La verdadera batalla detrás del dólar

La semana pasada escribí una primera nota especulando sobre las medidas económicas del tercer gobierno kirchnerista. Me concentré en tres escenarios de la economía global, de los cuales el intermedio sigue siendo el más probable luego de una nueva ronda de “parches” en Europa.

En este contexto llama la atención, desde una óptima puramente técnica, que se anunciaran medidas para intensificar el control de cambios (recordemos la primera ley de marketing: para hacer algo atractivo hay que prohibirlo… empezando por la manzana de Adán y Eva). Pasadas las elecciones, con la incertidumbre mundial atenuada, el real apreciándose, estaban dadas las condiciones para deslizar el dólar, hasta digamos 4,50 pesos, y cerrar así la sangría de reservas por reducción de expectativas devaluatorias (hoy Carlos Pagni acierta en decir que se espera una devaluación “a falta de otras políticas”, y Eduardo Levy Yeyati en este post también admite que “cuesta entender la estrategia del gobierno”)

Me parece que para entender el refuerzo del control de cambios hay que hacer una lectura política del interregno entre el segundo gobierno K y el tercero que verá la luz de acá al 10 de diciembre. Hay una lucha de poder dentro del oficialismo que se vislumbraba antes de las elecciones y ahora se desata con fuerza. Fenómeno cuantificado por Joaquín Morales Solá ayer en La Nación al notar que Cristina dialoga con siete ministros de Economía (y por si hiciera falta, aclara que cuando hay siete no hay ninguno).

En la nota citada de Pagni se describe la génesis de los controles de cambio en el enfrentamiento entre Mercedes Marcó del Pont y Amado Boudou por el control, valga la redundancia, de la economía:

La verdad es que Marcó del Pont se está imponiendo sobre Boudou en la batalla por el oído de la Presidenta. La tesis que elaboró con el auxilio de Arturo O’Connell, ex director del Central, y de Matías Kulfas, director del Banco Nación, ha triunfado. Reza así: como el tipo de cambio multilateral está equilibrado, la crisis cambiaria no tiene motivaciones genuinas. Por lo tanto, no sería más que una turbulencia pasajera, que se resolverá con sólo atemorizar a los compradores de dólares.

El dólar no se enteró de esta teoría. Pero muchísima gente se enteró de que hay problemas con el dólar. Mientras el oficial cotizaba el viernes a $ 4,25, el del mercado blue -eufemismo con que los financistas evitan hablar del desagradable mercado negro- lo hacía a $ 4,45. Las operaciones de contado con liquidación -subterfugio para exceder el cupo de expatriación de divisas a través de la compraventa de bonos- se pactaban con una paridad de $ 4,82.

De persistir la brecha, es posible que esta semana la Argentina se convierta en el segundo país de la región con dos tipos de cambio. El otro es Venezuela.

Es lamentable que MdeP se esté perfilando para el ministerio de Economía, pues el país solamente se puede permitir el mayor nivel de distorsiones que su gestión implicaría si el mundo estuviese en lo que en el post anterior llamé escenario de boom. En el escenario intermedio que estamos viviendo para los argentinos sigue siendo racional comprar dólares para cubrirse cuando MdeP les “arruine la fiesta”. Y mientras tanto los mismos argentinos se preguntan ¿porqué el fallecido Néstor Kirchner pudo comprar dos millones de dólares a un tipo de cambio preferencial y nosotros para comprar mucho menos tenemos que ir al mercado negro?

8 respuestas a La verdadera batalla detrás del dólar

  1. Lucas dice:

    Si evaluamos las restricciones por su impacto podemos decir que tuvieron éxito. Hoy casi nadie pudo comprar dólares en el segmento minorista (http://www.lanacion.com.ar/1419305-problemas-e-incertidumbre-en-las-casas-de-cambio-en-el-primer-dia-de-controles). Y más de un kirchnerista exaltado hace este análisis comparando lo que el BCRA vendió hoy y lo que vendió el viernes.

    Saludos.

  2. Flics dice:

    Parece que el dollar se desinfla en Brasil… 1,68… como quedamos con tu analis? Floja la pata no?

  3. Marcelo dice:

    Trabajo en relación de dependencia y al intentar hoy comprar dólares en el banco me comentaron que presento “inconsistencias” según la AFIP. El 100% de mis ingresos provienen de mi sueldo, estoy en blanco, tengo todo declarado, entonces, más que restricciones no serán prohibiciones?
    Buen post, saludos.

  4. mgeiras dice:

    Lucas, efectivamente varios pseudoanalistas del oficialismo se confundieron la foto con la película.

    Flics decís que el dólar “se desinfla” en Brasil. Supongo que querés decir que se deprecia. Cuando una moneda se aprecia respecto de otra la segunda se deprecia respecto de la primera. Y el real se viene apreciando desde hace un mes luego de una fuerte depreciación que generó ruido en el país. Y justamente en el segundo párrafo de la nota lo menciono. ¿Floja tu capacidad de comprensión, no?

    Marcelo, mañana voy a intentar suerte en el banco. En parte por curiosidad antropológica (es la primera vez en mi vida adulta que tengo que lidiar con este tipo de regulaciones). Saludos.

  5. Chofer Fantasma dice:

    Le deseo éxito. Hice la prueba de entrar en la AFIP para averiguar mi límite y tengo uno de algo así como el 50% del sueldo.

  6. Carolina dice:

    Imperdible la sátira de Reymundo Roberts de hoy

A %d blogueros les gusta esto: