Impacto económico del terremoto en Japón

El viernes pasado Japón sufrió dos catástrofes naturales enlazadas: un terremoto y un tsunami. Hasta la fecha estas han cobrado cerca de 10.000 muertos y cuantiosos daños materiales (se habla de cuatro millones de casas afectadas). Tres reactores nucleares mantienen en vilo a los habitantes de los alrededores – las preocupaciones llegan hasta Tokyo- por la perspectiva que varias explosiones dejen al descubierto material radioactivo.

Los medios han dado cuenta de estas catástrofes a través de videos e imágenes satelitales. También han empezado a alertar sobre el impacto negativo que tendrían tanto en la economía japonesa como mundial. En su blog Paul Krugman coincide con este pronóstico añadiendo que el resto del mundo se ve perjudicado por el desabastecimiento de bienes intermedios fabricados en Japón:

One set of impacts involves disruption of supply chains: Japanese chips and other components are an important part of world manufacturing — you really need to think of China, Korea, Japan and so on as being part of an East Asian manufacturing complex –and it’s not clear yet just how much damage will be done.

Krugman también considera que debido a que la demanda agregada a nivel global todavía está deprimida (como lo evidencian las tasas de interés cercanas a cero en las economías desarrolladas), el esfuerzo de reconstrucción puede llegar a tener efectos positivos a nivel mundial:

And yes, this does mean that the nuclear catastrophe could end up being expansionary, if not for Japan then at least for the world as a whole. If this sounds crazy, well, liquidity-trap economics is like that — remember, World War II ended the Great Depression.

So, back to Japan: I’m terrified about the possible loss of life; nervous about the disruption of world production; not worried at all about the impact of Japanese borrowing on world bond markets.

Si bien su argumento es teóricamente correcto no tiene correlato con los niveles de precios de acciones en las principales bolsas del mundo. Para usar las palabras del propio Krugman, los mercados piensan que esta explicación, al menos por ahora, “parece una locura”.

Con respecto a los efectos de largo plazo, en un trabajo en progreso del BID del año pasado, “Catastrophic Natural Disasters and Economic Growth”, Cavallo, Galiani, Noy y Pantano, muestran que hasta las catástrofes naturales más severas no tienen ningún impacto significativo en la tasa de crecimiento económico de largo plazo. De hecho Chile sufrió un terremoto devastador hace un año y ya ha recuperado la senda del crecimiento.

Anuncios

5 Responses to Impacto económico del terremoto en Japón

  1. Hola Martín, yo en este tema pienso parecido a Krugman. Hay datos que permiten ser medianamente optimistas sobre el futuro de la economía japonesa y mundial. Por el lado de la economía japonesa, el estímulo de la reconstrucción va a ser muy marcado. A eso se suma que va a impactar directamente sobre el sector inmobiliario, deprimido desde el estallido de la burbuja a comienzos de los ’90. Las 4 millones de casas destruidas son motivo más que suficiente para pensar que la depresión del mercado inmobiliario japonés tiene que haber llegado a su fin.

    Por otro lado, seguramente Japón va a tener un flujo de entrada de capitales significativo cuando comiencen las tareas de reconstrucción. Eso debería ayudar a recuperar el yen y las importaciones. Y también el crédito.

    En cuanto a la economía mundial la buena noticia es que Japón es un fuerte exportador neto, así que la contracción de la economía japonesa en el corto plazo no debería resentir demasiado la demanda mundial. Sí es cierto el tema de Japón como proveedor de insumos intermedios y bienes de capital, pero entiendo que el grueso de la industria japonesa está instalada en las zonas menos afectadas por el terremoto y el tsunami.

    Igual, como decís, los mercados no opinan lo mismo.

    • mgeiras dice:

      Billy, a la larga soy optimista, por eso cierro la nota con la referencia al paper de Cavalo et al que indica que la tasa de crecimiento no se resiente por catástrofes naturales (la intuición es macro básica de hecho). Lo de los mercados de valores que cotizan en baja lo puse más que nada para mostrar la parcialidad de Krugman al momento de usar datos. Usa cotizaciones de bonos para defender su idea de estímulos fiscales porque estamos en la trampa de la liquidez, pero no repara que las cotizaciones de acciones parecen mostrar que los efectos esperados del terremoto – en el corto plazo – son negativos. Saludos.

  2. Chazz dice:

    qué tal Martín?
    Interesante el posteo. No me siento en condiciones de responder en forma contundente sobre el impacto sobre la tasa de crecimiento de Japón y la economía del terremoto-tsunami.
    Pensando en voz alta, me surgen un par de comentarios. El primero bastante obvio. El terremoto destruye capital físico y humano, en consecuencia con estos stocks podés producir menos bienes y servicios que antes. Ese es el efecto a cortísimo plazo me parece. Dps podrían operar los efectos que comenta el tándem Billy-Krugman.
    Adicionalmente, estuve leyendo algunos comentarios sobre el efecto del potencial desastre nuclear. Si masivamente los países que producen energía nuclear se encaminan a revisar sus matrices energéticas -como parece ser el caso de Alemania- eso le podría pegar al precio del petróleo. De la cuantía de este potencial aumento dependerá el impacto sobre la economía global.
    Saludos

    • mgeiras dice:

      Chazz, es posible que parte de las bajas en las cotizaciones bursátiles estén relacionadas con la probabilidad de un desastre nuclear importante que afecte la producción industrial en una amplia zona alrededor de los reactores dañados. Dudo que este episodio lleve a una reconsideración de inversiones en energía nuclear en otros países. Al menos no en Europa donde el riesgo de un terremoto es casi nulo. Veremos cómo termina esta película. Un ejemplo reciente fue el desastre de BP en el Golfo de México el año pasado. Se habló mucho de los riesgos ambientales de la explotación petrolera en el mar y que sería conveniente prohibirla. La verdad es que la contaminación real fue mínima, y no creo que se haya detenido la exploración de cuencas marinas. Saludos.

  3. […] pocos días del terremoto y tsunami que asolaran la costa nordeste de Japón escribí dos post, el primero sobre el impacto económico del terremoto y el segundo sobre la situación crítica que se estaba […]

A %d blogueros les gusta esto: