( o del gobierno de turno, creo que los K han hecho de esto una práctica cotidiana pero imagino que muchos gobiernos optarían por el mismo camino).

    Con respecto a la Reforma de la Ley de Coparticipación me tocó seguir de cerca la actividad parlamentaria durante 2010 y te puedo decir que ni siquiera la oposición plantea seriamente reformarla. O, si lo hacen, no buscan una reforma tributaria mrs progresiva sino que buscan perpetuar impuestos que debieran ser modificados (un ejemplo fue la intención de coparticipar el impuesto al cheque). Probablemente por la necesidad de obtener más fondos dentro del esquema actual en lugar de plantear por ejemplo cambiar las proporciones que le correponden a cada una.
    Dicho sea de paso muchas veces no logran explicar por qué cada provincia tiene el porcentaje que tiene (creo que vienen de la época de Alfonsín).

    Por último sobre el eje del post ( la preparación o no de los funcionarios para luego ser gobernantes) creo que , como decís, es un problema del mismo sistema, me parece que el desbalance fiscal vertical puede ser una limitante a que surjan tipos que puedan asegurar una preparación para el cargo pero no puedo afirmar que esa sea la condición principal aunque si me apuras te digo que el sistema hiper-presidencialista seguramente genere que todos quieran ser presidentes muchas veces salteándose pasos importantes que los preparen para serlo (se me ocurre por ejemplo Carrió y su aversión a ocupar cualquier cargo que no sea el del Ejecutivo Nacional)

    En fin, se me hizo largo, imagino que con los comentarios de gente más idónea (que dudo que aparezcan hoy 25/12) se podrá ir dando forma al debate.

    Un abrazo

  2. Mariano T. dice:

    No me parece que Duhalde sea un inepto, ni que lo haya sido en los 90, aunque como gobernador tuvo varias pifiadas.
    Del voto que más me arrepiento de los 7 presidenciales que deposité, fue el de 1999, que fue motivado por una mezcla de gorilismo y permeabilidad al marketing. Debería haber votado a Duhalde en esa ocasión, y voté a un tipo que me constaba que era medio aparato.

    • Mariano T. para mi Duhalde representa lo peor de la “vieja” política (si es que existe una “nueva” para contraponerlo).

      Imagino que de todas formas este posteo no es para hablar de Duhalde per se , pero como yo escribí lo de Duhalde quería dejar aclarada mi postura.

      No entiendo cuál fue el mérito de Duhalde, imagino que tu opinión irá por el lado del campo o de que “arregló” el quilombo post 2001. Yo tengo una lectura diferente pero es opinable

      Saludos,

      Rodrigo

  3. mgeiras dice:

    Rodrigo y Mariano T. gracias por los comentarios. Duhalde sirve de ejemplo de una persona que, como dijo Roland, pasó por varios cargos ejecutivos antes de llegar a presidente, y no estuvo a la altura de las circunstancias (y me alcanzan dos ejemplos: la pesificación asimétrica/corralón, y ponerlo a Kirchner).

    El tema central del post es que Duhalde no es una excepción sino la regla en un sistema de gobierno que es tan centralizado que el poder real de un gobernador, aun de Buenos Aires, es muy limitado.

    Yo siempre pensé que la Ciudad podía ser la excepción porque no necesita fondos de Coparticipación, pero a través del manejo de la policía el gobierno central mantiene al jefe de gobierno con la rienda corta (de hecho Kirchner es un caso extremo que no solo aprovecha las falencias del “federalismo”, sino que usa todos los medios para tratar de aplastar a aquel que intenta levantar cabeza).

    Saludos.

    • Yo iba a ir por el lado de pesificación asimétrica/corralón. Con eso me alcanza. Lo de NK creo que habla de no conocerlo, sino no me lo explico.

      La bonanza económica vs 2001 creo que tiene una explicación simple. Precios.

      Saludos.

    • mgeiras dice:

      De la Rúa con los términos de intercambio actuales terminaba su presidencia en 2007 y entregando la banda a otro radical (o miembro de la Alianza).

    • Cole Trickle dice:

      Si no se le iba todo el Frepaso luego de lo de la ley laboral creo que es probable que al menos terminaba el mandato
      Por eso digo que Duhalde tuvo la suerte que se le reviertan los términos de intercambio. Yo no soy de los que piensa que el “éxito” fue haber devaluado monstruosamente sino que los precios explican la mayor parte de la recuperación

      Un abrazo

    • Mariano T. dice:

      La reversión de los términos del intercambio fue a partir de 2003 y sobre todo desde 2006. En 2002 solo hubo una pequeña recuperación del pozo de 2001, fijate las series de precios.

  4. Fernando dice:

    Llegué tarde, qué pena!

    Es bien interesante tu hipótesis, Martín.

    No hay mucho que agregar, aunque me genera dudas que la solución sea exclusivamente eliminar los desbalances verticales. Tengo entendido que hay países (Australia por ejemplo) que tienen grandes desbalances fiscales verticales y, aún así, su federalismo (valga la redundancia) fiscal, funciona. Me parece que capaz pasa más por la discrecionalidad que por quién colecta los impuestos (al menos en esta dimensión del análisis, está clarísimo que hay otros incentivos que genera esta característica de nuestro federalismo fiscal que seguramente querríamos combatir). Igualmente, no me considero un entendido del tema ni mucho menos (ni siquiera sé si “entiendo” de algo!), así que mi comment es más bien una pregunta. Gracias anticipadas🙂.

    Sldos,

    F

    • mgeiras dice:

      Fernando, acá tarde es 15 días, pues los comentarios se cierran a las dos semanas. Es cierto lo que decís sobre Australia. Por eso al principio de la nota digo que además de la falta de control/independencia de las Provincias, en la Argentina “los controles normales de la división de poderes tampoco funcionan como debieran”.

      El eje de la nota es la poca formación de los gobernadores para ocupar la primera magistratura del país. Por eso el hincapié en corregir el desbalance vertical para mejorar la “accountability” de los gobernadores. La hipótesis es que si un gobernador debe cobrar impuestos en su provincia entenderá mejor lo que podríamos llamar efectos de equilibrio general de sus decisiones y de esta manera se eduque para ocupar el sillón de Rivadavia. Saludos.

    • Guille dice:

      Martin, tenes razon que una promocion pagada con impuestos futuros esta buena. Pero si la que se beneficia es una provincia, entonces los impuestos en cuestion deberian ser ingresos brutos e inmobiliario provincial. Yo me queria referir a regimenes que permiten descontar IVA o IG, pero benefician solo a una provincia. Es un poco injusto no? (BTW, no se si estos regimenes siguen vigentes despues del 2010)

    • mgeiras dice:

      Puede parecer un poco injusto que la provincia A financie la promoción industrial en la provincia B. Pero no está mal que un Estado federal destine fondos para lograr la convergencia en los niveles de desarrollo para que en el futuro las perspectivas de un argentino nacido en A sean iguales a las de uno nacido en B. El problema es que los regímenes industriales, creo, han sido muy mal diseñados y décadas después de estar en vigencia no se produjo la mencionada convergencia (salvo para un puñado de empresarios lobistas). Por eso reaccionamos pidiendo la abolición de estos regímenes cuando antes debiéramos de pensar si los podemos rediseñar para hacerlos funcionar (ahora si me apurás, y dada la calidad de nuestros gobernantes, preferiría el laissez faire).

  5. Guille dice:

    Ademas de la coparticipacion, hay que arreglar (eliminar?) los regimenes de promocion industrial. Me canso de explicarle a parientes y amigos que la bonanza de San Luis se debe en gran parte al gigantesco subsidio que las demas provincias le han dado mediante la promocion industrial.

    • mgeiras dice:

      Guille, la promoción industrial cumple otro objetivo. Por definición debe tener reglas claras (para que la industria pueda hacer inversiones a largo plazo), y en la medida que incremente las bases tributarias futuras de una provincia es una contribución en la dirección de mayor responsabilidad fiscal de la provincia.

      Ahora en los hechos hay un cierto abuso de la promoción industrial que termina beneficiando a empresas establecidas en lugar de fomentar la radicación (y creación de nuevas). Pero ese es otro tema, que bien valdrá algún día un post.

  6. Ezequiel Ch dice:

    Creo q ademas hay q tener el cuenta el mapa de coparticipación (http://www.iefer.org.ar/trabajos/FEDERALISMO%20FISCALparaseminario.htm)
    Con esto quiero decir que esta trama hace muy dificil el calculo de lo que corresponde a cada provincia, lo que sumado a la falta de transparencia general en el manejo de fondos, hace que la discrecionalidad aumente.
    Tal vez con formulas más simples y más justas tenderian a bajar los índices de centralización de las decisiones.

    • mgeiras dice:

      Ezequiel, menos discreción en la asignación de fondos ayudaría. En mi opinión la mayor discrecionalidad del poder central se debe justamente a la falta de controles por parte de los otros poderes, y por parte de las Provincias. O sea que veo difícil que se pueda arreglar uno sin el otro.

      El foco de la nota es la poca capacitación que tienen nuestros políticos el día que asumen como Presidentes. Y culpo, en parte, al régimen de coparticipación pues al no tener que responsabilizarse por el cobro de impuestos en sus provincias los gobernadores, como puse en otro comentario, no internalizan los efectos de equilibrio general de sus decisiones (porque nunca toman decisiones económicamente relevantes, salvo cuando emiten cuasimonedas para romper la restricción presupuestaria, pero ese es tema para otro post).

A %d blogueros les gusta esto: