Su servidor en VOXEU

La mejor forma de cerrar esta semana de posts eurocéntricos es la publicación en voxeu.org de una nota que escribimos con Dirk Niepelt resumiendo un trabajo recientemente aceptado para su publicación en el European Economic Review: “Ageing, Government Budgets, Retirement and Growth”. Acá el abstract:

We analyze the short and long-run effects of demographic ageing – increased longevity and reduced fertility – on per-capita growth. The OLG model captures direct effects, working through adjustments in the savings rate, labor supply, and capital deepening, and indirect effects, working through changes of taxes, government spending components and the retirement age in politico-economic equilibrium. Growth is driven by capital accumulation and productivity increases fueled by public investment. The closed-form solutions of the model predict taxation and the retirement age in OECD economies to increase in response to demographic ageing and per-capita growth to accelerate. If the retirement age was held constant, the growth rate in politico-economic equilibrium would essentially remain unchanged, due to a surge of social-security transfers and crowding out of public investment.

Resumiendo encontramos dos resultados interesantes en un modelo de equilibrio político-económico diseñado para estudiar los efectos directos e indirectos del envejecimiento poblacional en el crecimiento. El primero es que a pesar que los jubilados tienen un mayor peso en el proceso político, y que prefieren jubilarse a seguir trabajando, en el agregado ante el envecimiento la sociedad responde aumentando significativamente la edad de jubilación (hasta casi seis años desde hoy a fines del siglo).

El segundo resultado de interés es que el envejecimiento poblacional resulta en un aumento en la tasa de crecimiento de la productividad. El principal factor es el aumento en la relación capital por trabajador (suponemos que la economía es cerrada, presumiblemente habría efectos menores en una economía abierta en la cual el capital pueda buscar mejores rendimientos) que obedece a un aumento en el ahorro ante la mayor esperanza de vida, y a una caída en la cantidad de trabajadores por jubilados. Encontramos que si la edad de jubilación no pudiera aumentarse entonces se perderían casi todos los efectos positivos directos pues las transferencias por jubilaciones aumentarían significativamente desplazando inversiones públicas productivas (este es el mecanismo habitualmente descripto en los medios especializados al referirse a los efectos del envejecimiento poblacional en el crecimiento).

De alguna manera esta investigación avala el reciente pedido de The Economist de aumentar significativamente la edad de jubilación. Ver esta nota del 7 de abril de esta año titulada “70 or bust!” (de donde saqué la foto que encabeza este post), a la que sigue un informe especial sobre pensiones post crisis global.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: