La conspiración kirchnerista

Este gobierno, tan propenso a las teorías conspirativas, está siendo afectado por una “conspiración” autogenerada. Quien viene siguiendo el escándalo del tráfico de 944 kg de cocaína capturados en Barcelona en un avión que salió de Buenos Aires, sabrá que la droga no fue embarcada en Cabo Verde, sino en nuestro país. Y que el último descubrimiento, nota de tapa el sábado en La Nación y Clarín, fue que las autoridades españolas estaban al tanto del envío y no alertaron a sus pares argentinos. En palabras de Carlos Pagni en nota del domingo en La Nación:

[L]a incógnita más relevante es otra: ¿por qué los Estados que desbarataron la maniobra desistieron de pedir la colaboración argentina? Fue el gobierno español, que se dice amigo de los Kirchner, el que desnudó esa prescindencia. Su vicepresidente, Adolfo Pérez Rubalcaba, reveló que la Guardia Civil le había anticipado que un avión cargado de drogas llegaría desde Buenos Aires. Las sospechas de la diplomacia norteamericana sobre la verdadera vocación del kirchnerismo para combatir el tráfico de drogas, filtradas en WikiLeaks, adquieren ahora otro valor.

Ya de por sí un mazazo enterarnos de esta forma que el gobierno de Cristina tendría lazos con el narcotráfico pesado (al menos lo sospechan otros países). Ya sabíamos que había una conexión por la contribución de traficantes de efedrina a su campaña presidencial en 2007, pero esto es peor aún. Dado que vivimos en Argentina, la noticia no queda acá. Para evitar que los diarios con esta noticia llegaran a sus lectores el gobierno apadrinó un bloqueo de sus plantas impresoras. A pesar de tener una orden judicial (del juez Gastón Olivera) de impedir interferencias a la circulación de medios impresos, la ministra Nilda Garré no ordenó la actuación de fuerzas de seguridad. Como la frutilla del postre tenemos las declaraciones del bufón de la Corte via twitter:

Bloqueas Clarín: ataque libertad d expresión. Bloqueas casino: ataque a la diversión. Bloqueás fabrica colchones: ataque derecho al descanso

Más allá de mostrar una vez más el costado beligerante del kirchnerismo, la pobre formación de sus “cuadros universitarios”, y su arbitrariedad sobre quienes tienen que cumplir con la ley, y quienes pueden violarla, este episodio muestra la torpeza del gobierno para enfrentar la “conspiración de los medios que quieren endosarle a funcionarios públicos participación en el contrabando de drogas desbaratado en España”. Después de semejante demostración a mi no me queda la menor duda que hubo funcionarios implicados en este delito (y que si hay una “conspiración” es de génesis propia del kirchnerismo). Además si uno analiza la forma en que se hace política en el país esta afirmación es más que creíble.

En Argentina, como en gran parte del mundo, el poder político se ejerce a través del poder económico. A diferencia de otros países, la falta de balances y controles permite que en el nuestro este ejercicio del poder sea discrecional, y generalmente por canales informales. Ayer en la sección Enfoques de La Nación, María Ollier escribió una nota sobre la inversión de ciertas características de la democracia en nuestro país, tomando como ejemplo la profusión de internas que distintos partidos políticos están discutiendo para evadir las “trampas” de la nueva ley electoral (cuya trampa mayor es no haber sido todavía reglamentada):

[E]n nuestro país, no son las reglas y las instituciones las que delimitan y establecen los términos de la lucha por el poder sino que ocurre a la inversa: el resultado de la lucha por el poder define el cumplimiento, el cambio o la violación de las reglas. La subordinación de las reglas al resultado de la lucha política -que por supuesto se refleja en el Parlamento- y, en consecuencia, a la voluntad del ganador, constituye el rasgo central de nuestra debilidad institucional, de la cual deriva su inestabilidad.

Es sabido que Néstor Kirchner cuando decidió volcarse a la política empezó amasando dinero y que para ello hizo negocios inmobiliarios en Santa Cruz. También es sabido que siendo gobernador invirtió alrededor de 500 millones de dólares de recursos de esa provincia en el exterior sin conocerse hasta la fecha qué destino tuvo ese dinero (es inmediato suponer que al menos sirvió de “colateral” para sus campañas políticas). Con el reciente escándalo de Wikileaks, se hicieron públicas las palabras de Bernardino León, Secretario General de la Presidencia Española, sobre los políticos en nuestro país:

Algunos viven de acuerdo con el viejo dicho de que un político que es pobre es un pobre político.

Y como mencioné anteriormente, traficantes de efedrina contribuyeron a la campaña presidencial de Cristina Kirchner hace cuatro años. Todo esto hace creíble que un gobierno con pocos escrúpulos pueda llegar hasta permitir la libre circulación de estupefacientes en el país a cambio de una coima para financiar la “necesaria” maquinaria del poder.

Es importante que en este año electoral los votantes independientes tengan presente esta característica del kirchnerismo: tiene tanta sed de poder que no repara en quién pone dinero para su campaña. Más allá de algunos aciertos de política, los votantes de un país serio (o que aspiran a que lo sea) no debieran recompensar a un gobierno que es más tolerante con el narcotráfico que con los medios, arbitrario en el empleo de la fuerza, y corrupto hasta la médula.

Anuncios

20 Responses to La conspiración kirchnerista

  1. peluffo dice:

    siguiendo tu linea de pensamiento, los gobernates (actuales y anteriores, ambos de distinto signo politico) del mayor consumidor de droga del mundo, al abastecer profusamente semejante mercado consumidor, no tienen verdadera vocacion de combatir el trafico de drogas??
    “Todo esto hace creíble que un gobierno con pocos escrúpulos pueda llegar hasta permitir la libre circulación de estupefacientes en el país a cambio de una coima para financiar la “necesaria” maquinaria del poder.” es aplicable a USA? salute

    • mgeiras dice:

      Yo creo que EEUU, y otros países incluyendo la Argentina, debiera legalizar el consumo de drogas blandas, para reducir así los efectos nocivos del tráfico de estupefacientes. Hace dos meses California realizó una consulta popular para legalizar el consumo de marihuana y no fue aprobada (obtuvo 43% de los votos). Eventualmente en el futuro lo será.

      En cuanto a la aplicación a EEUU de la frase de mi nota, no corresponde. En ese país hay varios controles sobre el accionar de los distintos poderes de gobierno que resultan en que es practicamente imposible que el narcotráfico le financie la campaña presidencial a Obama u otro político que se presente.

    • Salvador Estado dice:

      Si en USA encuentran que un politico recibiò cheques de cuatro tipos que despues aparecen muertos por una reyerta entre traficantes de efedrina la presiòn de los medios es tal que a los cinco minutos està renunciando y al dìa siguiente està frente a un juez intentando explicar el hecho. Aunque sea Obama el implicado (Bueno a Obama puede ser que la prensa le de un poco mas de tiempo). Asi que la frase no es aplicable a USA.

  2. peluffo dice:

    Es muy flagrante tu contradiccion, te recomendaria encarar por otro lado la critica al gobierno, saludos

  3. MAGAM dice:

    Uhhh!!! Te fuiste a los tomates!!!

    • mgeiras dice:

      Si? Te parece que la tapa del sábado no tuvo nada que ver con el bloqueo de las plantas impresoras de Clarín y La Nación?

  4. fede dice:

    el problema de santa cruz y el trafico de drogas viene desde los 80s la operacion langostino fue la primera megacausa de narcotrafico en argentina e involucraba a conarpesa y otros grande amigos de los ka desde hace 20 años
    la diferencia entre el manejo de droga que puede tener un kirchner con un duhalde es que kirchner era de exportacion y el otor para el mercado interno

    • mgeiras dice:

      Si, no voy a decir que la droga se comenzó a traficar en 2003. Lo que es llamativo es que operaciones anteriores se realizaban en territorio argentino gracias a información que proveían terceros países, pero que ahora esos países (España al menos) no confiaron en los funcionarios argentinos y esperaron que la droga llegara a destino para decomisarla. Según la nota de Pagni que cité:

      Sólo en dos ocasiones se registró en la Argentina un volumen de cocaína superior al capturado en Barcelona: el operativo Strawberry, en 1997, con 2217 kilos, y el operativo Café Blanco, en 1995, con 1030 kilos. La diferencia es que en aquellas ocasiones el cargamento fue detectado fronteras adentro, porque los países cuyas fuerzas de seguridad estaban tras la pista del delito pidieron la asistencia de las autoridades locales. Esta vez los estupefacientes entraron y salieron sin que el aparato de control activara una sola señal de alarma.

  5. jcarlosm dice:

    Y los operativos ‘Manzana Blanca’ y ‘Guerreros de los Balcanes’ qué fueron? (por dar algún ejemplo)
    Curioso que se desestime Cabo Verde como lugar de embarque de la droga cuando es uno de los principales destinos africanos (como intermediarios últimos en la ruta europea) de los cargamentos de cocaína provenientes ya sea de Colombia, Perú o Bolivia, que son transportados por vía marítima desde Brasil o Venezuela.

    • mgeiras dice:

      jcarlosm, en un comentario anterior menciono dos operativos importantes que tuvieron lugar en los noventa. La novedad no es que la Argentina es un “país de tránsito”, sino en que el país receptor de la droga tenía conocimiento del envío y no compartió esta información con las autoridades argentinas. De esta actitud se deduce que desconfía de la capacidad de nuestras autoridades para llevar a cabo el decomiso, o lo que es lo mismo, se sospecha que funcionarios argentinos están en connivencia con los narcotraficantes. Esta es la noticia.

      En cuanto a Cabo Verde según lo que leí la escala allí fue de 50 minutos con lo cual sería muy difícil que la droga fuera cargada allí. Los investigadores locales requirieron información de la computadora del avión para ver por el pesaje si se puede descartar completamente esta posibilidad, y determinar si la droga se cargó en Morón o en Ezeiza.

    • jcarlosm dice:

      Me refiero a tu cita de Pagni “Sólo en dos ocasiones (…)”, cosa que evidentemente no es cierto en base a los dos casos que mencioné, y en ambos se trató de operaciones conjuntas.

      O sea que los investigadores requirieron información para determinar si la droga se embarcó acá? Leyendo tu texto se desprende una confirmación que no es tal entonces…

    • mgeiras dice:

      OK, creo que Pagni se refiere a operaciones de decomiso realizadas en territorio argentino. “Manzana blanca” se confiscó en Brasil (embarque argentino con destino a España) con colaboración de inteligencia argentina.

      Supongo que de la información del avión se podrá determinar exactamente donde se embarcó la droga. Por información ya existente – la duración de la escala en Cabo Verde – parece difícil que haya sido cargada fuera del país.

  6. Mariano T. dice:

    La demora inexplicable en la radarización es otro indicio.

    • mgeiras dice:

      Mariano es cierto, llevamos más de diez años escuchando hablar del “Plan Nacional de Radarización” y nadie lo logra hacer.

    • Lo de los radares es otro ejemplo más de la falta de inversión en infraestructura.

      Hay miles de ejemplos (el último es la inauguración del tramo de autopista Rosario-Córdoba, hagan las cuentas de cuánto tardaron en hacerla…)

      Saludos

  7. Best Seller dice:

    Creo que tu odio por este gobierno te está cegando un poco…no te parece una teoría conspirativa lo que acá decís? No mostrás ni un solo fundamento sólido que relacione el narcofráfico con el gobierno.
    Saludos.
    Best

    • mgeiras dice:

      Te copio lo que respondí antes a MAGAM, porque construí toda la nota alrededor de este hecho: “Si? Te parece que la tapa del sábado no tuvo nada que ver con el bloqueo de las plantas impresoras de Clarín y La Nación?”

    • Best Seller dice:

      Si la nota hubiese sido tan importante como decís, no creés que tendría que haber sido la nota de tapa? No encuentro en este momento la de La Nación pero por lo menos la nota de tapa de Clarín fue sobre la inflación.

    • mgeiras dice:

      Es la nota de tapa en La Nación. Es cierto que no es la nota de tapa en Clarín, pero está en la tapa de este diario.

  8. […] de diarios con el fin de censurarlos Hace casi dos semanas escribí un post donde relacionaba el bloqueo de las plantas impresoras de Clarín y La Nación con las tapas del […]

A %d blogueros les gusta esto: