El agua y el aceite

El puerto de Rosario está paralizado hace ocho días por un conflicto gremial extorsivo. La CGT San Lorenzo reclama que los empleados portuarios reciban la misma remuneración que los aceiteros: $5000 mensuales. Pero no es lo mismo el agua que el aceite, porque obviamente no es igual la productividad de un aceitero que la de un portuario. Salvo para Walter Cabrera, secretario general del mencionado gremio que este lunes dijo:

A nosotros no nos gusta, pero si es necesario, lo vamos a tener que hacer [cortes de ruta]. Queremos condiciones de higiene y seguridad y una equidad salarial. Por lo menos, llegar a que las categorías mínimas tengan la equiparación salarial de los compañeros aceiteros.

Es cierto que existe una correlación positiva entre los salarios de diferentes ocupaciones dentro de una misma empresa (se puede consultar el trabajo de Lawrence Katz y Larry Summers, “Industry Rents: Evidence and Implications” publicado en 1989 en Brookings Papers que muestra que personal de maestranza y secretarias ganan más en industrias donde el salario promedio es más alto). Esto se puede explicar por presiones éticas dentro de la empresa, o por la presencia de rentas a nivel industria como hacen Katz y Summers. También por la presencia de complementaridad de habilidades en la función de producción, como hace Michael Kremer en “The O-Ring Theory of Economic Development”, publicado en 1993 en el Quarterly Journal of Economics.

Pero tanto la evidencia como las explicaciones teóricas se vuelven inservibles para explicar el conflicto en el puerto de Rosario. Como ya dije, no tienen la misma productividad los aceiteros que los portuarios. Sin embargo, si estos últimos tienen poder para cortar el acceso al puerto sin que la Justicia intervenga y restablezca el orden, entonces es en función de su capacidad de daño que pueden llegar a equiparar el ingreso de los primeros (nótese la similitud con los “trapitos” en la Capital que reciben un ingreso a cambio de no dañar nuestros autos). Esta capacidad de daño se puede ver en los costos que tuvo el paro hasta la fecha y los que podría tener si por continuar en el futuro se desvían compras de nuestro país a otros productores. Según esta nota de El Cronista Comercial:

Otro costo que por estos días calculan las empresas es el de los buques parados en el puerto. Cuando una empresa se demora en cargar, por lo general corre con esos costos. Aunque en este caso las firmas pueden alegar la demora por una situación de fuerza mayor, además de que en muchos casos los compradores son sus propias casas matrices, alguien deberá pagar. Con nueve buques en puerto, a un costo diario de u$s 5.000, más otros 12 barcos en rada (aguardando para ingresar al puerto) y otros 21 buques en zona común (al ingreso del sistema del Río de la Plata) a un costo de u$s 36.000 diario, el monto por la espera ascendía ayer a u$s 8,6 millones.

Entonces bienvenida la intervención de Cristina que ayer aparentemente marcó distancias con la modalidad de bloqueos y piquetes tanto de los gremios afines a Moyano como de gremios opositores. Esperemos que su postura sea genuina, y no una mise en scène para apuntalar al kirchnerismo en Santa Fe:

A la hora de hacer gestos con sus hombres en Santa Fe fue equilibrada. Sentó a su lado a Agustín Rossi, jefe del bloque de diputados nacionales oficialistas. Pero llevó en el avión presidencial al ex canciller Rafael Bielsa y lo ubicó en un lugar de privilegio para alguien que actualmente no tiene un cargo institucional. Rossi y Bielsa disputan la candidatura kirchnerista en Santa Fe, mientras se discute también la posibilidad de una alianza con el PJ, que conduce Carlos Reutemann.

Anuncios

10 respuestas a El agua y el aceite

  1. Carlos dice:

    Martín

    a) No se cual es la diferencia de salarios que debería haber entre los trabajos de los portuarios y los de las fabricas de aceite. Pero nada justifica este salvajismo de cortar accesos, tema del cual solamente ayer CFK, y el Ministerio de Trabajo se acordaron y el conflicto ya lleva………..

    b)Solamente un pequeño comentario sobre el costo de los fletes, que no cambia en nada el fondo de tu nota sino mas bien es un footnote por si interesa
    No se de donde saca el cronista sus datos pero:
    i)Es fuerza mayor y no se verá reflejado en los fletes actuales sino el el “premio” que los armadores pidan por venir al Río de La Plata en el futuro, dado el riesgo de huelgas. Es lo que sucedía-hasta fines de los 80- en el pasado cuando en el río de la plata había “congestiones”, de buques: Si estó sucede será un elemento más de calculo de costos del exportador que pasará al productor
    ii) En cualquier caso el “demurrage” que es el precio por día que el buque no trabaja, no es distinto si está en la rada o en el puerto y es el precio del alquiler diario de los buque, que hoy está por debajo de los usd 15.000/día y bajando.Abajo te pongo tres ejemplos de buques cerrados ayer.
    iii) Que el comprador y vendedor sean el mismo es un evento independiente, que no cambia en nada lo anterior.

    Saludos

    31/1 Ecomar G. O. 08 75,093 OLDENDORFF Haizhou WORLD WIDE 10Feb-15Feb 14,000 $/Day 3-5 Months

    31/1 Geosand 05 74,432 OLDENDORFF MUNDRA WORLD WIDE 30Jan-02Feb 13,500 $/Day 2-4 Months

    31/1 Bunga Saga 9 99 73,670 OLDENDORFF SOUTH CHINA WORLD WIDE 05Feb-15Feb 14,000 $/Day 4-6 Months

    31/1 (nombre del buque) Jia Ho 97 (año de construcción)71,678 (DWT). MARUBENE HUANGPU (empresa que lo alquila) WORLD WIDE (donde se entrega el buque al que lo alquiló) Prompt (fecha de entrega) 14,000 $/Day 11-13 Months (duración del alquiler)

    28/1 Thetis 04 73,583 CARGILL JAPAN WORLD WIDE 03Feb-09Feb 13,750 $/Day 11-13 Months

    Nota:Incluye: Nom

    • mgeiras dice:

      Carlos, gracias por tu extenso comentario. Cuando me puse a escribir sobre comercio de granos supuse que te iba a interesar. Coincido que los costos más importantes son los de “reputación” que encarecerán a futuro el comercio internacional, de la misma forma que la discrecionalidad en política (violación de contratos con privatizadas, intervención del Indec, etc.) se refleja tarde o temprano en mayores costos para invertir en el país por el mismo motivo.

  2. Die dice:

    Un comentario / pregunta:

    ¿Como se calcula la productividad entre un portuario y un aceitero? Me gustaría conocer la metodología utilizada. Luego, la pasamos a utilizar para toda la economía, ya que sería fantástico obtener esos valores extrapolados a toda actividad.

    Todo es muy lindo en los modelos económicos, a nivel de considerar el salario como la productividad marginal del trabajador, pero en la economía real, esto no es tan así.

    Negar o enojarse por el poder de paralización de la actividad económica que tiene un gremio, no cambia la situación.

    Argumentar que la productividad no justifica el aumento, es tratar de negar la realidad, diciendo que el axioma en que se basa una teoría no coincide con la misma. Ergo, modifiquemos la realidad.

    Leyendo este post me hizo venir a la mente el chiste que dice que para los economistas, la realidad es un caso especial del modelo considerado.

    • mgeiras dice:

      Die, no se cual es el productividiómetro que te dejaría la conciencia tranquila. A mi me basta con ver las escalas salariales históricas y en otros países, y ello me dice que la productividad de un aceitero es mayor que la de un portuario. Que tanto mayor no se, pero Cabrera quiere mismas remuneraciones.

      Yo me enojo con la parálisis estatal que no pone coto a la capacidad de daño de los gremios. Es como los hijos y sus padres, si los primeros no se portan en forma civilizada puede que sea a pesar del esfuerzo de sus padres (diremos que son mal aprendidos), o puede ser que sea porque son mal educados. En la analogía políticas son los “padres” los que no saben educar a los “hijos”.

    • Die dice:

      Es un punto de vista. Por otro lado, podría argumentar que lo que gana un a aceitero, en comparación con su productividad y las comparaciones internacionales, es baja. Lo único que hacen los portuarios es reclamar lo que corresponde, ya que su salario si podría estar retrasado. Dudo que haya una diferencia muy grande entre la productividad del trabajador de un puerto de Buenos Aires que uno en París, mientras que sus salarios si difieren enormemente.

      De todas formas, este sería un análisis teórico y estaríamos analizando todo desde un plano ideal. En la realidad actual, guste o no, el peso relativo que tiene la productividad de los trabajadores sobre los salarios es baja. Para el caso, podemos ver estadísticas de la década del 70 a la actualidad con la participación salarial como % del producto. La misma fue en caída libre y esta no fue por una caída en la productividad del trabajo, o un mayor aumento relativo de la productividad del capital.

      La explicación más factible es el menor peso de los sindicatos en la economía y su poder de negociación salarial.

      La otra parte, la del enojo, es una posición ideológica, respecto a los “deberes” del estado. No vale la pena discutir, porque no va a cambiar tu punto de vista, ni el mío, por mucho que se argumente.

  3. guido dice:

    Los salarios no los define la productividad marginal del trabajador, sino el poder relativo del que paga y el que cobra. ¿Cual es la productividad marginal de un investigador del CONICET?¿Y de un docente?¿Y cual la de un contador?

    Entiendo que a la práctica del bloqueo debería habérsele puesto coto con una bruta represión en Gualeguaychú o durante el conflicto con los empresarios rurales. Ahora, contra trabajadores, no vale…

    • mgeiras dice:

      guido, obviamente la remuneración se define por un conjunto de variables que incluyen la productividad marginal y el poder de negociación. Sin embargo en el largo plazo la productividad domina porque el empresario ante un gremio conflictivo que quiere extraerle una parte mayor de la renta responde sustituyendo tecnológicamente trabajo por capital. Esto se vió claramente en Francia por ejemplo. Podés consultar este trabajo de Caballero y Hammour publicado en 1998 en el Journal of Political Economy.

  4. santiago dice:

    La “capacidad de daño” de un sindicato es análoga a la capacidad de un empleador para dañar a su empleado dejándolo sin empleo (o de una asociación empresaria para fijar topes salariales).

    Por otro lado, es obvio que en la capacidad de negociación está contemplada la posibilidad de ser despedido o sustituido por bienes de capital. Si los portuarios corrieran el riesgo de ser despedidos, la patronal hubiese hecho valer la amenaza.

    El criterio de la productividad para determinar el salario no tiene por qué importarle a los trabajadores. Eso es un problema de la empresa.

    Me incomoda la idea de que cuando un trabajador le impide al empresario ganar dinero estamos ante un caso de extorsión, pero nadie parece decir lo mismo sobre FIAT Italia, donde los trabajadores debieron optar por perder su trabajo o empeorar sus condiciones laborales.

    • mgeiras dice:

      santiago, lo que a mi me incomoda es que haya grupos a los que se les permite violar la ley para exigir un aumento salarial. Eso es “capacidad de daño”. El uso del derecho de huelga y otras herramientas en la negociación salarial dentro de las normas me parece bien.

  5. santiago dice:

    Defender una ley por el hecho de ser una ley es de un conservadurismo bastante pavote.
    De lo que se trata es de ver si el reclamo es legítimo. De otro modo, no hubiese existido el conflicto por la 125: cortar rutas es ilegal, mientras que firmar resoluciones del Ministerio de Economía no.

    Nada garantiza que una ley sea justa por el hecho de estar escrita. Podemos, eso sí, argumentar que las leyes vigentes son las normas que hemos consensuado provisoriamente. Pero eso tiene límites considerables: nunca consensuamos todos. Cuando las jornadas no eran de ocho horas ni había descanso dominical, los trabajadores que protestaban o generaban disturbios estaban violando la ley para obtener mejoras en su situación laboral.
    Vos, Martín, objetás la legitimidad del reclamo, o del medio de protesta. Estás en tu derecho, pero creo que soslayás la capacidad de daño que tiene la patronal.

A %d blogueros les gusta esto: