El no-blanqueo de capitales

Este domingo La Nación publicó una entrevista de José Luis Brea, Luis Cortina, y José del Rio a Alfonso Prat-Gay. En la misma (así como en entrevistas en otros medios), el nuevo ministro busca aclarar incertidumbres sobre la futura política económica y crear un clima de expectativas favorable que facilite la ardua tarea que enfrenta el gobierno de Macri.

Solamente me voy a detener en esta pregunta y su respuesta:

-¿Van a instrumentar algún tipo de blanqueo?

-No está hoy en la agenda. No quiere decir que no vaya a estar eventualmente.

La idea de un blanqueo de capitales empezó a dar vuelta cuando el triunfo de Macri se volvió una posibilidad luego de las elecciones de octubre. En parte debido a que la Fundación Pensar, think tank de Macri, lo habría considerado en uno de sus estudios.

La lógica de un blanqueo es la de acelerar la llegada de capitales que permitan al gobierno estabilizar el tipo de cambio sin que haya un overshooting desde su actual valor artificialmente sobrevalorado a su nuevo valor de equilibrio. En este sentido es razonable que un gobierno que debe convencer al mercado que será capaz de mover varias variables al mismo tiempo para lograr el “ajuste” macroeconómico, utilice una herramienta que de incentivos a apostar a que lo harán con éxito. Esto es porque quienes lo hacen se benefician del blanqueo, mientras que quienes esperan a ver el resultado de las políticas deberán ingresar capitales sin blanquear.

Propongo que en lugar de utilizar un blanqueo con este objetivo, el futuro gobierno anuncie que en el futuro mediato, digamos enero de 2017, se instalarán restricciones a la entrada de capitales que elevarán el costo de ingresar fondos (por ejemplo, a la manera que hizo Chile en los noventa). Esto serviría para el propósito deseado de incentivar el ingreso de capitales hoy, no solamente de argentinos evasores, sino también de inversores argentinos y extranjeros con papeles en regla. También serviría como señal que el nuevo gobierno se toma en serio la refundación institucional del país, para lo cual trata de usar herramientas de países serios, y no un blanqueo bananero más.

3 respuestas a El no-blanqueo de capitales

  1. Walter Gonzalo Costa dice:

    Muy buena propuesta. Comparto.

  2. F dice:

    No hay un potencial tema de inconsistencia temporal? El blanqueo de CFK tenía fecha de expiración, presumiblemente para generar el incentivo que vos sugerís, pero después fue extendido permanentemente. Claro que Macri no es CFK (por suerte!), pero dada nuestra historia… En fin, me da la impresión de que puede resultarle complicado a la nueva administración encontrar un mecanismo para comprometerse de una manera creíble a lo que vos proponés. Dicho eso, si ese mecanismo existiera, me parece muy buena idea.

    Saludos,
    Fernando

    • mgeiras dice:

      Fernando,
      Toda medida de este tipo está expuesta a un problema de inconsistencia temporal (y no solo los gobiernos populistas). Por eso hay que plantearla con contingencias que reduzcan los incentivos a no cumplir lo prometido. En este caso se puede plantear que las regulaciones a la entrada de capitales dependan del tipo de cambio real de forma que cuanto más apreciado esté más costos tendría ingresar capitales. Un anuncio con estás características minimizaría el incentivo del BCRA a desviarse (porque dejar entrar capitales libremente apreciaría aun más el tipo de cambio), disminuyendo sólo marginalmente los incentivos de inversores a anticipar el ingreso de capitales.
      Saludos.

A %d blogueros les gusta esto: