Atentado a la República

19/01/2015

Parece otra mañana lluviosa en Copenhague dentro de lo normal, pero no. Something is rotten in the state of Argentina. Mataron al fiscal Alberto Nisman. Los medios son muy tibios con la presentación de la noticia dado que lo hallaron muerto en un departamento cerrado desde dentro. Pero ningún argentino que tenga dos o más neuronas piensa que fue un suicidio. El problema es que imaginar que fue el gobierno quien lo mandó a matar es tan fuerte y duro de aceptar que varios preferirán creer otras hipótesis. Vayamos aceptando la realidad para poder cambiarla: las manos de Cristina, que ya tenían sangre desde Once, están detrás de este atentado a la República.

¿Qué hay que hacer ahora ante el horror vacui?

Dirigentes de la oposición debieran tomar conciencia que actuar en forma individual como hasta ahora es aceptar las reglas de juego de un sistema de poder corrupto hasta la médula (uno gana y se adueña de todo el poder, el resto queda de decoración hasta las siguientes elecciones). La UCR en particular, con su rico historial republicano, debiera aceptar una alianza con PRO (hace unos meses escribí un post sobre ingeniería electoral). Cuando al país hay que reformarlo casi hasta el nivel de una refundación me cuesta creer que los principales partidos no peronistas no tengan un núcleo de coincidencias enorme.

Del peronismo no hay que esperar cambios porque al ser el partido dominante es el beneficiario del sistema vigente. Se pueden esperar conductas ejemplares de ciertos peronistas que, ante la evidencia que el kirchnerismo cruzó el Rubicón, debieran plantarse y abandonar el Frente para la Victoria. Daniel Scioli a la cabeza.

Solo queda considerar qué debiera hacer un argentino medio, shockeado ante esta noticia. Espero que algo más que indignarse unos minutos, mandar un twit (o escribir un post como este), y darse vuelta en la reposera para tomar sol de espaldas. El futuro de la República está en tus manos. Hacete cargo.

EXPOST: Ayer los peronistas hicieron un pleno en apoyo de la teoría conspirativa de los medios y el poder judicial. Los K ya no convencen a nadie que Nisman se suicidó, ahora intententan que creamos que el “poder judicial” mató a uno de los suyos. Se están por estrellar mal ya que la sociedad está cayendo en cuenta que el relato mafioso aplica al gobierno por sobre todo. Adjunto la foto de los peronistas cómplices de la mafia K para que cargen con su responsabilidad. 

peronistascomplices2

 

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: