Un país corto de ideas

Me siento como Rodrigo Sbarra de De Cara al 2011, que dice que “está corto de ideas“. Pienso que debe ser porque tengo la cabeza metida en un paper que tengo que terminar el martes para mandar a un par de congresos, pero leyendo el diario de hoy (La Nación) veo que es el país entero el que está corto de ideas:

  • Se habría lavado dinero en la campaña presidencial de Cristina.
  • La Presidencia impulsa listas colectoras para sumar votos por izquierda, y restarle votos a Scioli (Daniel aguanta y acumula, ya va a devolver gentilezas).
  • El gobierno (siempre el mismo actor secundario en el rol protagónico) quiere crear un organismo para regular publicidad privada, aparentemente no satisfecho con la expansión del Fútbol para Todos en un Rubgy, Tenis, Básquet, Rock, Cine, etc. para Todos (léase saturación de discurso oficial para todos).
  • De Vido se enojó con EEUU (supongo por los 100 cables que dicen que es corrupto).
  • La oposición sigue adelante con el 82% móvil, un tema de tercer orden en este año electoral, pero aparentemente de los pocos en los que pueden consensuar una política en común.
  • Otra vez caos en Aeroparque y Ezeiza porque un grupo de trabajadores puede violar la ley para fortalecer su reclamo salarial, y gracias a la inflación estos reclamos son más frecuentes.
  • Hablando de inflación, para Cristina hay “dispersión y distorsión de precios” (sic).
  • Un sector de la UIA que debiera dejar la presidencia según un acuerdo pactado en 2005 quiere elecciones internas para mantenerse en el poder.

Tan deprimentes son estas noticias que uno termina leyendo con más interés el caso policial de un adolescente que degolla a un niño de once años. Para terminar este post corto de ideas cito la nota de Luis Majul en La Nación hoy (sobre la “batalla” entre Cristina y Scioli):

[E]l país real irrumpe con una potencia inusitada y afecta las ambiciones de ambos. Las encuestas independientes no mienten. La creciente inflación, los procesamientos de ex funcionarios del Gobierno y los casos de inseguridad de la provincia impactan en la intención de voto tanto de la Presidenta como del gobernador bonaerense.

Y sugiero leer el artículo de Enrique Szewach sobre los comportamientos fascistas del falso progresimo kirchnerista:

En la práctica, bajo los formalismos de una democracia republicana, nuestro país está dominado por un Estado arbitrario e ilegal. Que se toma atribuciones que no le competen. En dónde funcionarios de cualquier rango, dan órdenes telefónicas a ciudadanos, empresas, organizaciones, sin el respaldo del derecho, ni de ley alguna, sólo con la amenaza de utilizar sus propias fuerzas de choque, que toman la forma de sindicalistas descontrolados, inspecciones impositivas o laborales, difamación a través del periodismo del régimen, o jueces adictos.

Es cierto que existe la posibilidad de “defenderse” formalmente, recurriendo a lo que han dejado de la  justicia y a lo que queda del periodismo independiente. Pero no es menos cierto que, en el ínterin, por la demora propia de esos mecanismos formales en los que se amparan, se pierde tiempo, dinero, recursos y, sobre todo, se desgastan las voluntades.

    14 respuestas a Un país corto de ideas

    1. A uno lo hace sentir más tranquilo ver que estamos todos corto de ideas.

      Arrancando por CFK, claro (milanesas para todos????)

      Abrazo

    2. Santiago dice:

      “dispersión y distorsión de precios”… cuando parece que todo está dicho, que la capacidad de sorpresa se agota…

    3. MAGAM dice:

      Justamente es el objetivo de La Nación, ¿probaste leyendo algo alternativo que no se Clarín? A veces pienso que quieren que nos ahoguemos en una profunda depresión. Admito que tenemos muchos problemas, pero también tenemos muchas cosas buenas que los principales medios no las difunden y pasan desapercibidas. Pensalo, no te prendas en la misma que proponen y te ciegues por el rencor.

      • mgeiras dice:

        El diario de hoy es particularmente deprimente. Entiendo que en parte es la respuesta racional de un medio ante un gobierno que constantemente intenta sofocar la libertad de prensa y arruinarles el negocio (legítimo) de Papel Prensa. Pero no me prendo en nada. Basta ver estadísticas comparativas de la región para entender que la realidad es deprimente. Te tiro dos sencillas de entender: a) tenemos una de las inflaciones más altas del mundo y no veo solución ya que el gobierno sigue negando el problema, b) mientras hace quince años liderábamos el ranking de inversión extranjera directa en América Latina, ahora estamos sextos. Y como lecturas alternativas (porque si saco Nación y Clarín que me queda, Página?) te sugiero los últimos artículos de The Economist sobre Argentina, te adelanto que también son deprimentes.

      • Y vos, MAGAM qué lees?

        Yo por lo general leo Nación y Clarín y para meter un contrapeso y ver todo lo “bueno” que hace el Gobierno leo Página.

        Leyendo página hasta milanesas para todos parece una política de estado hecha para contrarrestar la temible dispersión de precios

        Un abrazo

    4. Carlos dice:

      Martín
      Mis comentarios tienen dos vertientes (variables independientes que no resiten un tets de multicolianidad pero que no se de que otra manera expresarlas)
      a) mi edad
      b)lo que desde hace años pienso que estámos en un limbo que lo podríamos definir como “the political economy of a non existing economic policy”

      As per a) llevo 40 años sin darle en la tecla
      b) me parece que es posible porque a nadie le importa nada. i.e.
      i) con las excepciones del caso, los de tu edad no leen los diarios en papel (esto es mi vida de todos los días ; mi relación en el día a día-familiar y laboral-es se dificulta a veces porque yo les anuncio lo que salíó en los diarios que no leyeron hasta 24 hs despues
      En cuakquier caso mis preguntas son :
      a) ¿cuando pretendés discutír estos temas cual es la audiencia?
      b) ¿como hacemos para que se agrande y supere al mundo de la académia?

      Mi pretensión no es discutir los argumentode c/u de tus posts,sino humildemente acotar ideas que ayuden a la discusión.
      Lo que me pregunto es si este (los blogs) es el médio en el que yo puedo hacer alguna contribución sin sacarlos del issue at steak con mis largos comentarios
      Saludos
      Carlos

      • mgeiras dice:

        Carlos, muy buena pregunta. De diván. ¿Porqué los participantes de la BEA escribimos y para qué público? Yo pretendo que mi audiencia tenga algunos conocimientos de economía, de haber cursado en nivel terciario al menos una materia. Sin embargo mientras espero que se agreguen co-bloggers para ayudar en el trabajo me he visto obligado a desviarme hacia notas de menor rigurosidad que no necesariamente cumplen con este ideal (como esta). Saludos.

    5. MAGAM dice:

      Es muy nocivo lo que hacen los principales medios, más allá de estar a favor o en contra del gobierno actual. Yo siempre lo veo como si a un hijo permanentemente le decís que es un inútil que no sirve para nada. Es socialmente muy peligroso y nocivo el mecanismo que usan para combatir al gobierno, porque nos están denostando a todos como sociedad.

      Hay muchas páginas provinciales o de ONGs que dan noticias interesantes, yo uso mucho las “Alertas de Google” usando palabras claves de mis temas de interés y además que sean extraídas de noticias. Y de esos temas me llegan links de artículos de por ejemplo una página en Corrientes o Formosa, donde sea que las publiquen.

      Además soy “del interior” (como les gusta llamarnos a los porteños) y suelo leer diarios locales. Hace mucho que no leo la revista PYMES (de Clarín), pero mostraba muchos casos exitosos de negocios y que reconfortaban. Los argentinos necesitamos “codearnos” un poco mas con gente positiva y que tenga esperanzas. Tirar mierda todo el tiempo no es muy constructivo. Les repito, más allá de las ideologías personales, lo que hacen los grandes diarios es socialmente muy nocivo. Los medios deberían ser más responsables y autoimponerse un cupo de “buenos noticias” que levante un poco la moral y la autoestima (y que salgan en la tapa, porque a veces las publican pero en el último rincón). Si no al final terminamos pensando que no servimos para nada, y no es así.

      • mgeiras dice:

        Los diarios siempre tienen un sesgo hacia las malas noticias, porque venden más. No solo en nuestro país. Acordate la cobertura de prensa internacional sobre la crisis mundial de 2008. Parecía que era el fin del mundo (o al menos del capitalismo).

      • MAGAM, los argentinos necesitamos un poco más que codearnos con tipos exitosos o con buena “vibra” o que vean el vaso medio lleno como lo hacés vos.

        Por supuesto que si en el agregado todos fuéramos así probablemente seríamos Suiza. Pero como no lo somos creo que poner el foco en lo que se hace mal para intentar solucionarlo es un camino.

        Me desvié igualmente del tema, los diarios siempre tienen un sesgo, históricamente fue así, la diferencia es que muy hábilmente el Gobierno transformó esto en una batalla.

        Abrazo

    6. alejandro dice:

      Tengo una duda que me angustia por que creo saber la respuesta: ¿me equivoco o cada vez más personas leen La Nación, un diario “serio” ( no como Clarín ) tan lleno de odio e irracionalidad como ( espero no pasarme de agorero; la historia no tiene por qué repetirse. Por otro lado el precedente existe: lo incocebible YA SE HIZO ) en tiempos que precedieron a la más brutal reacción de la derecha que conoció el hemisferio occidental?

      • mgeiras dice:

        No tengo números para contestarte, pero en algún momento escuché que había habido una migración de Clarín a Nación porque el primero había perdido credibilidad por su postura pro-oficialismo (esto es antes del conflicto con el campo).

    A %d blogueros les gusta esto: