¿Quién miente?

Mañana es el 7D, que para el gobierno sería al grupo Clarín lo que el 21 de diciembre del 2012 era para los mayas. El final de una era que es presentado como el fin del mundo. Ahora bien, como espectadores de esta pelea nos podríamos preguntar, como dice una publicidad de Clarín, ¿quién miente? ¿El gobierno o el multimedia?

Desde hace más de doscientos años que la prensa es vista como el “cuarto poder” (aclaración para lectores argentinos despistados por tantos años de kirchnerismo: en una República debe haber tres poderes, Ejecutivo, Legislativo, y Judicial, que se marcan límites entre ellos para evitar caer en una tiranía). Esto se debe a la influencia que tienen los medios sobre los ciudadanos, ya que al informarlos sobre el ejercicio práctico del poder, ayuda a limitar a este (en sus tres ramas, no solo al Ejecutivo). Por este motivo los gobiernos intentan censurar a la prensa, observándose en general dos tipos de equilibrios: uno “bueno” con prensa libre y gobierno republicano, y otro “malo” con medios controlados (tipo Pravda) y gobiernos autoritarios. Hay matices intermedios pero en general se está en uno de los dos polos.

Los medios además de informar y reflejar la opinión pública también crean, o moldean, a esta última. Esto puede suceder de dos formas (aparte de por accidente). Primero, puede suceder que un medio busque maximizar la demanda de sus productos para lo cual se sesga en la información hacia donde tenga una mejor respuesta en sentido comercial. Por ejemplo, como “el miedo vende” magnificar los efectos devastadores del pánico financiero tras la caída de Lehman Brothers en 2008, o el posterior auge de noticias sobre el “final del capitalismo” luego de dicha crisis.

Segundo, puede suceder que un medio maximice beneficios no por el camino tradicional de aumentar las ventas, sino consiguiendo fondos públicos a cambio de sesgar la información en la dirección que determine el (o convenga al) gobierno de turno. Los fondos obtenidos en este caso pueden ser a través de publicidad oficial, o por el otorgamiento para explotar nuevas licencias, o directamente mediante coimas. Y cuánto extraen los medios del gobierno a cambio de sesgar la información depende de la fortaleza del gobierno. En estas circunstancias el precio no lo determina el mercado.

¿Miente Clarín? Si, Clarín miente pues durante muchos años practicó este segundo tipo de negocio en el cual intercambió reportes sesgados al poder a cambio de dádivas. Eso es mentir. Y como nos señala el blog de Jorge Asís en una nota reciente, Clarín fue un aliado táctico del gobierno hasta el conflicto con el campo (cuando comenzó a ser oneroso, en términos de reputación comercial, defender la 125):

Pero El Furia asumió la lucidez del pragmatismo. A los efectos de sostener la fragilidad inicial de su gobierno. Fue a través de la fortaleza de un trípode.
Conformado -el trípode, hoy desaparecido- por los tres hombres, en su evaluación, más poderosos de la Argentina.

1.- Él mismo, o sea El Furia, el poder del Estado.
2.- Héctor Magnetto, El Beto, Clarín, el poder de la Comunicación.
3.- Hugo Moyano, el poder del Trabajo.

A los recursos del Estado (manejados arbitrariamente por Kirchner) se le sumaba la complacencia de la Comunicación(con Magnetto en la bolsa).
Para completarla se les sumaba la certidumbre del Trabajo (a cargo de Moyano). Con el atributo de impedir, sobre todo, la paralización. Y de asegurarse el control de la calle.

El poder de Clarín explica el porqué varios políticos de la oposición toman una postura de dejar que la pelea entre el kirchnerismo y Clarín se libre en forma salvaje para que los dos pierdan. Se imaginan como un eventual gobierno débil y no quieren ser rehenes del multimedia (en particular, los radicales no se imaginan esto, lo saben). Creen que la destrucción de la libertad de  prensa en Argentina los beneficiará. Ilusos, e idiotas.

Ahora un lector desprevenido se preguntará ¿”destrucción de la libertad de prensa”? ¿acaso no acabo de criticar a Clarín? Si, pero por más imperfecta que sea la prensa, su libertad es un bien valioso para la sociedad. Como decía Alexis de Tocqueville en su ensayo “La democracia en América”, ante la imposibilidad de regular la libertad de prensa, si uno tiene que optar entre tenerla o no, es mejor tener libertad de prensa (una reseña de los argumentos de Tocqueville en esta nota).

¿Miente el gobierno? Por supuesto. El “relato” es una serie de mentiras hiladas con algunas pocas verdades, mayormente compuestas estas últimas por las pocas buenas políticas que se implementaron mientras Néstor Kirchner estaba vivo (política de derechos humanos, AUH, entre otras). Basta ver los números de inflación del Indec para darse cuenta que el gobierno miente. Y no creo necesario extender este post enumerando estas mentiras. Para ello los refiero a un post de Luciano Cohan en la previa al 8N. 

Dado que la Cámara acaba de prorrogar la medida cautelar que beneficia a Clarín “hasta que haya sentencia definitiva” no se bien qué va a suceder mañana. Seguramente nada que haga de Argentina, como mentía Kirchner en la campaña de 2003, “un país serio”.

EXPOST: Buena nota hoy en el blog de Jorge Asís sobre la ridiculización del gobierno que hoy quedó desnudo. Sobre el final estas línea: 

Al llegar a un cierto nivel, mal que mal, los jueces disponen de algún prestigio merecido. Supieron conquistar el derecho de tener su pequeño Harvard.
Significa que a cualquiera de ellos le pueden preguntar, en alguna universidad de marca: “¿Usted votó tal cosa?”.
En definitiva, ningún juez de excelencia puede arriesgarse a quedar como preservativo descartable. De ningún gobierno.

No estoy de acuerdo con la última afirmación. Me parece que Norberto Oyarbide tiene perfil de profiláctico.

Anuncios

19 Responses to ¿Quién miente?

  1. lis2011 dice:

    Deberias tener verguenza de defender a Clarín, que es mucho peor que las “críticas” que le hacés en tu nota.

    • mgeiras dice:

      lis2011, deberías leer mejor la nota. Yo no defiendo a Clarín sino la libertad de prensa, el saber que existe este cuarto poder que me defiende de los atropellos, no solo teóricos sino manifiestos, de este gobierno. Tampoco me da vergüenza decir, y repetir, que detesto al kirchnerismo. Como detestaría cualquier gobierno que sea extremadamente populista, sin importar la “ideología” que tratara de usar para barnizar sus actividades ilegales.

  2. Daniel dice:

    Todos mienten? el problema en la Argentina ya es estructural, no son solamente las instituciones las que carecen de integridad sino tambien sus miembros. Particularmente en el periodismo eso llamado integridad es fundamental, a pesar de que obviamente siempre existen intereses.
    Puedo compartir una experiencia personal: una periodista de Clarin escribio una nota donde decia que me encontraba en el exterior cuando en realidad me encontraba en Buenos Aires defendiendo mi caso en la Cancilleria.
    La llame telefonicamente para informarle que me encontraba en Buenos Aires y que podia demostrarlo, solamente me comento que la informacion la habia recibido del Palacio San Martin. Era un tema importante, particualrmente para mi, pero esta “periodista” ni siquiera perdio el tiempo en confirmar la informacion.
    Otros periodistas (de otros medios) tambien negaron posteriormente escribir articulos que fueron publicados con sus firmas.
    Todo aquel que haya enfrentado a la corrupcion en la Argentina sabe que en un punto “todo es lo mismo” y en la mayoria de los casos estas actitudes no responden a lineamientos o politicas institucionales, es simplemente la corrupcion estructural la y falta de principios de sus integrantes.

    • mgeiras dice:

      Daniel, efectivamente todos mienten. Solo que las mentiras de el gobierno, cuando las puede sostener porque no hay prensa independiente, son más graves que las de los medios. Y comparto tu visión pesimista de la Argentina. Hasta 2008 yo mantenía un optimismo en la sociedad, pero habiendo visto el vacío de propuestas de la oposición en las elecciones del año pasado ahora soy tan pesimista que voy a necesitar ver más de cuatro años de un “buen” gobierno para recuperar la confianza en el país. Saludos.

  3. Daniel dice:

    De acuerdo, la prensa es necesaria, aunque lamentablemente, en nuestro caso, se maneje dentro del intelectual y profesionalmente pobre contexto local.
    Una muestra mas del colapso de los sistemas vigentes, desde lo politico a lo mediatico no solamente local sino mundial (basten como muestra los “reality shows”).
    Esperemos Internet siga creciendo como medio de expresion alternativo, lo que faltan son lideres que finalmente respondan a los intereses de la gente, quizas esa sea la proxima etapa no?
    La estructura esta tan corrompida que nada bueno puede salir de adentro.
    Saludos y no perdamos la esperanza.

  4. Juan dice:

    Comparto en que todos mienten, aunque cuando te referis a la prensa das como validos dos supuestos que en realidad habria que someter a un analisis mas profundo ( y en lo personal, considero falsos) primero y cito : “Los medios además de informar y reflejar la opinión pública también crean, o moldean, a esta última. ” Los medios en ningun momento “informan” la opinion publica, solo la crean y moldean. La ilusion de que existe algo asi como una opinion de la sociedad y un medio “independiente” la recoge y la transmite, no resiste el menor analisis. Haciendo una afirmacion como esa, propones que existen medios que hacen algo como eso, mientras otros manipulan. La opinion publica, no es otra cosa, que opinion publicada, y esta responde a la linea editorial del medio.
    En el otro punto, hablas de “Libertad de Prensa” claramente lo que esta discutiendose es “Libertad de Empresa”. En primer lugar habria que definir que quiere decir libertad de prensa. Es un termino tomado muy a la ligera y que no se discute con la profundidad necesaria. Si a mi me preguntan, hay libertinaje. Cada cual publica la mentira que le parece (a favor o en contra) y cuando la realidad es mas fuerte que la ficcion, nadie se desdice o corrige.
    Sin embargo, pocos son los espacios para que periodistas informen sin la presion de los intereses politicos o economicos del medio. Por lo que, la libertad de prensa reclamada, es solo para que a empresa pueda publicar lo que quiere, no asi, para que un periodista pueda investigar y publicar con honestidad intelectual.

    Si vamos al fondo de la cuestion, el Grupo Clarin y el gobierno, no se pelearon por otra cosa que no fueran negocios. Decir que la ley de medios apunta a la censura o va contra la libertad de prensa, es una falacia. Porque parte de la premisa de que existe previamente libertad de prensa. Por otro lado, no discuten sino otra cosa que la cantidad de licencias y el plazo de desinvercion, por lo que los contenidos y lineamientos (los que si son importantes a la hora de la “libertad de prensa”) no estan en tela de juicio.

    Si mañana Clarin tuviese menos licencias, solo se atacaria el poder de un grupo empresarial. Pero si los periodistas quieren informar libremente, probablemente tendrian las mismas condiciones, y presiones, aunque mas oferta laboral. Por lo que existe la posibilidad de que se abran mas lineas editoriales que atomicen la agenda.

    Un abrazo

    • mgeiras dice:

      Juan, gracias por tu comentario. Te refuto tu primer crítica con un ejemplo. Medios extranjeros que reportan sobre la situación del país “informan” la opinión pública argentina para sus lectores/audiencia en el extranjero. Por ejemplo The Economist presenta noticias con muy poco sesgo de todo el mundo y es un placer de leer (acá reconozco que yo estoy sesgado al ser economista). Es cierto que se da un ida y vuelta entre la opinión de la gente y la forma en que la prensa “informa”. Existe una línea editorial, pero ello produce un sesgo en el reporte, no la “invención” (por creación de la nada) de lo que la gente piensa.

      En tu segundo punto estás reflejando lo que decía Tocqueville. Que la libertad de prensa no es ideal, puesto que no hay responsabilidad por lo que se dice (accountability). De ahí que la profesión creó códigos de conducta que más o menos la autorregulan (al menos en países desarrollados). Pero Tocqueville acierta, en mi opinión, al preferir este “libertinaje” a la censura, o eliminación de la prensa independiente.

      Coincido que la pelea fue por negocios, o un pase de factura entre mafiosos. Me gustaría una buena ley de medios que evite la concentración, pero no me parece correcto desguazar un grupo económico de esta forma. Por ejemplo, ¿porqué dividir las licencias de cable en tantas zonas? Algo que perjudica claramente a Cablevisión (que no es santo de mi devoción y tengo solo porque venía por consorcio, ya decidimos darnos de baja).

      Saludos.

  5. El post me pareció muy acertado y medido. Creo que algunos comentarios confunden el argumento del post, especialmente el primero.

    El punto no es si Clarin miente o no. El punto es si el estado tiene el derecho a intervenir los medios periodísticos cuando una parte percibe una mentira. Por ejemplo, uno puede creer que la periodista de Clarin miente. Otro puede creer que el que miente es Cancillería al pasar información falsa. Finalmente otro puede creer que el mentiroso es el comentarista, que en verdad sí estaba en el exterior. ¿A quien intervenimos?

    Dudo que los medios tengan tanto podes sobre el público. La baja audiencia de programas como 678 sugieren que al final del día el consumidor decide que mirar. Sí, en cambio, es un problema para un gobierno poco transparente una prensa que, sin ser perfecta, no hace la vista gorda a los claros atropellos de un gobierno con fuertes tendencias autoritarias. Quizás el problema no sea que los medios no pueden ser independientes, sino que hay algo en Argentina que impide que tengamos medios como The Economist.

    Ojalá las cosas cambien rápido, pero al igual que Martin Eiras voy a necesitar algo más fuerte que 4 años de un gobierno no Kirchnerista para convencerme de que al clase política ha cambiado para mejor.

    • mgeiras dice:

      Nicolás, muchas gracias por los comentarios, y de paso te felicito por tu blog. Efectivamente hay algo en Argentina que impide que tengamos medios como The Economist, políticas de estado como Brasil, y la reputación macroeconómica de Chile (entre otras cosas). Saludos.

    • Daniel dice:

      Nicolas, mi ejemplo pretendia demostrar la parcialidad y falta de responsabilidad de cierto periodismo que si hace mal a la libertad de prensa.
      Para mi la actitud del periodista “independdiente” deberia haber sido la de tomar la informacion, verificarla y confirmar o desmentir lo escrito. Maxime cuando se le hace notar que su informacion es erronea.
      Ese periodismo irresponsable o corrupto abunda y si bien debe existir la libertad de prensa, debe existir un sistema legal independiente y efectivo como forma de controlar los abusos de los periodistas o medios.
      Como bien dice uno de los comentarios, en el fondo todo hace a los negocios o mas bien a la peelea por el poder.
      Saludos

    • Disculpas Daniel si mi comentario pareció personal. Mi intención fue ilustrar el problema. Si yo soy un observador externo puedo no saber quien miente (no siempre es fácil de comprobar, especialmente con un gobierno que no duda un publicar datos oficiales de dudosa calidad -Indec- a pesar de la obviedad del atropello). Esto genera arbitrariedad, y no veo al gobierno preocupado por verificar las noticias de 678 y otros programas afines.

      Es cierto, los periodistas no deben mentir. Dudo que ese sea el objetivo de esta ley de medios. No soy abogado, pero creo que ya existen leyes al respecto. Tampoco descartaría el efecto de la auto-regulación de la industria (quizás haya motivos por lo cual estos mecanismos fallan en Argentina). Si fuese empleador de un medio periodístico la reputación de mis periodistas es un capital intangible muy valioso que no voy a querer arruinar.

      Gracias Martin.

      Slds!
      NC

  6. Walter Gonzalo Costa dice:

    Muy acertado el post y pobre algun comentario, en especial el inicial. Asi como reconozco que no tengo “simpatias” por Clarin, de ahi a decir que hay una defensa de ese grupo un abismo. A veces se miran las notas y lo que hay que hacer es leerlas. La libertad de expresión es fundamental en un estado republicano. No se me ocurre que alguien que pueda pensar seriamente considere que los K y su sequito admiten la libertad de expresion. En cada acto, expresion o presentacion de toda la banda K, lo que abunda son simple y sencillamente actos del mas puro patoterismo de barra brava. Que mienten y engañan, comenzando por la ocupante transitoria de la Casa Rosada, no es una novedad. Su relato es insostenible, salvo para los aplaudidores. Finalmente el mas grande monopolio que existe es el de esta administracion, que en forma corrupta y desvergonzada ha creado un verdadero monstruo de medios de comunicacion docil y permeable, que nos cuesta mucho en terminos presupuestarios. Como bien señalaba un editorial de El Cronista, el unico interes de este gobierno es ” adecuar a los medios de comunicación al único discurso que quiere escuchar. El suyo. “.

  7. victorlustig dice:

    de pasada
    Donde habla de Clarin y los diarios la ley de medios?

    Como haces para garantizar en ciudades, ponele como Mar del Plata, donde hay un solo cable, y ese cable esta en connivencia con la municpalidad para el posteado y por ende nadie puede poner otro cable? y no es la unica, hablamos de la 5ta ciudad del pais, donde el municipio es rehen del cable (no me hablemos de Directv, alcanza con pasar por la autopista y ver la parabola)

    Me parece que la vision que expresas, y los panegiricos (casi todos) de los comentaristas es del triangulo Avda Cordoba Pilar Ruta 6 Rio de la Plata, me parece que hay todo un mundo afuera, ponele, Mendoza y el grupo Vila.

    De paso, Economist sin sesgo? puedo darte una resma de notas con sesgo de Economist, otra de FT, este ultimo y cito de memoria, de su corresponsal Jude Weber en Bs As, Algo asi como titulo: Derrota argentina en camara de apelaciones en NY, cuerpo de nota, lo inverso.

    como te mencione antes, me parece que el odio nubla la honestidad intelectual (sort of), no es ni malo ni bueno, facts.

    Ponele, en paises como Inglaterra no hubiera existido Clarin, ah, se llamaba Murdoch, cierto

    saludos

    • mgeiras dice:

      victor, justo das en el clavo, quizás sin querés. Con libertad de prensa exiten Murdochs. Si se especializan en prensa amarillenta es una cuestión de marketing de sus empresas. Si cometen ilícitos deben ser juzgados. Y en países serios lo son. Claramente Argentina no lo es. Lo que decís de MdelP se arregla con legislación y regulaciones (de las buenas). Te doy un ejemplo. Para lastimar a Cablevisión ahora los consorcios no pueden obligar a los copropietarios en edificios de propiedad horizontal a pagar el cable con las expensas. Y yo este clavo me lo sacaré de encima. Legislemos que haya más competencia, no menos. Que las telefónicas puedan mandar señal de televisión por el cable del teléfono (o por la banda ancha, así además ganamos los consumidores pues invertirían en aumentar la capacidad de las mismas). Saludos.

  8. victorlustig dice:

    no fue sin querer, a Murdoch le hicieron pelota Sky, pero, vuelvo, donde dice en la ley algo de prensa escrita?
    aparte, vos dirias, las Telefonicas, todos mienten, desde Clarin que dice me pegan, y al diario no lo tocan, a Clarin haciendo lobby para que no haya triple play o comprar Telecom, a las telco para no desagregar bucle local.

    Y, me parece maravilloso que los consorcios no puedan incluir el cable en las expensas, es un negocio del administrador de turno

    Ya que estamos, viste que ningun diario habla del curro de los porteros, eso es libertad de prensa? o al diario no le conviene pelearse con el gremio de los porteros? y el de los administradores? vos crees que le darian prensa a alguien que dijera, cambiemos la ley de expensas y la responsabilldad de los administradores= cuantos intentos hubo? viste mucha prensa? y mira que ejemplo chico te doy

    entre que gane el gobierno, y gane Clarin, prefiero el gobierno, el gobierno pasa, Clarin no, no lo pensaste?

    Por que crees que los politicos, todos, silban bajito y esperan que los dos se desangren? a ningun politico le gusta ser rehen de Clarin o de quien quieras (caso Mar del Plata)

    no es tan facil como lo mencionas vos, lo que si creo, como en lo de la canasta digital, que la ideologia no te permite hacer un analisis racional.

    saludos

    • No diría que la situación actual es ideal, pero entiendo como muchos consideran a la cura peor que la enfermedad. No me parece una postura descabellada.

      Justamente, el problema de la ley es que es sobre un participante particular, el Grupo Clarín (si bien debería ser irrelevante, en un diario que no leo), en lugar de ser general y anónima. No estar de acuerdo con esta ley de medios no es lo mismo que estar de acuerdo con los problemas del sistema actual.

      El gobierno puede pasar, pero las leyes no sólo quedan, sino que pueden tener un poder de destrucción más allá del período del gobierno de turno.

    • mgeiras dice:

      Nicolás, no te gastes. victor te va a preguntar: “Donde habla de Clarin y los diarios la ley de medios?” y no alcanza con razonar como hace Joaquín Morales Solá en su columna de opinión hoy en La Nación:

      Sabbatella es un político que demostró el tamaño de su talento: puede administrar razonablemente un municipio bonaerense. Carece de experiencia y de formación para cosas más importantes. El viernes decidió (él, no la Afsca) que ningún medio de comunicación audiovisual estará obligado a desinvertir hasta que no lo haga Clarín. La Cámara, en su resolución del jueves, dijo exactamente lo contrario: su decisión sólo es aplicable a Clarín. Lo había precisado antes la Corte Suprema. La Justicia trata sólo temas particulares y el Grupo Clarín fue el único que pidió la declaración de inconstitucionalidad de dos artículos de la ley de medios, entre ellos, el que apura la desinversión. ¿Qué harán ahora los medios que presentaron planes de desinversión? ¿Retirarán las propuestas y volverán a ser como eran? Sería risible si no fuera la aceptación lisa y llana de que esa ley tenía, y tiene, nombre y apellido.

      victor te va a decir que la letra escrita de la ley no dice “Clarín” en ningún lado, que esta es la opinión de un periodista cuestionado y sesgado. A victor ya lo conozco, algunos días se despierta con los cables cruzados y se descarga acá, pero en general ladra pero no muerde. Gracias igual. Saludos.

    • mgeiras dice:

      victor, a mi la ideología puede ser que no me permita hacer un análisis racional, claramente no soy objetivo evaluándome. Ahora bien: ¿porqué seguís leyendo el blog?, ¿alguien te obliga? Saludos.

  9. […] nuevo tarde porque tenía la cabeza en otro lado (esta vez en el 7D que no fue) subo la estimación de la inflación. El dato promedio de Inflación Verdadera para el mes de […]

A %d blogueros les gusta esto: