Una sugerencia para la oposición

En los últimos meses se ha escuchado decir que la oposición está confusa y sin ideas. La muerte de Néstor Kirchner les quitó su principal mensaje de campaña: Somos distintos. Además el gobierno de Cristina logró la “no sanción” del presupuesto garantizándose cuantiosos fondos excedentes para distribuir arbitrariamente. Sumando a esta caja la prohibición de contratar publicidad privada durante la campaña (según nueva ley electoral), pareciera que la ciudadanía estará condenada a escuchar un monólogo oficialista en lugar de una discusión de propuestas alternativas.

Durante el 2010 el Congreso tuvo una productividad muy baja, reflejando el dominio de la Cámara de Diputados por la oposición, y la seducción de apoyos para lograr la mayoría por parte del oficialismo en el Senado. En vista que los partidos opositores había presentado a la sociedad su victoria en las elecciones de 2009 como el principio de un cambio, el no haber podido concretarlo esmeriló su imagen pública. ¿Se encuentra realmente la oposición en un laberinto sin salida? Yo creo que no, y que la fragmentación observada tras la muerte de Kirchner se debe a la percepción que la contienda electoral está más abierta y que lograr ingresar al potencial ballotage es un pasaje casi seguro a la Presidencia.

Esto no me impide reconocer la fortaleza de la propaganda oficial que intenta convencer a los votantes que están ante una opción maniquea donde el kirchnerismo encarna al bien (aunque el spot “Nunca menos” en Fútbol para Todos, entre otros abusos, me parece que es un boomerang). Y es con el objetivo de minar esta fortaleza que sugiero la siguiente maniobra política: Que los distintos candidatos a la Presidencia de la oposición anuncien la inmediata rebaja de las retenciones a la soja al 25% en caso de ganar las elecciones. Una promesa de mayores rebajas podría no ser creíble en vista del deterioro que presentarán las cuentas fiscales el año próximo, y un anuncio que abarque a otras dimensiones de la política agropecuaria podría no tener consenso entre los distintos candidatos.

La cosecha de soja tendrá lugar en pocos meses y proveerá al gobierno de una parte sustancial de sus recursos en este año electoral (según estimaciones publicadas ayer en La Nación el total de recursos fiscales que proveerá el agro son 8600 millones de dólares y la mayoría es por la soja). Si todos los candidatos no oficialistas anuncian la política sugerida los propietarios de la cosecha de esta oleaginosa responderán acopiándola en silos bolsa en sus campos esperando esos mejores precios. Y el oficialismo se verá entre la disyuntiva de iniciar una nueva guerra contra el campo acusando a la oposición de ser destituyente, o a reducir las retenciones para que el flujo de ingreso por retenciones lo puedan cobrar ellos y no la futura administración.

Dada la sencillez de esta idea uno se podría preguntar porqué no la impulsa la Mesa de Enlace, o el grupo de diputados asociados a intereses del campo que consiguieron una banca en 2009. Probablemente la respuesta es que el campo tiene múltiples intereses y la sugerencia de un “boicot” de venta de soja (pues ellos no podrían garantizar que las retenciones bajarían con un gobierno no kirchnerista) podría tener consecuencias negativas para el sector, amén que sería hasta mal vista por la población en general. Por supuesto que si la medida la impulsan los candidatos presidenciales, la Mesa de Enlace puede luego sumarse para ayudar a que la misma tenga éxito.

Esta iniciativa tendría dos efectos. Por un lado mostraría a la oposición impulsando un cambio concreto a pesar de no poder hacerlo por la vía legislativa directa (por la amenaza del veto de Cristina, quien ya lo aplicó ante la sanción de la ley del 82% móvil). Por otro lado se reducirían los excedentes de caja que el gobierno puede usar para su beneficio en este año electoral.

16 respuestas a Una sugerencia para la oposición

  1. Carlos dice:

    Martín
    Lamentablemente creo que, ni la oposición ni la Mesa de Enlace (lo que es peor), entienden claramente como funciona el mercado de granos.Están aprendiendo, pero a todos les cuesta i.e a la SRA y CRA a entender que los exportadores cuanto más cartelizados puedan estar mejor (ahora con el trigo despues de 4 campañas se dán cuanta??) y a FAA que la venta a Molinos harineros que tambien están concentrados, con prebendas es un disparate.
    Un solo tema muy básico: la Arg, dada su ubicación geográfica tiene una desventaja, la distancia a los puertos de los paises consumidores respecto de los competidores, que se reflejan en los diferenciales de precios FOB. El mercado de fletes es de competencia perfecta de libro de texto.
    En el 2008 los fletes el valor diario de un buque panamax rondaba los uds 70.000/día, hoy no supera los usd 14.000 día.
    Sin hacer mucho cálculo de viaje (para el que quiera se los hago) el spread de fletes a similares destinos desde el usgulf o la argentina estaba el alrededor de usd 20 ptm. Los diferenciales de precios FOB (en los mese que corresponde eran de de entre 30 y 40 usd ptm.
    Hoy con diferenciales de fletes de 4 usd ptm los diferenciales FOB, casi no exsiten
    i.e la posición exportadora Argentina es hoy mucho más competitiva que en el 2008!!!!!!!!!!!!!!, entre otras cosas (no se la ponderación pero es importante) porque la baja en un precio escencial “fletes oceánicos” la Argentina se acercó al mundo i.e. llega a cualquier mercado. Hence, cualquier restricción de la oferta tiene un impácto enorme, pero que es peligroso porque en los mercados en los que somos tomadores de precios ,trigo/maíz, las consecuencias pueden ser negativas: hay otros orígenes y stocks y en los que hay impacto en los precios- soja y subproductos -puede implicar un alza de precios.
    Del los “economics” del shipping en la Argentina no se habla y me parece que es escencial entenderlos (que es bastante simple) para el diseño de cualquier política.
    De otra manera: los spread de los fob que reflejan el s&d tiene incorporado el flete y nos es lo mismo que haya un spread de 20 usd que de 4 ptm.
    Estoy de acuerdo con tu propuesta desde el punto de vista conceptual, pero me parece irralista si los interesados no conocen (por ignorancia real o por un cínico interés me da lo mismo) el funcionamiento de su propio mercado
    Saludos
    Carlos

    • mgeiras dice:

      Carlos, gracias por indicar lo importante que es considerar la fluctuación de los costos de transporte para una política agroexportadora eficiente. Que el nivel de flete sea más elevado para Argentina no importa porque siempre es/fue así y la gran productividad de nuestro campo más que compensa. Igual la nota apunta al frente fiscal, sugiero una coordinación para forzar al gobierno a bajar ya las retenciones al 25% a la soja si no quiere que la promesa de hacerlo en diciembre de los otros candidatos a presidente resulte en el acopio de la cosecha por parte de los productores. No sugiero hacerlo para afectar el precio internacional de la oleaginosa, si como efecto secundario eso pasa es otra historia, pero racionalmente si la amenaza es creíble el gobierno al poco tiempo baja las retenciones y el precio internacional no se afecta.

  2. Matías dice:

    Ah, bueno. Nos tapó el agua.

  3. Best Seller dice:

    No lo veo viable. Los precios de la soja ya están prácticamente iguales a los precios récord del 2008 por lo que el sector nuevamente va a tener ganancias “extraordinarias”. No creo que ninguno se arriesgue a esperar aproximadamente 6 meses (arriesgándose por un lado a que el kirchnerismo vuelva a ganar y, por otro, a que no cumplan con esta promesa los de la oposición) cuando vendiendo a los precios actuales con las retenciones actuales van a sacar fortuna.
    Saludos.
    Best Seller

    • mgeiras dice:

      No creo que los precios bajen si la cosecha argentina se acopia en silos bolsa, más bien todo lo contrario por la menor oferta. Igual el éxito de esta propuesta obviamente dependerá de qué tan creíble es que gane la oposición. Sin embargo no creo que la misma pierda nada con mostrarse unida detrás de la propuesta de bajar las retenciones a la soja al 25% (del 35% actual), y para que haya consenso es que sugiero esta medida y no otras (como bajar más las retenciones o hablar del trigo, maiz o la carne).

  4. Mariano T. dice:

    Apoyo, depende que la oposición empiece a hablar del tema y se defina.
    De todos modos, en lo que tiene razón best seller es que el precio es tentador para cerrar.

  5. Leandro dice:

    Deberia existir una ley anti terrorismo economico, para meter presos no solo a los que ejecuten sino tambien a los ideologos de semejantes ejemplos de golpes economicos destinados a perjudicar enormemente la economia del pais.

    Al “patriota” que tiro la idea: aparte del efecto sobre el oficialismo y el beneficio para la oposicion (y ni hablar para los soretazos sojeros como el marranote que se prende en todas), se te ocurrio en algun momento pensar en el efecto sobre la vida de los ciudadanos, de las hijoputeces que se te ocurren?

    Deberian exiliarte por traidor a la patria, a vos y a todos los soretes que acuerdan con vos.

    • Mariano T. dice:

      Qué tipo bruto sos para hablar, leandro. La medida propuesta no perjudicaría a la gente, solo el gobierno debería desprenderse de algunas reservas y gastar un poco menos en propaganda. Y para el pueblo argentino sin duda sería muy util que la cornuda perdiese.

    • mgeiras dice:

      Leandro, gracias por señalar que la idea propuesta sería muy efectiva en reducir el poder del gobierno si la oposición la adoptara (digo, ¿sino para qué te tomás el esfuerzo de escribir tantos insultos?). Y te advierto que de existir una ley anti terrorismo económico como la que pensás Néstor Kirchner hubiera terminado sus días en la cárcel.

  6. guido dice:

    Sin caer en los exabruptos de Leandro, Martín, me parece que después de este post tu indignación ante el Napia Moreno va a ser bastante menos creíble. Terrorismo me parece mucho, pero algo como lo que planteás está bastante lejos del debate democrático de ideas etcétera, etcétera.

    Por cierto, no estoy jugando a la damisela indignada. Es política y no soy quien para cuestionar el recurso a prácticas miserables (a mi entender en la mayoría de los casos el fin justifica los medios). Solo celebrar lo positivo de que los opositores se muestren como son: iguales a nosotros en su irrespeto a la república, mucho peores en cuanto a su irresponsabilidad y, obvio, con menos onda que pelo de chino.

    Te envío un saludo afectuoso y estoy a la espera de nuevas ideas bomba. (

    Una podría ser correr la bola de que en marzo no se pagan jubilaciones. No sabés que copado, kilómetros de cola, viejos muertos al sol, jejeje, cuantos votos que a perder la perra!!)

    • Mariano T. dice:

      Como las retenciones son una mala política económica, al menos en el nivel siideral en que estan, nadie debería tener pruritos en prometer que van a bajarlas a niveles menos abusivos.
      Sería como prometer una amnistía a presos políticos, y que un gobierno se quejara que eso favorece la desobediencia civil.
      Cuál es el problema? Si hay menores ventas, siempre el gobierno puede adelantarse a la oposición (como hizo en otras ocasiones) elevando ellos mismos un proyecto para rebajarlas.

    • mgeiras dice:

      guido, gracias por comentar con más altura que Leandro. Es obvio que el gobierno no querría que la oposición haga nada que levante su perfil, y menos que recorte sus ingresos. Yo soy crítico del gobierno y lo he demostrado a lo largo de casi cuatro meses en este blog. También soy realista y dudo que la oposición siga la propuesta que describo en esta nota, al menos no en el corto plazo generando incentivos a reducir la venta de soja de esta cosecha. Quizás más adelante y cerca de las elecciones propongan una medida similar para ganar votos del campo.

  7. Mariano T. dice:

    Lo que puede tener el mismo efecto es que todos los analistas anticipan una baja temporal de precios intenacionales que duraría de 2 a 5 meses. eso también incita a postergar ventas.

  8. Marraco dice:

    Me parce que el votante indeciso es uno de los más informados, y sabe que con las retenciones se subsidia el gas, los subterráneos, colectivo, electricidad y nafta.

    O sea, bajar retenciones es subir precios.

    Por otro lado, la oposición sabe que si baja las retenciones, baja el presupuesto.

    • mgeiras dice:

      Coincido que no se puede bajar mucho las retenciones, por eso sugiero hacerlo del 35 al 25%. Los subsidios hay que reducirlos y focalizarlos en la población que más los necesite.

A %d blogueros les gusta esto: