Política monetaria

Mientras esperamos que el gobierno logre la sanción de la ley que apruebe el acuerdo con los holdouts (ver post de la semana pasada, abajo link a la entrevista que Luis Majul le hiciere el pasado domingo a Mauricio Macri, quien empezó a mostrar los dientes y deber seguir haciéndolo), hoy voy a escribir sobre la política monetaria que seguiría el BCRA en caso de un resultado favorable.

La idea para este post surgió primero de un tweet de José Luis Espert,

y fue luego reforzada por una nota sobre la inflación en América Latina en la última edición del Economist.

caidasLa nota del Economist describe como varios países de la región enfrentan el desafío de un aumento en la inflación a causa de la depreciación de sus monedas para compensar la caída en los términos de intercambio

Elsewhere the rise in inflation is the result of currency depreciation, which is driving up the price of imports (see chart). This is also a factor in Brazil and Argentina. Though very large, these depreciations are healthy: they are the way that Latin America’s economies are adjusting to sharply lower prices for their commodity exports. But they pose a dilemma for central banks that are committed to inflation targeting. In Brazil, Chile, Colombia and Peru central bankers began raising interest rates last year even as their economies slowed or were stagnant. Argentina, too, put up its interest rate last month.

The good news is that the rate at which currency depreciation in Latin America is passed through into domestic price increases is much lower than in the past, according to Alejandro Werner of the IMF. The Fund’s research shows that before 1999, when several Latin American countries floated their previously fixed currencies and adopted inflation targeting, large depreciations were associated with very high rates of inflation. Now the average pass-through in these countries is below 10% (ie, if the currency depreciates by 10%, domestic prices will rise by less than 1%).

Como dice la nota, por suerte el pass-through de las devaluaciones es bajo. En el pasado no era así porque los países no tenían disciplina fiscal y el mercado no confiaba que la adquirirían en el medio de una crisis. Hoy la situación es diferente, pero no necesariamente en Argentina, porque justamente no practicamos el combo de disciplina fiscal e inflation targeting. Pero qué política monetaria sigue el BCRA? Acá entra la observación de Espert.

El BCRA en principio anunció metas de crecimiento de la base monetaria, o sea “monetary targeting”. Y como Espert bien razona, en ese caso la tasa de interés no sería un instrumento de política. Sí lo sería bajo inflation targeting porque en ese caso la tasa es el instrumento más usado para introducir cambios en la demanda agregada (en gran parte debido al éxito de la “regla de Taylor” para ajustar la tasa de interés en función de cambios en la inflación y en el nivel de desempleo). Pero porque el ministro Prat Gay haya dicho que la inflación este año estará entre el 20 y el 25%, Argentina no hace inflation targeting (no puede aunque quisiera). Entonces porqué parece que, como dice Espert, la política monetaria del BCRA está en el medio entre un objetivo de inflación y uno monetario?

Creo que la clave está en pensar en canales de transmisión excepcionales que hacen que ciertas variables intermedias sean relevantes para el objetivo de política. Veamos este parráfo de la mencionada nota del Economist

Mexico’s central bank also announced that it would start intervening at its discretion in the currency market. So is it now targeting the exchange rate, rather than inflation? Not really: it was worried that the speed of peso depreciation would feed expectations of higher inflation down the road. “By acting forcefully today it will probably need to tighten less later on,” says Mr Arcentales [analista de Morgan Stanley].

En el caso del BCRA creo que también hubo una preocupación que la depreciación del peso alimentara no solo las expectativas de inflación sino también la inflación hoy en día. Además, debido a los desmanejos en el mercado de futuros de dólar de la anterior administración, al BCRA la depreciación del peso le implica comprometer su programa monetario ya que lo obliga a aumentar el ritmo de emisión para cubrir las posiciones abiertas hasta julio. De manera que es comprensible el uso de la tasa de interés como instrumento intermedio de la política monetaria.

Solamente cuando el país vuelva al mercado internacional de capitales, y pueda mostrar que se compromente a seguir un sendero de consolidación fiscal políticamente viable, será posible hacer inflation targeting en Argentina. Y para ello es necesario que el objetivo de inflación esté por debajo del 5% anual (sino es risible). Por ello no tendremos inflation targeting hasta, con suerte, el último año de esta administración. Mientras tanto lo mejor que se puede hacer es mantener objetivos de agregados monetarios, que el año que viene podrán ser pautados en forma condicional a la evolución de la macroeconomía (por ejemplo en función del crecimiento observado en el nivel de actividad).

8 respuestas a Política monetaria

  1. zorba dice:

    El gobierno reacciona, nada mas, para mi no tienen un objetivo como pais claro, quizas tenga un objetivo como gobierno pero no como estado, la opcion todo o nada que juega con los buitres lo demuestra por eso como dice Espert, no se que hacen.
    Lo malo que ya van 100 dias, y si no han definido eso la cosa va ser compleja.

    Saludos

    • mgeiras dice:

      Zorba, la política monetaria está supeditada al acuerdo con los holdouts. Si no sale seguimos con política pasiva para financiar el déficit fiscal, o sea sin política monetaria. Saludos.

  2. Silenoz dice:

    Ja ja ..

    La verdad que dan risa…. ahora que se avivaron que la emisión no les causa inflación, siguen con el déficit fiscal sin darse cuenta (los militontos me refiero) que si el mejor equipo de los últimos 50 años tuviera esto en cuenta NO hubiese dado los jubileos impositivos…..

    El gran problema con el déficit es que al meter en recesión al mercado, los mecanismos de sustentabilidad del primero los están haciendo trizas, como indicio -que no da respuesta total al daño a dichos mecanismos- fijate que en los dos primeros meses del año la recaudación impositiva cayó.

    Lo peor de todo es que todavía se presentan dudas sobre si la devaluación es uno de los principales canales inflacionarios……

    Es inentendible que este “equipo de CEOfascistas” desconozca estas cuestiones y que crean las cosas que dicen, pero alarma la militontancia elaborando ¿sofisticadas? elucubraciones justificatorias en una nube de pedos.

    La tasa de timba está en ese valor PARA EVITAR LA FUGA AL DÓLAR por que no los hay; y este acuerdo bochornoso, vergonzante y deshonroso no es para otra cosa que recurrir a la lluvia de dólares para usarlos como ancla cambiaria , cubrir la cta. cte. y flight to quality

    En fin, para lelos (a ver si la entienden y nos dejamos de boludear con merca importada y sus habituales tiramierdas distribuidores) las fases de la restauración oligárquica
    Fase 1

    Estamos en la fase de arriba ¿querés bajar la inflación? Tenés que llenarte de dólares y provocar dos dígitos de desocupación

    Fase 2

    Para esto falta, pero hacia allá vamos y quizás algún día se repita el 2001. La “inflation targeting” será para evitar y quizás traer algún verde que ande dando vueltas, aka tasas positivas que, inclusive, inducen otro peligro más: el endeudamiento externo de los privados, que fue la norma en tooooooda AL durante la década.

    En fin … éste es el único plan de tilingocracia restauracionista, lamentable pero lo que natura non da, salamanca non presta

    Ojo de los CEOs no se puede decir demasiado por que responden a sus mandos naturales, lo alarmante son sus militontos, sobre todo, si son ad honorem…

    Sigan…

    • Walter Gonzalo Costa dice:

      comentario sin propuesta seria ni concreta, que mas bien se dedica a descalificar sin haber entendido la nota y menos aun la real situacion del pais.

  3. Juan Manuel dice:

    Consulta: vos creés que es una política correcta la de buscar el control de los agregados monetarios? Pregunto porque i) cuando se quiso implementar en serio (respetando las metas a rajatabla) en eeuu provocó una de las recesiones más grandes y autoinfligidas de su historia; ii) cuando se llevó a cabo de manera laxa (como en argentina bajo la dirección de redrado), año a año se agrandaban las bandas, viendo que si las respetaban iba a pasar lo mismo que en i).
    Saludos.

    • mgeiras dice:

      Juan Manuel,
      Lo ideal (dentro de lo factible dado el conocimiento actual) es poder hacer inflation targeting. Pero por las razones que menciono en la nota la Argentina hoy no puede hacerlo. El segundo mejor es hacer monetary targeting con contingencias (del estilo si indicadores de actividad están por encima de cierto umbral se emite más, si están debajo se emite menos). El episodio al que te referís en EEUU se produjo porque la Fed quizo reducir la tasa de inflación que era alta a pesar de no existir presiones de demanda. Dado que el mercado no creía que Volker fuera a cumplir con las metas anunciadas se produjo la recesión (al resultar los agregados nominales por debajo de los esperados). Acá en la Argentina nunca se hizo política monetaria activa desde que tengo uso de la memoria (mediados de los 80). Ni siquiera cuando Prat Gay estaba en el BCRA, ya que después de bajar la inflación a 4% en 2003, el programa monetario para 2004, tenía una “meta” de inflación más alta, o sea un chiste. Saludos.

  4. zorba dice:

    Vea Don Silenoz, no se que pais habita Ud. pero por aca las cosas estan mal.
    ¿Porque? Digamos que solo 11,5 millones de personas trabajan con prestaciones sociales como corresponde (ñoquis incluido) y tomando mas o menos un 40% de la poblacion quiera trabajar, hoy mas de 44 millones, hay 6 millones que estan en el mercado informal o no tienen trabajo, que con suerte han cazado algun plan.
    Aca le diria que en realidad y deacuerdo al censo, la poblacion que solicitaba empleo era mayor, ya que hay 9 milones de jubilados y pensionados pero solo 6,5 millones de mayores de 60 años, por lo que 2,5 millones se aburrieron o no tuvieron oportunidad y se consiguiero alguna pension, por invalides debido a la ultima gran guerra (1, millones) o graciables (1,2 millones), fuentes el ansses, indec, etc.
    O visto de otra forma, segun las elecciones los mayores de 18 son 30,5 millones, con 6,5 millones de mayores de 60 quedaban 24 millones en edad de trabajar. Solo trabajan 11,5, formalmente. Se que algunos en posicion acomodada no trabajan pero me parece que o somos mas ricos que arabia saudita o nadie me dio mi parte.

    EL PROBLEMA DE LA ARGENTINA ES QUE NO HAY TRABAJO NI SE GENERA (no me crea preguntele a un menor de 25 años), la exaltacion del consumo del gobierno anterior no los genero, y solo suplieron esto con trabajo estatal, pensiones, planes, etc.
    Lo que provoco primero suba de impuestos, (aca hay algo que no se comprende las empresas no pagan impuestos, lo toman como costos y va en el precio de los productos, eso solo hace que los bienes y servicios que adquirimos sean mas caros por lo que adquirimos menos y que la informalidad rinda mas) y finalmente deficit y la creacion del impuesto inflacionario por la emision para financiarlo.
    Hoy el gobierno esta haciendo cualquier cosa, cegado por los buitres y el financiamiento, no acepta que somos pobres que tenemos que tener un devaluacion fuerte, para sustentar nuestra estructuras de costos altisima por deficit de infraestructura y los gastos sociales asumidos y para que podamos volver a exportar fuerte bienes industriales (solo producimos biene de baja tecnologia), bienes agricolas o MAI en donde solo competiremos por precio, no hay otra cosa por ahora.
    La exportacion e lo unico que nos puede volver sustentables en el largo plazo y devolvernos a la senda del desarrollo generando trabajo para todos y todas, tomar deuda para pagar gastos corrientes ya se hizo salio mal.

    Saludos,

    Zorba

A %d blogueros les gusta esto: