El regreso del argonauta

Después de un mes en Europa – las primeras tres semanas trabajando en Suiza y las últimas dos de vacaciones en Turquía, Grecia e Italia – regresé a Argentina y retomo el posteo regular. Aprovecharé las observaciones de “campo” para hablar sobre la crisis en Grecia, país sobre el que hace poco había escrito que estaba en quiebra, y que ha vuelto a ser noticia en los principales medios nacionales e internacionales (ver esta nota de The Economist sobre la crisis del euro en general y Grecia en particular).

Finalmente se reconoce que el nivel de endeudamiento de Grecia es insostenible y que al mismo tiempo una reestructuración explícita de su deuda (con quita implícita o explícita para volverla sostenible) obligaría al Banco Central Europeo a dejar de hacer operaciones de mercado con títulos griegos. Esto implicaría en los hechos dejar de actuar como prestamista de última instancia para los bancos de ese país lo que generaría una corrida bancaria devastadora para la actividad económica en Grecia, con alto riesgo de efecto contagio sobre los títulos públicos (y bancos) de los otros países periféricos afectados: Irlanda, Portugal, y eventualmente España.

Como solución parcial el BCE acepta una renovación “voluntaria” de los bonos al vencimiento por parte de sus tenedores. Esta es una manera elegante de alargar la madurez de la deuda sin llamarlo una reestructuración, aunque solo cubre menos de una cuarta parte del endeudamiento total griego. A pesar que las agencias de crédito advierten que lo podrían considerar un default selectivo, lo importante es que sea aceptado por el BCE.

A su vez, un segundo paquete de ayuda, que podría ser diseñado esta semana, requerirá que Grecia tome medidas impopulares de ajuste y privatización:

Europe’s heads of state will decide on the second Greek rescue package when they meet in Brussels on June 23rd and 24th. Help will be forthcoming only if the Greek parliament endorses the extra doses of austerity the country must swallow, together with a big programme to privatise state assets worth €50 billion (20% of GDP). Assuming that Greece does buckle down despite the commotion of this week, as it has promised, it can expect to get an additional €85 billion in bail-out funding that will now stretch to 2014.

De mi visita corta de cuatro días por Grecia (Rodas, Santorini, Mykonos y Atenas) puedo decir que este país está ante una disyuntiva: no cambiar culturalmente y explotar, culpando a los bárbaros (término que significa “los otros”, porque al hablar para los griegos antiguos parecía que dijeran bar-bar-bar), o tragarse varios sapos y esforzarse en aumentar su productividad.

Hay excesivas regulaciones que aumentan los costos de hacer negocios, y que en la mayoría de los casos obedecen a lobbies empresariales o sindicales. Un ejemplo es que en los destinos donde el barco en que viajábamos (un crucero chico) tenía que atracar siempre debía hacerlo con la ayuda de un remolcador, práctica que no es usual en otros destinos como el Caribe (donde hay una alta competencia entre las islas y tratan de disminuir los costos de operación para atraer a los cruceros). Y el colmo está dado por Santorini, isla donde el barco no podía emplear sus propios botes para transportarnos a la costa porque se obliga a los cruceros a contratar los botes del sindicato local.

Al igual que en Argentina, Grecia podría aprovechar las privatizaciones no solamente para recaudar fondos (se estima por el 20% del PBI), sino para lograr reducciones de costos en servicios que sirvan para aumentar la productividad del resto de la economía. Una comparación de productos vendidos en supermercados en este país, Italia y Suiza revela que los griegos son una lágrima. El packaging de los fiambres y quesos que compramos un día para hacernos un sandwich no solo era peor que lo que se podía conseguir en los otros dos países de la UE, sino que daba lástima comparado con lo que se consigue en nuestro país. Como dice The Economist en la nota mencionada anteriormente, Grecia se ha mantenido efectivamente fuera del mercado único europeo:

As one senior negotiator in the bail-out talks laments, Greece is part of the single-currency area even though it has managed in effect to stay out of the single market. With the lowest exports-to-GDP ratio in the euro area, membership became a way to import cheap goods on the never-never rather than a means to foster higher productivity.

Las lecciones de la Argentina para Grecia no son económicas como insinua este debate en el New York Times (en el que hay una contribución de Eduardo Levy Yeyati), sino principalmente políticas. Abandonar el euro y elegir el camino nacionalista populista, à la argentina, o asumir el desafío de incorporarse efectivamente al mercado común europeo, lo que requiere esfuerzo y sacrificio. Lo que no es factible, aunque técnicamente posible, es una salida del euro que sea acompañada de un aumento de la productividad que devuelva a Grecia a un camino de crecimiento sostenible. Si se “recupera” la posibilidad de hacer política monetaria, y se hace default sobre la deuda, no nos olvidemos que quienes tomarán decisiones seguirán siendo griegos sujetos a presiones sociales locales. Es iluso creer que en ese contexto la calidad de las políticas será mejor que durante la última década. 

Anuncios

10 respuestas a El regreso del argonauta

  1. Clemente dice:

    ¿Es factible un aumento de productividad del orden de ¿20-25-30%? en un período de ¿un año? con la demanda agregada cayendo en picada? Suena muy lindo, muy “moralizante”, hablar de esfuerzo, sacrificio, etc. El punto es si es factible. Económicamente. Ya no sólo políticamente.

    • mgeiras dice:

      En un año es imposible. El cronograma de privatizaciones que se está discutiendo es para cuatro años (y el paquete de ayuda también será para tres o cuatro años). Lo importante es alcanzar en el mediano plazo una trayectoria de crecimiento de la productividad que convenza a los inversores que Grecia logrará reducir, en el largo plazo, su deuda a un nivel sustentable respecto del PBI.

    • mgeiras dice:

      Gracias, en mi opinión el Parlamento griego hizo bien en aprobar el ajuste. Y es justicia poética que Papandreu tenga que administrar la “pobreza”, habida cuenta que es el máximo responsable del crecimiento del endeudamiento griego en los noventa.

  2. victorlustig dice:

    Al igual que en Argentina, Grecia podría aprovechar las privatizaciones no solamente para recaudar fondos (se estima por el 20% del PBI), sino para lograr reducciones de costos en servicios que sirvan para aumentar la productividad del resto de la economía.

    Supongo que este parrafo es wishful thinking solamente no?, la experiencia argentina si la memoria no me falla no fue asi. Si se desagrega el impacto de la baja del costo de petroleo en los 90s sobre todo lo que se privatizo, que fue parte a gasto corriente y parte papeles, me parece que no lo es (recordemos que el petroleo, costo importante de la energia, bajo a USD 12 al final de los 90s), e dejo de ejercicio el rebalanceo telefonico

    • mgeiras dice:

      En términos relativos el costo de la energía bajó en Argentina por las privatizaciones. Si se toman valores en los 80 en Argentina y Brasil, y se comparan con los 90 en Argentina bajaron más. No fue solo baja de petróleo.

  3. […] camino por recorrer antes de poder integrarse (efectivamente, no en forma trucha como hicieron los griegos) al mercado común. En particular me llamó la atención la proliferación de bancos locales y baja […]

  4. victorlustig dice:

    Estimado
    Comparemos peras con peras, los 90s tuvieron dos grandes cosas
    a) una sobreinversion fantastica al mercado no regulado via spot
    b) unos contratos fantasticos para las generadoras de Capital Federal con las distribuidoras de idem
    c) Unas tarifas fantasticas de las privatizaciones provinciales

    si quiere comparar peras con peras, de acuerdo, pero, le recuerdo que el impulso privatizador en Brasil fue distinto, amen que no ajustaban por PPI, por ejemplo, y, una parte importante de los costos de generacion era del estado, la otra parte era de contratos spot de gas (salvo algun que otro firme)
    Ud es economista, y, tampoco puede dejar de agregar el costo de anexar nuevas cosas al transporte y distribucion, en una red no madura, o, los costos de Energia No Suministrada y multas de Edesur y su fiasco.

    me parece que esta bastante equivocado

    saludos cordiales

    • mgeiras dice:

      ayj, puedo estar equivocado, pero me parece una exageración de su parte decir que estoy bastante equivocado. Máxime cuando no aclara qué quiere decir con “fantástico”, término que emplea en tres afirmaciones vagas. Por contraste en mi anterior respuesta le di una ejercicio cuantificable para comparar las causas de la baja del precio de la energía en nuestro país luego de las privatizaciones.

  5. ayj dice:

    tiene razon
    el Mw hora en mercado mayorista paso de estimado USD 40 al 2000 en 1994 a una realidad de USD 20 en el 2000, las causas, sobreinversion mayusucula, de hecho, de esa sobreinversion vivimos hasta el 2007, donde las señales de mercado iban a indicar necesidad de inversion (señales de mercado=cortes y baja calidad de servicio)
    los contratos con las generadoras estaban a alrededor de USD 40 (la cifra la digo de memoria) cuando el mercado estaba a menos de 30, eso permitio una transferencia de ingresos a las generadoras de Capital, fantastica.
    las tarifas de las provincias estan altas desde su privatizacion, y asi siguen ahora, en Cammesa encuentra los datos de los puntos anteriores y en la Secretaria de Energia las de las provincias.

    El ejemplo de Brasil huelga mas comentarios, junto con el de PPI

    Puse bastante por no ser taxativo, dado que la economia no es una ciencia

A %d blogueros les gusta esto: