Mejorar el tránsito en la Ciudad

Ayer La Nación publicó una serie de notas sobre políticas para mejorar el transporte público en la Ciudad (esta es la principal de Angeles Castro). Opinan Pedro del Piero, Inés Schmidt, Gonzalo Herrera Gallo, Andrés Borthagaray, y Guillermo Dietrich.

Las opiniones muestran cierto consenso alrededor de dos medidas, extender las ciclovías y la red de subtes. También se caracterizan por no citar estudios que indiquen análisis de costos y beneficios de diferentes alternativas. Los “expertos” aparentemente tienen poca preparación para diseñar e implementar políticas para el sector. Aprovecho para recordar a los lectores que Pedro del Piero fue uno de los autores de un proyecto de ley en el año 2000 para acortar los días en invierno. Una verdadera locura, que en una nota para El Cronista llamé “Impuesto al sol”, para un representante de la Ciudad (senador por FREPASO), que aparentemente sigue “ayudándonos” a los porteños, ahora desde la Fundación Metropolitana.

Hay dos medidas que no mencionan y que creo son importante (acá me conviene aclarar que yo tampoco soy un experto en el tema). La primera es cobrar una tasa de congestión a los usuarios de automóviles (al entrar al macrocentro, con tecnología como la que se emplea en Londres). Hay quienes dicen que no es justo cobrar antes de tener una red de transporte público desarrollada. Esto parece el cuento del huevo y la gallina. La realidad es que la congestión existe y que la teoría económica indica que sería conveniente cobrar una tasa. Esta tasa quizás debiera ser baja en un comienzo y aumentar en la medida que se expandan las alternativas de transporte público.

Otra idea es la de alargar los andenes de las estaciones de subte y añadir vagones a las formaciones en servicio (sobre este tema, y otras ideas alrededor del trazado de la red de subte, ya había escrito un post el año pasado). Tiene un costo varias veces inferior al de construir una línea nueva y beneficia a un gran número de personas. De hecho de llevarse a cabo estas ampliaciones en las redes B y D (y la terminación de la H), la línea G propuesta (que tiene cierto tufillo a negociado) no tendría un beneficio que justifique su costo, como expliqué en el mencionado post.

5 respuestas a Mejorar el tránsito en la Ciudad

  1. Ecónomo dice:

    Martín, tanto tiempo…
    A Pedro del Piero lo tuve como cliente hace muchos años. Lamentablemente, nunca supe de la existencia de este proyecto de ley “gracioso” como para preguntarle…
    Con respecto a los puntos que considerás importantes y no fueron analizados, algunas reflexiones.

    Por un lado, cobrar la tasa de congestión me parece lo más lógico desde el punto de vista teórico. Sin embargo, a la luz de los pequeños “esfuerzos” que se vienen realizando desde hace tiempo (circular por número de patente como decían en el gobierno de Menem, hasta cobrar más caro si viajás solo en la autopista), creo que debemos tener una solución efectiva (¿tasa mas cara?) para un problema que cada vez va a ser mayor. La que planteás puede ser una, pero no se si es la mejor. El problema es la “contraparte”: Si yo decido dejar el auto en casa y viajar en subte, este último me tiene que reportar algún beneficio (que no se limite exclusivamente al costo que me ahorro por esa tasa de congestión). Creo que eso está en falta. Hoy viajar en subte no reporta ningún beneficio (salvo el costo subsidiado) ni en tiempo, ni en comodidad. En colectivo ni te cuento…

    Por otro lado, la ampliación de la red y agregar nuevas formaciones sería, a priori, una buena medida. El problema es que no vamos a tener una solución en el corto plazo: Cada estación de subte demora 4 años en ser inaugurada…

    Esto se transformó en una peritonitis aunque los médicos sigan pensando en una simple apendicitis….

    Un abrazo,

    • mgeiras dice:

      Ecónomo, por eso para el subte lo que digo es alargar las estaciones existentes. Para que más gente pueda viajar en este medio (al pasar de convoyes de ocho a 10 o 12 vagones). Lo de la tasa por congestión tiene que ser por entrar al macrocentro para desalentar hacerlo (y/o fomentar el pool de autos). Es ridículo lo de restringir por número de patente porque eso es muy rígido y por ende termina siendo una regulación de letra muerta (de hecho creo que se implementó un tiempo durante la dictadura). Abrazo.

  2. victorlustig dice:

    realmente divierte, y entristece, que gente que se supone conoce el mapa de Buenos Aires no se de cuenta que NINGUNA de las “soluciones” que pretenden esta afuera del eje Cordoba – Alvarez Thomas -Gral Paz – Rio de la Plata

    Existe todo un mundo despues de ese eje, y, si pretenden mejorar el transporte en eesa zona, al menos a eso van las propuestas, lo unico que lograran es que la gente se mude a esa zona, con lo cual, el problema, en vez de mejorarse, se agrava.

    No seria mejor digo, pensar algo para fuera de ese eje (la H no cuenta, igual que el premetro es politica pura/clientelismo)

    Yo que vivo en Devoto (cerca, pero es lo mismo o peor), la verdad, alejado, quizas por suerte de todo medio de transporte masivo, del gobierno de la ciudad, etc, me maravilla que nadie piense en mejorar la calidad de transporte de una persona que vive en, digamos Nogoya e Irigoyen

    Es ciertamente lamentable, tanto como l aidea del gobierno de la ciudad de crear centros logisticos, despues de haber hecho el metrobus, no antes, asi los camiones dejaban de circular, ahora es la solucion a un tiro en el pie propio

    Pero bueno, asi estamos, si la academia piensa ideas innovadoras como esas para mejorar el transporte publico de los que tienen, deberemos mudarnos, no? con lo cual, como dije, el problema se agravara en vez de mejorar, no me quedan esperanzas para el gobierno municipal (al fin y al cabo, nuestro Intendente cree que Liniers esta en Provincia, ya que lo dijo)

    saludos

  3. Martin dice:

    Hola Martín: Es tremendo este tema! Me gustó la idea de ampliar los andenes, pero lo más urgente es mejorar la frecuencia.
    Aquí los subtes tardan 5 minutos o más entre formación y formación. Hace unos años visité Rusia, y en Moscú quedé asombrado por la red de subterraneos. Si bien las formaciones son viejas, en hora pico, la linea roja (la principal) el siguiente tren entraba al andén 45 segundos despues de que había sido despejado. No digo que sea facil lograrlo, pero si lograramos reducir a la mitad los tiempos del nuestro, duplicaríamos la capacidad de carga real (o sea, lo mismo que duplicar los andenes instalados) y con un costo bajísimo en comparación.
    Nuevos sistemas de control y muy poco más.
    Pero de eso no habla ningún experto. Por qué será?
    Por otro lado, todos los planes abarcan -como máximo- la capital federal. Hoy en día, el AMBA es prácticamente de Zárate a La Plata y se necesitan soluciones INTEGRALES y COORDINADAS.
    Obviamente, es otro tema que nadie toca.

    Saludos!!
    MArtin.

    • mgeiras dice:

      Martin, es una buena idea. En los últimos años se hicieron obras para mejorar la señalización en algunas líneas de subte (la B y D al menos), y ello debiera de permitir una mayor frecuencia. Pero por otro lado el gobierno nacional no quiere que aumente la demanda de energía eléctrica (es sabido que en verano en los días de mucho calor obligan a Metrovías a incumplir con las frecuencias por este motivo), de manera que no espero mejoras significativas en este sentido hasta que la regulación del servicio pase a la órbita de la Ciudad. Saludos.

A %d blogueros les gusta esto: