¿Es Western Union un depredador?

Hace unos días un amigo me reenvió el siguiente email (solo copio una parte):

Con motivo de las fiestas, Josh, un estudiante de Kenia que estudia en los Países Bajos, reunió sus ahorros de todo un año y los envío a su casa para ayudar a los diez miembros de su humilde familia. Desgraciadamente, la gigantesca agencia de transferencias de dinero Western Union retuvo, por distintos costes, un 20% del dinero destinado a los familiares de Josh.

La historia de Josh se reproduce todos los días, a lo largo y ancho del mundo, a una escala asombrosa. ¡Más de 44 mil millones de dólares se perdieron en cargos por envíos de dinero en el último año! El Banco Mundial recomienda que el coste de estas transacciones no exceda del 5% del total, pero Western Union nunca ha recibido una fuerte presión pública que le lleve a reducir sus escandalosas tarifas.

Si nos unimos ahora en una protesta mundial, podemos desenmascarar y poner fin a estas prácticas depredadoras. Exijamos a Western Union que reduzca sus tarifas a un máximo del 5% para los países más pobres, y cuando la petición alcance 250,000 se la entregaremos a la junta directiva de la compañía, siempre cuidadosa de su imagen pública.

No se si existe Josh, pero el mensaje de los organizadores de esta campaña es claro. Provéen además el link a una página del Banco Mundial que estima los costos de remesas entre distintos países (el más costoso es Tanzania-Kenia). ¿Tiene sentido presionar a Western Union, que quizás sea un monopolio en varios de estos segmentos, a bajar sus tarifas? Para los organizadores de esta campaña – e implícitamente para el Banco Mundial – si, pero yo no estoy seguro que sea la mejor política.

Notemos primero que si WU es un monopolio, lo es en un mercado con libre entrada, de forma que la competencia está latente. Además en varios mercados WU seguramente operará con otros competidores con lo cual su presencia ayuda a bajar los costos de transacción. Si por regulaciones pierde rentabilidad y debe reducir la escala de sus operaciones podría tener efectos nocivos en la competencia en estos mercados y un aumentos en las tarifas (de las otras compañías). Veamos qué dicen algunos estudios académicos.

En “Workers’ remittances: an important and stable source of external development finance” de Dilip Ratha, publicado en 2003 en Global Development Finance, se argumenta que los costos de las remesas tienen un piso dado por la tecnología bancaria disponible en los distintos países. Y al describir los elevados costos de transacción para ciertos países explica que

These charges, which are astronomical in comparison with the costs of bank transfers among industrial economies, are largely due to the fixed cost of wire transfers combined with the fact that the average remittance transaction tends to be small, usually below $200.

En general en países más pobres las transacciones son por montos menores (200 dólares es mucho dinero en Tanzania, pero no en Chile) con lo cual la incidencia de los costos fijos es mayor, y las tarifas cobradas son (en porcentaje) más altas. En “Remittances, transaction costs, and informality” de Caroline Freund y Nikola Spatafora, publicado en 2008 en Journal of Development Economics, se estudian los determinantes del volumen de remesas y de sus costos de transacción. Encuentran que:

[T]ransfer costs are lower when financial systems are more developed and exchange rates less volatile. The negative impact of transactions costs on remittances suggests that migrants either refrain from sending money home or else remit through informal channels when costs are high.

En conclusión, poner el foco en una empresa (Western Union), o en un precio (el costo de las remesas), es incorrecto y puede distorsionar aún más este mercado. Lo que se concluye de estos trabajos académicos es que el Banco Mundial tendría que fomentar políticas que conduzcan a sistemas financieros más desarrollados. Pero no sería necesario relacionar estas recomendaciones con los costos de las remesas, pues tenemos evidencia que estas políticas tendrían un efecto de primer orden en el bienestar (por ejemplo, ver esta nota de Paco Buera en Foco Económico).

Anuncios

7 respuestas a ¿Es Western Union un depredador?

  1. Aro dice:

    Capo, deberías saber que la moda actual es regular, y que no hace muchos la fed propuso cortar los fee de visa y master en un 84%.
    http://www.bloomberg.com/news/2010-12-16/federal-reserve-moves-to-reduce-debit-card-fees-visa-mastercard-decline.html

  2. Aleajacta dice:

    En The Economist han venido ponderando a empresas de servicios teléfonicos africanas que permiten trasnferir créditos telefónicos entre países, eventualmente revendidos, con descuento, por el recepcionista.

    Las ventajas que señalaban era que el descuento era inferior a la comisión de las financieras, que llegaba a cualquier lugar, que no había montos mínimos…

    Los celulares serán “cajas de ahorro”.

  3. mgeiras dice:

    Aro y Aleajacta gracias por los comentarios. Con respecto al punto de Aro estás comparando peras y manzanas. Es muy diferente reducir el costo de un servicio de monopolio natural luego de transcurrido un tiempo prudencial en el cual la inversión (en gran escala) para montarlo está amortizada. En este caso el “servicio” es construir una red de procesamiento de transacciones que hace que una tarjeta de débito sea efectiva como mecanismo de pago. Si las compañías no cobraban ese fee durante una cantidad prudencial de tiempo no iban a tener el incentivo de montar la red. Y por la noticia que linkeas las nuevas tarifas están en línea con lo que se cobra en otros países, o sea refleja el costo marginal de proveer el servicio.

    Lo que provée Western Union ni por las tapas es lo mismo, la inversión no es tan fuerte (por eso la proliferación de transferencias por celular que menciona Aleajacta), y justamente por eso no es un monopolio natural como un mecanismo de pagos (acá tenemos Banelco y Link por ejemplo, y no tiene sentido tener otra red de clearing). Simplemente por la poca escala de operaciones en algunos mercados (segmentos país de origen, país de destino) es la única compañía que provée el servicio de transferencia de remesas, y por eso digo que es un monopolio contestable (con competencia latente).

    Aleajacta, los teléfonos celulares no solo están aumentando la productividad en Africa al reducir costos de transacciones financieras, sino que hace tiempo que se documentaron efectos directos. Un ejemplo, que también salió en The Economist, es el de análisis del mercado de pescado en una región de India de Robert Jensen, publicado en 2007 en Quarterly Journal of Economics. En ese paper muestra:

    Using microlevel survey data, we show that the adoption of mobile phones by fishermen and wholesalers was associated with a dramatic reduction in price dispersion, the complete elimination of waste, and near-perfect adherence to the Law of One Price. Both consumer and producer welfare increased.

  4. Gonzalo W Costa dice:

    Tema delicado si los hay . . .muy buen post. No solo hay que analizar las consecuencias (altas tarifas fijas) sino las causas que dan origen a las mismas. Seria interesante indagar, por ejemplo, porque en nuestro pais otros “experimentos” tipo WU fracasaron. Por otra parte saber “cuantas” transacciones deben realizar para mantener el negocio en un punto de equilibrio y finalmente, ¿no creen que es muy facil meterse con los negocios de los demas en vez de estimular la competencia?

    • mgeiras dice:

      Gonzalo, efectivamente es un tema delicado. Como menciono al final hay mucha evidencia que un sistema financiero desarrollado tiene un efecto positivo para el bienestar (no es solo correlación, hay varios trabajos tratando de encontrar la relación causal, el que más me gusta es el de Rajan y Zingales: “Financial Dependence and Growth“, publicado en 1998 en el American Economic Review), con lo cual es crucial comprender las razones por las cuales la mayoría de los países de desarrollo bajo o medio (como Argentina) no incentivan la intermediación financiera formal. Obviamente para intentar encontrar una explicación será necesario modelar no solamente los aspectos económicos del problema, sino también sus aspectos políticos.

  5. Tomás dice:

    Interesante post..un punto que se me ocurrió. Vos decís que la incidencia de los costos fijos es mayor en los países más pobres porque ahí se transfieren menores montos. Pero en ese caso vos estás suponiendo que mantener un WU en todos los lugares es lo mismo. Y el sueldo, alquiler, impuestos y cualquier otro gasto en términos relativos va a ser más bajo. Entonces no veo por qué no pueda aplicarse otra tarifa para esos países.
    Saludos

    • mgeiras dice:

      Tomás, es cierto que los sueldos promedios de países más pobres son más bajos y quizás el mantenimiento de una oficina de atención al público de WU cueste menos dinero (y ojo que mientras que una oficina en Argentina se puede manejar con personal “no calificado”, una en Tanzania requiere personal calificado). Pero los costos fijos a los que me refiero son los de una transferencia, costos asociados a la tecnología bancaria existente en esos países. En una de las referencias que puse dice

      due to the fixed cost of wire transfers

      refiriéndose a estos costos.

A %d blogueros les gusta esto: