Tierra de conflictos

La Argentina no es el “Land of confusion” de la canción de Genesis, pero se le parece mucho. En la edición impresa del día de hoy de La Nación la mayoría de las notas están relacionadas a conflictos. 

Empezamos con el conflicto con Brasil por las trabas a la importación que puso nuestro país, que no tardaron en encontrar retribución del otro lado de la frontera con la imposición de licencias no automáticas a las exportaciones argentinas de autos. Según la nota

Fuentes del gobierno de Dilma Rousseff ratificaron ayer que el compromiso de ambos gobiernos es el de liberar productos por unos 40 millones de dólares a cada lado de la frontera. Los casi 3000 autos que Brasil autorizó a ingresar en su mercado se acercan bastante a esa cifra.

No obstante, tanto en el gobierno argentino como en el sector privado reconocieron que no se avanzó en la misma medida respecto de los productos que reclama Brasil. Según las fuentes brasileñas consultadas, el principal reclamo pasa por “baterías para autos, neumáticos, calzados y línea blanca”.

Fricciones que incrementan los costos de comerciar dentro del Mercosur, y que van a contramano de las políticas comerciales que siguen países en desarrollo (hace poco se reportó que somos uno de los países más proteccionista del mundo, ¡Argentina potencia!). 

En segundo lugar tenemos el persistente conflicto del gobierno con el agro. Esta nota informa que Guillermo Moreno le prohibió al responsable de la ex ONCCA, Lisandro Tanzi, hablar con empresarios. 

Sin posibilidades de tratar en forma directa con el hombre que en teoría maneja las antiguas atribuciones de la Oncca, los empresarios no tienen otra alternativa que recurrir a Moreno por permisos demorados y temas comerciales. “Ahora tiene más poder que nunca. Ahora, además de sus atribuciones, tiene las antiguas de la Oncca, y como no tiene que compartir el cetro con nadie, puede exigir a los empresarios lo que quiera, y lo está haciendo”, dijo el empresario frigorífico Miguel Schiariti, que padeció en otras ocasiones la ira del polémico funcionario.

“De hecho, Moreno ya no trata tan bien a los empresarios amigos porque como ahora todo depende de él, directamente los amenaza con no darles ni un solo ROE si no le dan toda la carne barata que necesita”, acotó Schiariti.

Hermoso, qué lindo país con un funcionario prepotente que cada día acumula más poder para patotear. Después nos preguntamos porqué no vienen las inversiones. 

En tercer lugar, y le recuerdo al lector que estos son artículos publicados en la fecha, primero de junio de 2011, una nota que habla de un conflicto entre trabajadores portuarios y una empresa en Puerto San Martín (sobre los conflictos en los puertos había escrito este post en el verano). 

Los trabajadores portuarios que desde el viernes pasado mantienen bloqueado el acceso a la planta que la procesadora de fertilizantes fosfatizados y potásicos Mosaic posee en Puerto San Martín, en el Gran Rosario, continuaban anoche con su amenaza de frenar a partir de hoy o mañana toda actividad en los 16 puertos del polo oleaginoso más importante del país, instalado entre Timbúes y Arroyo Seco, ante la negativa de la empresa de contratar para la estiba a la Cooperativa de Trabajadores Portuarios de Puerto General San Martin.

Me fascina la civilización de nuestros sindicatos para llevar adelante un diálogo productivo con la contraparte empresarial (la cual debe obviamente responder con barbarie). En realidad no me extraña que un sindicato con poder de fuego lo use, si ve que el gobierno – más allá de la retórica – no toma medidas para frenar las protestas abusivas. Yo probablemente haría lo mismo, pero mi poder de fuego equivale a un chasqui boom. 

En cuarto lugar hay una nota que nos informa que la Justicia avaló (indirectamente al no tratar la Corte medidas cautelares) el incremento de precio de los servicio de cable, que Moreno (otra vez su-ped-man) trataba de frenar para perjudicar a Cablevisión/Clarín

La Corte Suprema rechazó ayer cuatro recursos de queja presentados por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, contra medidas cautelares de la Cámara Civil y Comercial Federal que permitieron a las empresas Cablevisión y DirecTV aumentar los precios de sus servicios de televisión paga.

Y todo esto sin incluir una nota que dice que se está por aprobar una ley que facilitará el acceso de cooperativas de trabajadores a la propiedad de empresas que quiebren (y al mismo tiempo darles a estos trabajadores incentivos de empujar a una empresa a la quiebra cuando esté en la cuerda floja). La nota indica que el proyecto de ley original era tan malo que ya sale un proyecto “correctivo”. ¿A ver si nuestros legisladores empiezan a pensar antes de mandar un proyecto al recinto (porque lo mismo pasa con la ley de lavado de dinero)?

2 respuestas a Tierra de conflictos

  1. Best Seller dice:

    Lo raro sería abrir La Nación y no encontrarnos con este tipo de notas.
    Saludos.

    • mgeiras dice:

      Best, es cierto. Supongo que llegado ese día (que espero llegue) también escribiría un post al respecto. Pero me asombró la seguidilla de noticias con el denominador común de los conflictos y por eso escribí rápido este último post antes de irme mañana de vacaciones (por dos semanas). Saludos.

A %d blogueros les gusta esto: