El mundo se infla rápidamente

Con este tercer post de la semana cierro una trilogía sobre inflación. El lunes escribí sobre los costos de permanecer en un “equilibrio” con alta inflación como la que actualmente tiene nuestro país. El miércoles publiqué un indicador de la inflación minorista del último mes. Hoy voy a hablar sobre las tendencias inflacionarias en el mundo en los últimos meses.

En enero escribí una serie de pronósticos para este año, comenzando con uno sobre los factores externos. Allí escribí lo siguiente:

Se puede decir que el mundo superó el año pasado la “Gran Recesión” originada en EEUU en 2008 con la quiebra de Lehman Brothers, y que acentuó la contracción del producto que esa economía experimentaba por la ruptura de su burbuja inmobiliaria. Podría mostrar una serie de indicadores para fundamentar esta afirmación, pero creo que alcanza con el siguiente gráfico de The Economist con la inflación en un número de países y regiones del planeta (es el de la derecha, ver la nota para otros gráficos): claramente el 2010 comenzó con temores de deflación así como el 2011 está comenzando con temores de inflación

Seguía un gráfico que mostraban como la inflación había comenzando el 2010 por el piso y repuntaba al promediar ese año, en especial en países emergentes. Hoy voy a usar un gráfico con datos de inflación mundial (acumulado en los últimos 12 meses) del Billion Price Project de Alberto Cavallo y Roberto Rigobon del MIT, y un indicador similar confeccionado por el FMI.

Creo que este es uno de esos casos en los que una imagen vale por mil palabras. Se puede apreciar una aceleración significativa de ambos indicadores a partir del último trimestre de 2010. Es sabido que este incremento en la inflación a nivel mundial obedece en parte a las políticas monetarias expansivas en EEUU y Europa (donde han comenzado a ajustar), y a las presiones de demanda de países emergentes sobre el precio de commodities. A principios de año dije que es mejor tener problemas inflacionarios que deflacionarios. Ahora me pregunto cómo evolucionarán estos factores en el corto y mediano plazo.

La Reserva Federal de los EEUU ha manifestado que no habría una nueva ronda de expansión cuantitativa. Y todo indica que el año próximo comenzará la contracción monetaria (quantitative tightening) y el aumento en las tasas de interés de corto plazo. Que sea el año próximo, y no más tarde en este, obedece a factores políticos para no arruinarle a Obama el camino a la reelección. Europa da señales de continuar subiendo las tasas de interés de corto plazo pero a un ritmo lento.

Con respecto a las economías emergentes, hay indicadores que marcan el fin de la expansión explosiva del último año. Por un lado los mercados bursátiles en moneda doméstica muestran expansiones moderadas en los primeros cuatro meses de 2011 (especialmente para América Latina donde todos los mercados seguidos por The Economist tienen pérdidas excepto Venezuela). Por otro lado hay evidencia que los precios de los commodities se están amesetando, como analiza esta nota de un blog del The Economist.

In last week’s Fed press conferences, Ben Bernanke argued that most of the recent increase in headline inflation has been due to rising energy costs, and most of that is atttributable to rapid emerging market growth. I’ve generally been looking at commodities as a loose, volatile gauge of expected emerging market economic performance. If commodities as a category are plateauing, then says to me that markets are indicating a slowdown in emerging market expansions.

That’s a reasonable expectation, as far as I can tell. The IMF is projecting a slower growth performance across Asia in 2011 relative to 2010. Brazilian growth is also expected to slow. Governments across the emerging world are tightening policy in the face of rapid inflation. There is no doubt some concern in these countries that the link between emerging market growth and commodity prices has become too tight, such that the only way to limit a damaging increase in inflation is to limit growth.

El crecimiento de las economías emergentes se está nivelando. Esto no quiere decir que Argentina vaya a tener una recesión, sino que habrá menos margen de maniobra para la política económica que el que hubo en el último año, y que permitió dislates como el DNU para entrometerse en la administración de empresas donde la ANSES tiene acciones, o la regulación del sistema de prepagas de salud que incluye la contradicción lógica de permitir que una persona compre un “seguro” para tratar una condición preexistente.

Anuncios

2 Responses to El mundo se infla rápidamente

  1. Mariano T. dice:

    Esto significa granos para abajo en 2012, no es cierto?

    • mgeiras dice:

      Mariano, no se si necesariamente para abajo, pero que se cortaría la tendencia alcista que vimos en el último año. Los precios de los commodities responden a las variaciones de demanda (y oferta, cuya elasticidad difiere según el bien). Dado que los aumentos se trasladaron a precios de bienes finales esto generó el alza de la inflación mundial que describo en la nota. Esto gatilla una serie de ajustes, pues en países serios se entiende que la inflación es un síntoma y no un factor del crecimiento, que llevarán a una moderación de la demanda y por ende una baja relativa en el precio de commodities. Puede que los granos bajen en forma absoluta de precios, pero yo apostaría por una continuidad de los valores promedios de este año. Saludos.

A %d blogueros les gusta esto: