River y el país de la B (de Boudou)

El descenso de River a la B Nacional me dejó con la impresión de varios dejà vu. El primer tiempo me recordó el Argentina-Suecia del 12/6/2002 en Sendai, que vi en vivo y en directo. Un frontón y la pelota no entraba. Y si bien River ganaba por un gol a los cinco minutos, necesitaba ganar por dos. Después cuando Pavone no convirtió el penal mi reacción instintiva fue apagar el televisor y recordar que lo mismo hizo, diciendo “e morto”, Juan Manuel Fangio cuando vió a Ayrton Senna incrustarse en Imola el 1/5/1994. Y no me cabe duda que de acá a treinta años me acordaré del 26/6/2011 con la misma facilidad.

Por suerte la edad hace que me entristezca, pero que no me deprima por lo que sucedió. Máxime cuando un vistazo rápido a la campaña de River en los últimos dos meses indicaba que descender era posible y probable. Como dice Carlos Reymundo Roberts en una nota hoy en La Nación:

Ya sabemos que los clubes, sobre todo si son River o Boca, Real Madrid o Barcelona, Inter o Manchester United, son hoy enormes empresas, verdaderas multinacionales, y que hacen falta muchísimos más atributos que haber sido un notable jugador y un técnico relativamente exitoso. Los grandes clubes de fútbol tienen la dinámica de los negocios y los suelen manejar ejecutivos o gente que se rodea de ejecutivos.

Passarella proclamó como bandera electoral que llegaba solo. Increíblemente, la gente lo votó. Y él cumplió: llegó solo, siguió solo y se hundió (y hundió a River) solo. Un banquero dispuesto a poner dinero en el club se reunió con él en tiempos de la campaña. Le preguntó por el proyecto para el caso de que llegara a la presidencia: planes, objetivos, personas. Passarella habló un rato largo sin darle precisión alguna, según el banquero. Un cúmulo de vaguedades e inconsistencias. Lo vio tan improvisado, tan desprovisto de todo, que ésa fue la última reunión. Y no puso un peso, claro.

Con su incapacidad, con su terquedad, el presidente fue llevando a River hacia el abismo. Enfrentar el año más importante de la historia del club sin equipo (sin refuerzos) y sin técnico (es decir, con un técnico de las inferiores que en primera ya había hecho descender a tres equipos) fue una temeridad extraordinaria, de la que parecía estar orgulloso. Era el viejo gran capitán poniéndole el pecho a las balas. Pobre, lo perforaron.

¿Qué relación tiene esto con Boudou, salvo la letra “B”? Que  mientras los hinchas de River sabemos que estamos en la B, millones de argentinos todavía no son conscientes que la Argentina es un país de la B gracias a las políticas populistas de Néstor y Cristina. Y la recompensa a Amado Boudou por su lealtad al matrimonio (no a la Patria, ni siquiera al Peronismo, que coincido con Sebastián Galiani, “se fue a la B el sábado”) es el premio a quien no tuvo empachos en expropiar los fondos de las AFJP o las reservas del BCRA para que Néstor y Cristina puedan profundizar el modelo, i.e. impulsar el PPT: Populismo Para Todos.

En un país de la B el matrimonio gobernante aumenta exponencialmente su patrimonio y recibe la falta de mérito por parte de un juez que no solamente sobresale por su corrupción sino por su capacidad para salir “sorteado” en todas las causas que involucran a funcionarios públicos (del gobierno y de la oposición).

En un país de la B la presidenta hace uso de la cadena nacional y de la Quinta de Olivos para hacer anuncios partidarios (remitiendo a lo dicho antes, dado el ninguneo al PJ se entiende que no podía hacer el último anuncio en una sede de este partido). En un país de la B se desvirtúan las instituciones al punto de contaminar con corrupción la causa de los Derechos Humanos.

En un país de la B se trata de amordazar a la prensa independiente (aclaro que independiente del gobierno, todos los medios tiene intereses propios, en todo el mundo). En un país de la B se debilitan las instituciones y se desvirtúa la división de poderes amalgamándolos todos alrededor del Ejecutivo.

También en un país de la B la oposición no se esfuerza por generar una alternativa de gobierno, y pretende llegar al sillón de Rivadavia por error del rival y no por mérito propio. Y en un país de la B los ciudadanos nos alegramos por los planes de Consumo Para Todos que con generosidad – magnanimidad – nos otorga Ella (a pesar que como bien señaló Andy Neumeyer en Foco Económico son “LCD caros para todos”).

Volviendo a River, y tomando palabras de otra nota en La Nación, ahora de Sergio Berensztein, titulada “La expresión de una crisis más amplia”,

Comienza ahora una nueva etapa, tal vez la más compleja de toda la historia del club. El descenso es la expresión, la consecuencia casi inevitable, de la profunda crisis institucional que vive River hace demasiado tiempo. No se sale de este infierno con atajos o con liderazgos salvadores. El fútbol de primera división, incluidos los barrabravas, han sido estatizados por el actual gobierno, gracias a Fútbol para Todos.

Espero que River ascienda rápido, como hicieron San Lorenzo o Racing en su momento. Pero la alegría desatada la guardo para el día que Argentina deje de ser un país de la B.

11 respuestas a River y el país de la B (de Boudou)

  1. Matías dice:

    No soy hincha de River, pero como no soy bostero no festejé que descendieran ayer. Coincido con la mayoría de los análisis que, con el diario del lunes, dicen que éste era un final cantado. La analogía con el país me parece que se queda corta porque si gana Cristina en octubre nos vamos a la C. Saludos.

    • mgeiras dice:

      Bueno, es cierto que hacer leña del árbol caído es fácil y que hay mucho oportunismo en algunos análisis expost, pero no me sorprende la debacle de River y lo que dice Raymundo Roberts me parece acertado (solo agregaría con énfasis el papel nefasto de Aguilar). Y quizás me quedé corto con la analogía con el país, por de pronto ya no soy el único que lo hace (ver esta nota de Sergio Sinay en La Nación).

  2. M.I. dice:

    Martín, yo soy bostero y de todos modos no creo que haya mucho para festejar. El futbol argentino está en decadencia, y como hoy le tocó a uds, mañana nos toca a nosotros.
    Coincido con que tenemos muchas características de un país de la “B”. El problema, que nunca puedo resolver pensando, es por qué a la mayoria de nuestros votantes le agrada seguir jugando en la “B”. Esas cosas que tienen las democracias, son complicadas de entender…

    Te dejo el link del análisis que hice luego del partido, no enfocándome en el hecho deportivo, sino en la violencia, que también creo caracteriza a un país de la “B”, como decís vos.

    saludos,

    • mgeiras dice:

      M.I. es un tema interesante el entender porqué persiste el populismo. Muy bueno tu post, es terrible ver como gradualmente nos estamos volviendo un país más violento (no llegamos a nuestro récord histórico pero si Cristina es reelecta no me sorprendería que eso suceda). Saludos.

  3. musgrave dice:

    q river haya descendido es la prueba q tan republiqueta no somos por mas que vos te esfuerces en propalar lo contario

    • mgeiras dice:

      Richard, no me sorprende que estés a favor de “nivelar para abajo”. Pero no te equivoques, tanto el fútbol argentino (basta ver a Grondona) como el país están en la B, y descendiendo.

  4. Salvador Estado dice:

    Lamentablemente hay mucha gente(ahi lo tenéa a Musgrave) que cree que el pais esta saliendo campeon en la A, en cualquier momento Grecia y España nos copian el “modelo” de juego!
    Supongo que es debido a que el aumento del precio de la soja no nos deja ver que tenemos recaudaciones de Nacional B y a las incomodidades de estos estadios estamos acostubrados.
    El descenso de River no era inevitable, necesitaban unicamente salir a empatar en Cordoba, los once atras en el peor de los casos perder uno a cero y hacer lo mismo en Buenos Aires despues de meter un gol. Pero como en el pais, la ideología manda como River va a jugar asi, si hubiesen dejado a JJ seguir jugando a menos cuando estaban cerca de la punta tambien por ahi safaban.
    Pero somos soberbios y condenados al exito.

    • mgeiras dice:

      Salvador, estoy de acuerdo. No entendí la necesidad de cambiar el esquema de juego a mitad de campeonato. A partir de ahí no gustó, no goleó, y ciertamente no ganó. A asumir la realidad (no perder tiempo en el diván), apuntar a promover en una o dos temporadas, y listo. Saludos.

  5. Raul Garonzi dice:

    Que primitivo tu análisis….políticas populistas…digno de grondona o de Neustadt. Tu análisis es superficial y muy pobre. Tanto el de la economía como el de River. Gonzalez Eiras es otro payaso. Sólo en una Universidad de cuarta como San Andres puede enseñar un ganso así

  6. Daniel dice:

    Y vos Raúl donde estudiaste??? En qué Universidad enseñás? Por qué te parece primitivo el análisis?

A %d blogueros les gusta esto: