Pronóstico 2016: factores políticos

Continuando con el análisis de factores que afectarían la economía durante el año hoy voy a hablar de los políticos. Lo bueno es que este no es un año electoral. Lo malo es que el nuevo gobierno de Macri es débil y no parece capaz, o interesado, en formar poder a corto plazo. Es comprensible que después del autoritarismo de los Kirchner, el gobierno se sienta limitado a abusar de la “caja” para disciplinar. Pero lo que vemos es una sucesión de hechos que muestran un gobierno que cede ante la menor presión. Veamos ejemplos:

La crisis del petróleo que comenté recientemente en el blog. El gobierno otorgó subsidios al sector, mostrando poca tolerancia al desempleo (en algunos medios leo que con este gobierno hay menor preocupación por el empleo y me pregunto qué realidad ven). Los gremios perciben esto y la paritarias se volverán un dolor de cabeza.

Marcha atrás con los resúmenes electrónicos para los bancos. Los Moyano boys amenazaron con medidas de fuerza y Federico Sturzenegger pateó la medida un año. Al margen: Nadie se pregunta si los Moyano no tienen un interés directo o indirecto con otros perjudicados por esta medida, como ser empresas que tercerizan la impresión de los resúmenes? Porque la explicación de la pérdida de puestos de trabajo en logística no resiste el menor análisis.

El anuncio del incremento del mínimo no imponible de Ganancias el día de la fecha. Lo ideal era anunciar el envío del proyecto el primero de Marzo al abrir las sesiones ordinarias del Congreso. Pero la inflación mucho más alta de lo esperado hasta la fecha inquieta a los gremios y dificulta las paritarias. Además como respuesta a la inflación es tirarle nafta al fuego (por el incentivo a la demanda), y crea más incertidumbre sobre cómo se va a lograr reducir el déficit fiscal.

El despido de Graciela Bevacqua del INDEC, también relacionado a la inflación. Porqué no se recurrió a una de dos: no se la contrataba desde el principio, o se creaba un IPC “transitorio” mientras ella terminaba de definir uno nuevo? La respuesta es que se esperaba una inflación más baja, que no dificultara la toma de decisiones en ausencia de un buen termómetro.

El cubrimiento parcial, por parte del gobierno nacional, del aumento salarial a los docentes. Según nota hoy en La Nación:

La oferta iba a quedar plasmada en un acta que las partes iban a firmar ayer en el Ministerio de Trabajo, y que los sindicatos llevarían luego a las bases para su aceptación o rechazo. Pero la furia de los gobernadores por la magnitud del aumento (40% según los gremios y hasta 33% dependiendo de la provincia, según Educación), frustró los planes de Bullrich, que debió explicar los términos de la propuesta ante los ministros de Economía de todo el país que ayer se reunieron con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio .

La oferta quedó en pie en todos sus términos. Lo que tuvo que aclarar Bullrich para aplacar el enojo de los gobernadores fue que las provincias deberán afrontar sólo hasta el 25 por ciento de las subas y que el gobierno nacional cubrirá el resto a través del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid).

Muchachos, no saben que el gobierno de la Alianza empezó a naufragar cuando le prometió a las Provincias un piso de fondos a través de pactos fiscales incumplibles (por ser obligaciones nominales en un contexto deflacionario)? No digo que el caso de los docentes sea igual, pero muestra claramente la debilidad del gobierno. Y es otra medida que introduce incertidumbre fiscal (sin olvidar que el resto de los sindicatos va a mirar este 40% con ganas).

Un último ejemplo. El gobierno recién ayer, ante los 200 cortes en todo el país pidiendo la libertad de Milago Sala, anunció un protocolo para enfrentar piquetes. Se venía hablando de dicho protocolo desde la asunción de Macri el 10 de diciembre pasado. Porqué se tardó tanto en implementar algo tan sencillo? Por el miedo a ser criticado en los medios como la “derecha represora”.

Como en todo gobierno nuevo hay internas. En el plano económico hay dos campos bien delimitados. Por un lado están los gradualistas que hoy en día toman las decisiones más importantes y que no creen que sea políticamente posible (o deseable) realizar un ajuste más veloz. Por otro lado están lo partidarios del shock, que utilizan argumentos técnicos para refutar las afirmaciones de los gradualistas. En mi opinión sería muy bueno que los primeros refuercen su parte técnica y los segundos mejoren su cintura política.

En esta interna, Macri tomó partido por el grupo del shock al afirmar en Davos que la inflación este año estaría más cerca del 20% (recordemos que Prat Gay, un gradualista, la había puesto entre el 20 y el 25%). Si bien voy a dar mi pronóstico de la inflación la semana que viene puedo anticipar que va a ser mayor al 25%. De manera que uno se puede preguntar cómo va a reaccionar Macri antes esto. Va a despedir a un(os) funcionario(s)? Va a echarle la culpa a “otro” (por ejemplo, los buitres de siempre)? Si hace lo primero habría un aumento en la incertidumbre y un volver a empezar en construir confianza, que probablemente conduzca a un shock. Si hace lo segundo pierde credibilidad. Veremos.

El peronismo se está regenerando, por lo cual no busca, como lo hizo con De la Rúa, tumbar al gobierno (eso hace el kirchnerismo, pero hoy es residual y en breve será un cero a la izquierda). Pero tampoco le va a hacer un favor. Espero que el gobieno se percate de esto y actue estratégicamente aprovechando su luna de miel (que estimo durará todo este año). Los gremios son otro cantar. Como dije antes, ven un gobierno débil y presienten que el dólar trepará más de lo esperado durante el año y que esto se trasladará a precios, y por ende piden aumentos incompatibles con la pauta de inflación oficial. Su expectativa es que, ante la realidad de altos aumentos salariales, el gobierno los convalidará con una política monetaria más expansiva para no tener un incremento en el desempleo.

Dada la vocación republicana e institucional del gobierno, le va a ser muy difícil construír poder (soft power) durante un año en que los economistas esperan más estanflación. Espero que lo logre.

Anuncios

5 respuestas a Pronóstico 2016: factores políticos

  1. Walter Gonzalo Costa dice:

    Muy buen análisis. Por supuesto que siempre se puede “agregar” algo más, como ser el hecho de que no es posible solucionar en dos meses lo que se arruino en doce años. Por eso sorprende el apremio y la presión ejercida hacia el gobierno por parte de muchos sectores para que Macri de a conocer el estado en que ha recibido el país.Desde tiempos anteriores a la asunción de Néstor Kirchner como Presidente, no fue posible conocer oficialmente el destino de los “Desaparecidos Fondos de Santa Cruz” asi como tampoco al día de hoy nunca hemos visto el diploma que acredita el título de quien se proclamó en Harvard, EEUU, como exitosa abogada.Si estos hechos que tienen décadas no han sido resueltos, sería ilusorio pretender que se conozca el estado en que fue dejado el gobierno a sólo un par de meses de haber sido derrotado el kirchnerismo. Y eso impacta en las decisiones, cuando hay por medio una población (reitero no son ciudadanos) que vive aun con el relato.

    • mgeiras dice:

      Gonzalo, a mi también me sorprende que no hayan “blanqueado” la herencia. No hace falta información para decirle a la gente que Cristina dejó el gasto en un nivel insostenible y que es necesario un ajuste. Por supuesto que hacerlo al mismo tiempo que se bajan las retenciones hubiera sido políticamente suicida. Pero si media población aun vive con el relato se ganaría mucho mostrando que la emperatriz estaba desnuda. Saludos

  2. Matías dice:

    Muy interesante. ¿Modifica en algo tu análisis el anuncio de ayer que Barak Obama viene al país?

    • mgeiras dice:

      Matías, el efecto más importante que podría tener el anuncio de la visita de Obama es hacer que el juez Griesa reponga el stay, otorgándole al país una mejor posición negociadora con el remanente de los holdouts, y acelerando el regreso al mercado internacional de capitales. Es interesante ver que en el plano externo la política de Macri es de “shock” y no gradual. Se ve que no hay costos políticos que dificulten el Cambiemos. Saludos

    • mgeiras dice:

      Como dije ayer…

A %d blogueros les gusta esto: