YPF y el valor de la reputación

El año pasado escribí un post ejemplificando como la construcción de reputación permitía a Roger Waters llenar nueve River para presentar The Wall. Hoy vamos a ver un ejemplo de lo opuesto: como no tener reputación obliga al gobierno a subir el precio del gas en boca de pozo para dar señales para invertir.

Ayer se anunció la suba del precio del gas en boca de pozo de un 300%:

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, anunció este jueves un aumento del 300% en el precio del gas en boca de pozo, de 15 a 60 centavos de peso el metro cúbico. Asimismo explicó que este movimiento reportará una rentabilidad de $900 millones para las empresas (YPF tiene el 51% del mercado) y unos $119 millones para las provincias productoras. “Este aumento fue a cambio de negociar planes de inversión para producir más gas”, dijo.

Así lo anunció durante la inauguración de una planta de YPF en la localidad de Ensenada. La Jefa de Estado también afirmó que los gobernadores que integran la Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) firmaron un “pacto federal hidrocarburífero” para allanar el camino a la titularización del 25% de la empresa en manos de sus jurisdicciones.

Tal como adelantó LA NACION en su edición de hoy, la medida tiene como objetivo mejorar la producción de gas y atraer inversiones al sector. Según el Viceministro de economía, Axel Kicillof, esta medida también beneficiará a las estaciones de servicio porque tendrían mejor abastecimiento.

Cuando el gobierno decidió la expropiación de YPF sus “cabezas pensantes” imaginaban que poniendo la joya del yacimiento Vaca Muerta sobre la mesa los inversores se iban a pelear por asociarse a ellos para explotarlo. La realidad mostró que nada pudo hacer Miguel Galuccio para convencer a estos potenciales inversores que el precio del gas a extraer iba a ser competitivo. Los inversores le hacían notar que nada impedía al gobierno renegar de su promesa en el futuro y pagarles a ellos el mismo precio deprimido que regía para yacimientos maduros. Ni siquiera los chinos, que pueden amenazar a Cristina con trabas comerciales (como hicieron hace dos años cuando Argentina intentó frenar ciertas impotaciones chinas), se animan a entrar en el negocio.

Es por eso que el país se vió obligado a dar una señal fuerte para convencer a los inversores que no les haría en el futuro lo que le hizo este año a Repsol. Y como toda señal informativa, debe ser costosa. La señal es aumentar fuertemente el precio de todo el gas. De esta manera los potenciales inversores están más tranquilos pues el costo político (y económico) de llevar el precio del gas a un nivel que haga rentable la exploración y explotación de los yacimientos no convencionales ya está hundido.

¿Qué hubiera podido hacer un gobierno con reputación? Hubiera podido mantener el precio del gas (y petróleo) maduros a niveles bajos y prometer precios más altos para los combustibles provenientes de nuevas exploraciones. Como Cristina no es Roger Waters, el costo de la falta de reputación lo pagaremos todos.

Ah, y respecto al comentario de Kicillof citado arriba, podríamos decir que aumentar el boleto de subte beneficiaría a los usuarios porque “tendrían mejor abastecimiento”. Axel, eso se llama equilibrio de mercado con restricciones de oferta, por ajuste de la demanda. Muchas malas palabras para tu jefa.

Anuncios

7 respuestas a YPF y el valor de la reputación

  1. F dice:

    Buena observación!

  2. victorlustig dice:

    los gobiernos con buena reputacion nos dejaron sin gas ni petroleo por sobrexplotacion,i.e. Ramos y el Norte de Chile, capitulo, como rompemos un yacimiento, la empresa privada hace 3 cosas paralelas para el mismo percado y se genera lucha de precios subsidiados para los chilenos, nadie lee historia?

    • mgeiras dice:

      Victor, lo que se exportaba eran excedentes de produccion por sobre la demanda interna. Al cerrar las exportaciones manteniendo los precios internos congelados (que fueron la razon por la cual la demanda interna aumento) el gobierno le dio la señal a los productores que les iba a expropiar las inversiones en exploracion hundidas. Por eso dejaron de explorar y las reservas colapsaron. Es cierto que las reservas venian declinando desde mediados de los noventa. Hubiera que haber corregido los incentivos de los productores, no expropiarlos. Saludos.

    • victorlustig dice:

      no es el lugar ni el proposito del post esto, pero, copiar el marco regulatorio de mercados maduros a inmaduros como este, no fue bueno, ni la demanda estaba satisfecha, lo estaba bajo el concepto el que quiere la ampliacion que la pague, lo cual genero un subsidio a los instalados.
      De todas formas, la lucha por el mercado chileno en el Norte implico no renovar ni explorar nada en Ramos (por citar una) lo cual llevo a una politica de quien baja mas genera en el otro lado.
      Por eso, es una falacia decir declinaban, Aguarague no, Ramos tampoco.
      Te sugeriria que antes de hablar de incentivos a productores, etc, expliques claramente en lenguaje llano que significa, señales de mercado, lenguaje de regulacion pura, antes de decir livianamente excedentes de produccion. Por ejemplo, ninguna central electrica tenia contratos firmes de provision de gas (salvo 1), lo cual indica que el mercado no preveia faltantes de gas, sabiendo que no se exploraba ya que el precio estaba a USD 12, por citar una de las caracteristicas del mercado energetico no regulado (en la practica era asi, EDESUR es una muestra)

      saludos cordiales

      PS: El actual no es lo mejor, pero vistas los restos que dejaron en ese momento, que queres que te diga

    • mgeiras dice:

      Te lo respondo corto y preciso. Al privatizarla habria que haber partido YPF en tres partes, produccion, refineria y distribucion. Eso hubiera resultado en un mercado nivelado donde las señales de precios no hubiesen estado distorsionadas por una empresa grande integrada. No se hizo. Con regulacion se hubiera mejorado la situacion expost. Tampoco se hizo. Luego vino la hiperregulacion. Guy Sorman tiene razon cuando dice que somos un museo de un debate que ya desaparecio.

    • victorlustig dice:

      lo de museo es eso que mencionas, el breakup de Standard Oil, o el de baby Bells, que, pasado el tiempo, volvieron a la integracion, como sabras, ver caso SWBell, ahora, integradas y no reguladas.

      La teoria muy bonita, la realidad es que la teoria no sirvio (la de breakup), Bell es el ejemplo mas claro de las teorias de integracion desintegracion de mercados verticales que pasaron de moda.
      Tiene razon Guy Sorman, pero no por su ejemplo, el quedo atado a la frase the business of business are business

      Observaras que solo un par de ejemplos de mundo real, si queres hay mas, muchos mas, con lo cual, cambiamos la realidad?

A %d blogueros les gusta esto: