Estimación de la inflación en febrero 2011

01/03/2011

Hace unas semanas el Secretario de Comercio, Guillermo Moreno, empezó una caza de brujas contra las consultoras privadas que estiman la inflación real en el país (ver notas en La Nación, una, dos y tres). Es sabido que los indicadores de precios que publica el INDEC no tienen correlato con la evolución general de precios. Cualquier consumidor sabe que la “dispersión” real es superior a la calculada por el organismo público.

Es ante este bache de información que varias consultoras comenzaron a estimar la inflación, algunas lo hacen cobrando honorarios por sus servicios, otras no (se benefician por la publicidad, o la satisfacción de hacer manifiesta la estafa del gobierno). Pero debe quedar claro que si el INDEC funcionara correctamente este servicio carecería de valor y nadie tendría incentivos a hacerlo.

Un ejemplo histórico de la redundancia de estimaciones privadas de inflación tuvo lugar en la época de la hiperinflación. En ese momento la consultora de Lorenzo Sigaut confeccionó durante un tiempo un indicador de inflación semanal. Esta información era muy importante en un contexto de alta inflación como lo fue el período 1989-90. Pero una vez que, con la convertibilidad, se alcanza la estabilidad de precios perdió valor y se dejó de calcular, pues el IPC mensual alcanzaba para la toma de decisiones (y más tarde, cuando la inflación estuvo debajo del 5% anual, el único número relevante pasó a ser el anual).

Leer el resto de esta entrada »


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 103 seguidores

%d personas les gusta esto: