“La emisión genera inflación”, verdadero o falso

Nuestra nunca lo suficientemente odiada MdeP se despachó con unas declaraciones incendiarias en un reportaje publicado en Página 12 el pasado domingo:

–Algunos economistas advierten que la decisión de potenciar la capacidad de financiamiento del Banco Central al sector público generará inflación.

–Es totalmente falso decir que la emisión genera inflación. Solamente en Argentina se mantiene esa idea de que la expansión de la cantidad de dinero genera inflación. El pánico que se quiere transmitir alrededor de la capacidad de financiar al Estado es muy parecido al debate sobre el uso de reservas para pagar deuda. Es el mismo discurso. Descartamos que financiar al sector público sea inflacionario, porque según esa afirmación los aumentos de precio son por exceso de demanda, algo que no vemos en Argentina. En nuestro país los medios de pago se adecuan al crecimiento de la demanda y las tensiones de los precios están por el lado de la oferta y el sector externo.

En sentido puro su afirmación es falsa, como bien demostró Andy Neumeyer en un post en Foco Económico al siguiente día. Hay tanta evidencia que el aumento en la cantidad de dinero genera inflación en el largo plazo que es uno de los hechos estilizados de la economía, como que el aumento del precio de un bien induce a una reducción en la demanda del mismo. Para extender un poco la discusión con MdeP hacemos notar que la relación entre emisión e inflación es válida para el largo plazo. Es posible que en el corto plazo uno vea episodios de emisión sin inflación.

Más allá de la ridiculez de afirmar que la inflación en Argentina no es un fenómeno de demanda sino de oferta (¡¿y por ende suponer implícitamente que emitir estimula la oferta y por ende es deflacionario?!), el gobierno ha fundamentado los cambios a la Carta Orgánica del BCRA en el accionar de los bancos centrales de los países desarrollados que ampliaron fenomenalmente la cantidad de dinero luego del pánico por la quiebra de Lehman Brothers. Como dice Nicolás Dujovne en una nota publicada ayer en La Nación: 

Está de moda comparar la fenomenal emisión de dinero de la Reserva Federal con la que planea emular el BCRA. Y la gran diferencia se llama liquidez y ciclo. La Reserva Federal les compró bonos del Tesoro a los bancos norteamericanos en el peor stress de liquidez desde los años 30, mientras la economía de Estados Unidos veía duplicar su tasa de desempleo desde el 5 al 10% en medio de una incipiente deflación que ponía en jaque a los deudores. En la Argentina, la economía crece desde hace años por encima de la capacidad de la oferta doméstica de acompañar ese ritmo. Por ello la inflación supera el 20%. Y la liquidez de los bancos supera el 35% de los depósitos.

Los americanos emitieron para suavizar el ciclo económico y evitar una depresión. Para los argentinos, aplicar esa receta sería como darle cafeína a un insomne. Bajar la inflación ayudaría a evitar el estancamiento al que inevitablemente nos dirigimos sin un cambio de rumbo.

Lo que Dujovne no dice (ni ningún funcionario del gobierno) es que desde el primer día los norteamericanos se preguntaron, y todavía discuten, cuál va a ser la estrategia para absorber toda esa masa de liquidez cuando las condiciones económicas mejoren y la economía esté cerca del pleno empleo. Obviamente se preocupan por este tema pues son conscientes que de no revertir la expansión se encontrarán con inflación (ver este trabajo de Iván Werning sobre la política óptima en una trampa de la liquidez, en particular la conclusión de que es óptimo mantener las tasas bajas por cierto tiempo después que se la recuperación se consolide). 

Como en toda comunicación de este gobierno infame, el “relato” se distorsiona. En este caso se mencionan los beneficios (para otros países) de expandir la cantidad de dinero sin explicar (que dichos países presentan) las circunstancias para que esta política no sea inflacionaria, ni que (estos países son conscientes que) su adecuada aplicación implica la reversión de la misma una vez logrados sus efectos. La realidad es que Argentina no tendría ningún beneficio pues no tenemos amplia capacidad ociosa, ni menos se piensa en una política monetaria contractiva en el futuro (recordemos a la misma MdeP cuando dijo que era “esto o el ajuste salvaje“). La realidad es que el gobierno decidió que la caja que le convenía robar en la coyuntura actual es la de las reservas del BCRA. ¿Qué queda para robar mañana?

6 respuestas a “La emisión genera inflación”, verdadero o falso

  1. victorh dice:

    Comparar EEUU con Argentina es ridiculo, ellos tienen un sistema de moneda unica y su emision se absorbe desde muchas partes, como los inversores internacionales que compran bonos de la reserva como una forma de ahorro. Es posible que ellos, luego de que se supere esta crisis, entren en un ciclo inflacionario, la herramienta mas comun que tienen a mano, es la suba de tasas, que provoca el enfriamiento de la demanda. El caso argentino es totalmente diferente, aqui se utiliza un sistema bimonetario, con el dolar como moneda de ahorro y el peso como moneda transaccional, cuando la brecha entre ambas se amplia, por devaluacion del peso o atraso en en el valor del dolar, el efecto siempre es inflacionario, ya que actua en las espectativas del mercado y el mismo se adelanta generando distorciones.

    • mgeiras dice:

      victorh, mencionás un punto válido. La brecha entre el dólar paralelo y el oficial es una medida de las expectativas de devaluación que tiene el mercado. Y con el anuncio de la reforma a la Carta Orgánica se disparó el paralelo aproximadamente un 5% en una semana.

  2. Gonzalo W Costa dice:

    Muy buena nota. Las batallas de ahora son para ver quien paga la fiesta . . . La fiesta se termino y entonces estos personajes siniestros, como MdP, de una ignorancia cercana al absurdo y el patotero-barrabrava de Moreno, cuyos argumentos son el insulto y la descalificacion, no saben, no entienden, no les interesa absolutamente nada de cuanto ustedes expresan. Su unico interes es el choreo y la expoliacion, el sakeo y la caja . . .

    • mgeiras dice:

      Gonzalo, creo que están tratando que la fiesta se termine como un globo que se desinfla y no que se pincha. Vamos camino a la estanflación con un crecimiento del PBI por debajo de la media (real) de los últimos ocho años, y por debajo de la media de nuestros vecinos. Creo que, además de los que enumeraste, tienen interés en que se note lo menos posible que son ineptos administrando las tensiones del “modelo”. Saludos.

  3. Wind dice:

    La emision genera inflacion, pero el analisis de la inflacion es siempre un tema de perspectiva. Historicamente hemos enfocado nuestra situacion economica como si fueramos un pais desarrollado, en mi opinion el objetivo a apuntar es el famoso desarrollo economico y la estabilidad via crecimiento.
    En ese contexto no puede haber crecimiento sin inflacion, el administrar la crisis no conduce a nada.
    El simple hecho de compararnos con los EEUU o ver como modelo una politica de la Reserva Federal desde la persectiva del BCRA demuestra la confusion existente. Ni siquiera habria que perderse en ese debate, es solamente para distraer, y es indudable que tienen bien claro lo que quieren hacer . … si eso es bueno es otra cosa.
    Durante la crisis de fines de los 90 los organismos internacionales trataron de condicionar los modelos de los paises asiaticos con la misma historia de la inflacion, las respuestas fueron concidentes, que “sin inflacion sus economias no podian crecer”, algunos hacian referencia a que el minimo aceptable era el 5%.
    Por eso es un tema de perspectiva, la Argentina deberia preocuparse por crecer y no por administrar un nivel de desarrollo/economia que esta en frano retroceso desde hace decadas.
    Saludos .

  4. […] escribí un post en base a una afirmación dogmática de MdeP respecto a la relación entre emisión monetaria e […]

A %d blogueros les gusta esto: