La dura derrota del gobierno

Hace dos semanas escibí un post sobre las iniciativas que la oposición estaba presentando en el Congreso para prohibir despidos. También analicé otras iniciativas, del gobierno y del massismo, para fomentar el empleo. En estas dos semanas, el gobierno se ha mostrado muy por detrás de los acontecimientos al punto que algunos medios analizaron la media sanción de uno de los proyectos que prohibe despidos, el del Senado, como una derrota para Macri.

Para evitar otra derrota, se intentaron varias alternativas (no necesariamente excluyentes). Por un lado se buscó consensuar un proyecto en Diputados que introduzca beneficios fiscales para las PyMEs, y que al modificar el proyecto aprobado por el Senado dilate la discusión hasta que, en un futuro con mejores condiciones económicas, se vuelva irrelevante.

Con el objetivo de neutralizar el proyecto de ley que prohibe los despidos, enviar una señal al bloque de diputados massistas y comenzar a desarmar el discurso que repite que Mauricio Macri gobierna sólo para los más ricos, el Gobierno lanzará la semana que viene un paquete de medidas para impulsar la actividad y el empleo en las pequeñas y medianas empresas.

Así lo confirmaron a LA NACION dos fuentes oficiales y una del sector privado con acceso al borrador que circula en los despachos oficiales. De acuerdo con lo trascendido, se otorgarían diferentes beneficios fiscales, líneas de financiamiento a tasas preferenciales y se anunciaría además la facilitación de varios procesos burocráticos para estas empresas. En principio no está pensada ninguna medida que pretenda paliar los aumentos de costos derivados de las subas de tarifas de electricidad, agua y gas, o de la entrada de más productos importados en medio de una significativa caída de la demanda interna.

Hay que ver qué beneficios fiscales se otorgan, ya que una cosa son beneficios a la contratación, o formalización, de nuevos trabajadores como en el proyecto original del gobierno, y otra es otorgar beneficios que no estén asociados a la creación de nuevo empleo (llama la antención en la nota de Francisco Jueguen arriba citada, el énfasis en no tomar medidas para compensar aumentos de costos, veremos).

Otra de las iniciativas del gobierno, un tanto risible, es el llamado a los empresarios a no despedir trabajadores por 90 días. En tiempo récord, la oposición en el Congreso respondió con la insistencia en el llamado a una sesión para tratar el proyecto aprobado por el Senado.

“Una vez más, el país asiste a un acuerdo entre el Gobierno y las empresas para evitar despidos cuando en el Parlamento avanza un proyecto para darles estabilidad a los trabajadores con fuerza de ley”, criticó José Luis Gioja, del Frente para la Victoria (FPV). “El anuncio del Presidente peca en el mejor de los casos de voluntarista. Con voluntarismo no se resuelve ni la inflación ni el miedo de la gente a perder su trabajo”, dijo Facundo Moyano, del Frente Renovador.

Las críticas se multiplicaron en todos los sectores de la oposición. “Estamos esperanzados en que podremos salir de esta coyuntura compleja, pero mientras tanto los sectores más vulnerables deben tener la seguridad y el resguardo que sólo una ley puede ofrecer”, coincidió Diego Bossio, del Bloque Justicialista. “Estamos en un Estado de Derecho, en una sociedad del siglo XXI, ¿por qué no una ley en vez de un pedido por favor y un compromiso?”, se sumó Alicia Ciciliani, del Frente Amplio Progresista (FAP).

Llama la atención que el actual oficialismo criticara en el pasado el “voluntarismo” de varias medidas económicas del kirchnerismo, y ahora le sirve en bandeja ese adjetivo para sus propias políticas.

¿Qué pasa si el Congreso aprueba una ley antidespidos? Nada. Macri la veta. Pero el gobierno se sabe débil, y por ende siente que tener que vetar una ley a tan sólo 150 días de tomar el poder es revelar su debilidad. Y aquí es donde está la verdadera, y dura, derrota del gobierno. En no haber sabido explicarle a la gente que el proyecto de la oposición es oportunista y voluntarista (como dije arriba, hicieron lo contrario). Que quienes hoy se rasgan las vestiduras para prohibir despidos, Héctor Recalde a la cabeza, hace dos años decían que “hay que tener cuidado porque estas cuestiones pueden obstaculizar la contratación de trabajo”.

El gobierno no sabe comunicar. Es imperativo que, valga la redundancia, alguien se los comunique.

EXPOST: Hoy Joaquín Morales Solá escribió una nota con conceptos similares, y el esbozo de un “relato”: no existe término medio para el peronismo entre modernizarse o ser K. Espero funcionarios clave del gobierno la lean

En esa contradicción entre estrategia y realidad, Macri corre a los peronistas moderadores avisándoles que la línea del medio no existe. O se está con Cristina Kirchner o se está con un proyecto moderno y democrático. En otras palabras: o el peronismo se redefine de manera clara e inconfundible o deberá compartir la carga del pasado…

Macri está decidido a vetar la ley de la doble indemnización. Esa ley no existirá como tal. Cuatro de las cinco centrales obreras que hay se comprometieron a llamar a un paro general si Macri hiciera uso de su derecho de veto. ¿El primer paro general a un presidente no peronista cinco o seis meses después de haber asumido? ¿Sólo, además, para resolver una sensación, una impresión como tantas otras? Parece demasiado; expondría obscenamente la condición ingobernable del peronismo cuando éste está en la oposición. El peronismo moderado asegura que bien leído el texto del Senado no significa nada: ni resuelve el problema ni lo complica aún más. Pero también para Macri es ya una cuestión en la que se dirime la victoria o la derrota. Su gobierno dejó crecer innecesariamente el conflicto. Ahora tiene márgenes escasos, casi inexistentes, para resolverlo sin vencedores ni vencidos.

Anuncios

10 Responses to La dura derrota del gobierno

  1. Walter Gonzalo Costa dice:

    Es así . . . pero, ¿Quién le pone el cascabel al gato? No han sabido comunicar desde el dia 0 (cero) o sea cuando ganaron las elecciones, el estado real del país y sus instituciones. ¿Cómo es posible que los gremialistas mas corruptos de la Argentina junto a la banda K estén fijando la agenda? ¿Será porque los habitantes – no son ciudadanos – de este país son tan o mas corruptos que sus dirigentes?

    • mgeiras dice:

      Gonzalo, espero que el gobierno se de cuenta de dos cosas. Primero, debe crear una narrativa de sus acciones. A la gente una “historia” le sirve para entender realidades complejas. Que el kirchnerismo haya podido sostener un relato falso tanto tiempo no invalida este instrumento político, máxime si el “relato PRO” se construyera sobre hechos de realidad más objetiva. Segundo, esta no va a ser la última vez que la oposición fije, o altere, la agenda. Sería bueno que sepan reaccionar con más cintura, y altura. Saludos.

    • miguel dice:

      hay gente que insistio mucho con eso de “comunicar” pero no tenia sentido es solo para reafirmas posiciones , el que los apoya los va a apoyar mas y el que no no le afecta lo unico que discrepo que no hicieron fue haber tomado todos los tarifazos de una en enero y haber puesto la tasa todavia mas alta

    • mgeiras dice:

      miguel, lo que hace falta es la “narrativa” que haga digerible el ajuste. Saludos.

  2. Erkekjetter Silenoz dice:

    Claro pero “hace dos años” el gobierno de turno no metiò de cajón a casi todo el país en una recesiòn con una espectacluar e inédita redistribuciòn regresiva del ingreso y despidos…….

    Funcionaban los REPOS, las asesorías del Min. de Trabajo y la secciòn de fiscalización cosa que esta tilingocracia desbartò por completo….

    Además si nadie va a echar empleados ¿por qué que se calientan con una ley que no los penará? ¿que necesidad tienen de hacer semejante papelones como esa papeleta que firmaron no se sbe quiénes? del tilingo no me extraña por que no le da demasiado, me llama la atención los demás

    ¿no se van contratar nuevos trabajadores? hasta el 2007 hubo doble indemnización y coincidió con los años donde el empleo aumentò contundentemente

    Igual sigan con los estìmulos a la oferta que estamos mal pero vamos bien….

  3. miguel dice:

    lo mejor era darle tratamiento rapido y vetarlo de una , alguien se acuerda del veto de cristina al 82% movil ? fue en el 2010 y al año gano con el 54%

  4. zorba dice:

    No es un problema de comunicar sino de relato, el gobierno no tiene un relato, no se imagina un país, solo quiere normalizar la cosa, por eso solo reaccionan, por eso le pueden fijar la agenda.

    Saludos,

    Zorba

    • mgeiras dice:

      Zorba, son las dos cosas. Es necesario un “relato” que vaya más allá de ser no K. Y hay que comunicar mejor. Yo puedo usar un blog, Facebook o Twitter. El gobierno también pero debe hacer mucho más. Saludos

A %d blogueros les gusta esto: