Haz lo que yo digo

En este momento Mauricio Macri está de gira por Europa. Y los medios nos cuentan lo bien que le va por estos pagos. Por ejemplo, esta nota en La Nación tiene por título “Acuerdo de Macri y la UE para una mayor integración”. La semana pasada el presidente fue a Chile a participar de una cumbre de la Alianza del Pacífico como observador. Y aunque algunos lo tomaron como “el puntapié inicial para que el Mercosur empiece a caminar hacia las negociaciones de un acuerdo de libre comercio con este bloque regional”, la realidad es que fue más un gesto político que otra cosa. Porque como bien observa Natasha Niebieskikwiat en Clarín, Argentina es el “país observador número 49 de la Alianza”.

Como el segundo semestre empezó sin claras señales de luz al final del túnel hay que hacer gestos para recordarle al mundo que la Argentina va en camino a ser un país serio donde vale la pena invertir. ¿Pero es esto así? No según esta excelente nota de Carlos Pagni hoy en La Nación.

La economía es otro campo para la ambivalencia. El jueves pasado, Macri insinuó un giro aperturista al participar de la reunión de la Alianza del Pacífico en Frutillar. Fue una señal simbólica. Al mismo tiempo, su administración dio dos pasos en el sentido contrario. A instancias del Ministerio de la Producción, que conduce Francisco Cabrera, impulsó una ley por la cual el Tesoro resignará recursos para premiar a las autopartistas que incorporen piezas locales. Cuando Dilma Rousseff, en 2012, adoptó una medida similar, los analistas lamentaron que “Brasil está tomando el camino de la Argentina”. La Argentina de los Kirchner.

Mientras se aprobaba esta medida, el Ministerio de Comunicaciones, que dirige Oscar Aguad, anunció un subsidio, a través del programa Ahora 12, para la adquisición de los celulares que se ensamblan en Tierra del Fuego. La excusa es promover el uso de teléfonos 4G porque las bandas 2 y 3G están saturadas. Sería como facilitar la compra de autos más veloces para compensar la falta de autopistas.

Las plantas de ensamblado fueguinas cuentan con varias capas de protección: no pagan aranceles, ni Ganancias, ni IVA; cobran el IVA a sus clientes, pero no lo transfieren a la AFIP, y, además, se benefician con un impuesto tecnológico que encarece en 30% los productos que compiten con los que ellas “fabrican”. Aun así no les alcanza para sobrevivir: por eso el sector de celulares tendrá un respirador adicional. Es lógico. Rivalizan con países donde la mano de obra es baratísima y el mercado, gigantesco. En la India acaban de lanzar un smartphone de 4 dólares.

El enfoque oficial sobre el régimen fueguino repite el del kirchnerismo en la versión Débora Giorgi. Y también el que habría adoptado Daniel Scioli: el importador Rubén Cherñajovsky, líder de los ensambladores de la isla, fue clave en su campaña. Cherñajovsky puede descansar. La principal productora de celulares en la isla es Mirgor, la empresa de Nicolás Caputo, álter ego de Macri. Mirgor también es autopartista. Quiere decir que Caputo recibió dos buenas noticias la semana pasada. Los economistas kirchneristas critican este beneficio. Es raro que lo adviertan. Porque les sigue costando comprender fenómenos mucho más sencillos, como los retornos de Báez y Cristóbal a los Kirchner a través de los contratos de Hotesur.

¿A qué apuesta el mercado? ¿El Gobierno va hacia una apertura o profundizará la protección? Una respuesta tentativa: la acción de Mirgor subió desde noviembre más de 200%. El índice Merval, 7%.

Es tan claro Pagni, que mi post termina siendo un copy paste de su nota. El gobierno necesita(ba?) inversiones para que su “plan económico” fuera consistente. Para ello hay que convencer a los inversores que “esta vez es diferente”. Esto explica los gestos con la Alianza del Pacífico y con la Unión Europea. Pero como bien señala Pagni, lo primero es simbólico, mientras que un acuerdo comercial con la UE es menos probable luego del Brexit (y ya era poco probable). El mercado no se come los amagues y sabe que el país sigue siendo poco confiable, por goleada. Mirgor 200, Merval 7.

EXPOST: Al mismo tiempo que escribí este post, Angela Merkel se reunía con Macri y le puso los puntos sobre las íes a las ilusiones de un pronto acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE.

Unos segundos antes, el Presidente había reiterado el reclamo para que se reabrieran las exportaciones de biodiésel y había deslizado una presión sutil. “Necesitamos que Francia flexibilice sus posiciones, pero confío en el liderazgo de Alemania”, había dicho.

Con ese reclamo, Macri no logró mover a Merkel ni un centímetro. La mandataria se encargó de aclarar que la resistencia no es sólo de ese país europeo, sino que también proviene de Alemania. “Nuestro ministro de Agricultura también vela por los detalles y va a ser muy complicado porque la Argentina ahí tiene sus puntos fuertes”, advirtió, para después matizar: “Eso no quiere decir que no lo vamos a poder hacer”.

Después de la conferencia se agregó otro dato desalentador para la integración UE-Mercosur. Para evitar tensiones a consecuencia del Brexit, la Comisión Europea resolvió que todos los acuerdos de libre comercio del bloque deben ser aprobados por los parlamentos de los países que integran el bloque, un requisito que los torna inalcanzables, al menos hasta que cambie el viento.

De hecho el primer damnificado por el mayor proteccionismo de la UE post Brexit es Canadá, que estaba muy cerca de cerrar un amplio acuerdo de libre comercio.

7 respuestas a Haz lo que yo digo

  1. miguel dice:

    Es que pasa lo que decia antes que mientras no haya “consenso” sobre apertura es imposible que cambie algo mas con un gobierno que esta en minoria legislativa absoluta. Creo yo que el gran problema fue y sera la crisis del 2001 , que destrozo con todo cualquier idea de liberalizacion economica , cualquiera que venga con una idea pro mercado le dan con un caño y agitan los fantasmas de esa epoca , a veces lo sigo puteando a De la rua por tener tanto pero tanto miedo a devaluar se llevo en el helicoptero toda idea de una economia mas de mercado y no tanto estatismo. Nos condeno por una generacion a vivir con lo nuestro

    • mgeiras dice:

      miguel, siendo optimistas se podría decir que la “crisis” moral actual reduce el atractivo de los gobiernos cleptócrata autoritarios como fueron los de los Kirchner. Pero mal de muchos consuelo de tontos. Estoy de acuerdo en que hubiese sido preferible que De la Rua (o Cavallo) devaluara y aguantara el golpe desde el gobierno. Siendo que a los argentinos nos gusta tanto la sanata, algún político debiera de explotar la “tercera vía” entre Estado y mercado (Massa no es creíble). Yo pensaba que iba a ser Macri, pero hasta ahora me decepcionó. Saludos.

  2. Ignacio dice:

    Muy bueno post! un solo comentario nerd sobre el tema 3g vs 4g es que por el aumento de ancho de banda/espectro de frecuencias a nivel sistema/radiobase, 4g aumenta no sólo velocidad posible sino tambien la capacidad para atender a más usuarios, la analogía seria mas bien con agregar carriles adicionales de mayor velocidad en centros urbanos (que podrían aprovecharse con móviles que estén preparados para esta tecnología). Saludos.

    • mgeiras dice:

      Ignacio, estoy de acuerdo. Es como ampliar el espectro radiofónico (o crear la FM cuando solamente existía la AM). Saludos.

  3. José Frogone dice:

    Lamentablemente no hay plan, algunas medidas correctas en un ambiente desordenado, con muchos caciques en la administración de lo que debería ser una política económica. En todas las áreas de gobierno, hay q reconocer q no estaban preparados para lo que hay q hacer, no sólo en economía, tb en justicia, lucha contra el crimen organizado, etc.
    Macri va a tener q marcar bien el rumbo y apoyarse ni solo en los q daben sino tb en los q conocen como moverse y actuar dentro de un Estado desquiciado

    • mgeiras dice:

      José, en el contexto político Macri tiene “viento fuerte de cola”, pero carece de la fortaleza para aprovecharlo. Igual en mi opinión podría hacer más pero no lo hace. Me causa gracia que se discutan los aumentos de facturas en los medios, y el gobierno no aclare bien la diferencia entre tarifas y factura=tarifa x consumo. Si el gobierno no logra imponer los aumentos, ya de por sí podados, de tarifas, va a tener que enfrentar las elecciones con inflación alta (más del 15% anual) y va a tener los típicos dolores de cabeza por patear hacia adelante los problemas. Saludos.

  4. miguel dice:

    hasta que los economistas racionales no tomen mas impulso en la opinion publica es casi imposible que algo cambie , la gente no tiene idea de nada pero de nada ni economia ni de numero , escribo esto despues de escuchar el tope al gas del 400% en ningun canal sabian hacer bien la cuenta de cuanto es un amento del 400% no tenian ni idea…en la uba por ej en la mayoria de las facultades que se enseñan materiras de economia son todo heterodo chantas terribles , en derecho uba yo escuche uno que decia que la demanda se podia inflar hasta el infinito que no pasaba nada y los que dicen los contrario son neoliberales malvados y teorias de la inflacion por avaricia por todos lados tambien…hay que ganar la batalla cultural pero los racionales ni la dan solo se quedan con su grupo reducido siempre y asi nos va

A %d blogueros les gusta esto: