El Pacto Social murió antes de nacer

27/12/2010

En estos días se vuelve a hablar del Pacto Social, nombre grande para un simple intento de acordar precios y salarios. Ante la evidencia de una inflación galopante, que además los medios identifican como causa de los estallidos sociales (via aumentos de alquileres en las villas), el gobierno trata de mostrarse activo en el frente y lograr un acuerdo entre empresarios y sindicalistas. ¿Podrá lograrse el acuerdo? ¿Servirá para algo? Tal vez, y seguro que no.

Hace casi dos meses escribí un post sobre las causas de la inflación en el cual desestimo el valor de las políticas de ingresos. Mi razonamiento es que para combatir la inflación se necesita un mix de política monetaria, fiscal, y de reformas estructurales que hagan creíble un equilibrio con baja inflación. Si esto se hace las expectativas ajustarán al nuevo equilibrio (lo que se conoce como un shock de expectativas) y no será necesario un pacto para garantizar un sendero decreciente de (aumentos) de precios y salarios. Poco después de escribir dicho post, critiqué la defensa del acuerdo tripartito que hizo Eduardo Levy Yeyati en su blog (para quien es un ingrediente necesario para reducir la inflación inercial).

Más allá de la discusión teórica sobre la utilidad de una política de ingresos, la realidad nos está mostrando que el Pacto Social murió antes de nacer. En palabras de Francisco Olivera en La Nación ayer: Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: