Trump y los robots chinos

A fin de año escribí un post sobre las perspectivas económicas de la administración Trump. Terminaba especulando que aunque una reforma tributaria (hoy en día se habla de un combo de reducción del impuesto a los ingresos para las empresas y un “impuesto” al déficit comercial) llegara a incentivar un aumento en la producción manufacturera en los EEUU esto no iba a repercutir en mayor empleo porque las nuevas tecnologías son intensivas en robots.

Hace pocos días, leyendo la edición enero/febrero del MIT Technology Review me dí cuenta que no fui el primero en llegar a esta conclusión. Mark Muro, investigador de Brookings, hizo un argumento similar un mes antes:

It bears noting that the nature of the new manufacturing growth may only be deepening the political problem of manufacturing. Trump promises to “bring back” millions of manufacturing jobs for dispossessed workers by modifying the terms of trade: by renegotiating NAFTA, rejecting the Trans-Pacific Partnership, and slapping China with tariffs. But the fact that the U.S. manufacturing sector has been succeeding by many measures in recent years makes Trump’s promises seem like false dreams.

In fact, the total inflation-adjusted output of the U.S. manufacturing sector is now higher than it has ever been. That’s true even as the sector’s employment is growing only slowly, and remains near the lowest it’s been. These diverging lines—which reflect improved productivity—highlight a huge problem with Trump’s promises to help workers by reshoring millions of manufacturing jobs. America is already producing a lot. And in any event, the return of more manufacturing won’t bring back many jobs, because the labor is increasingly being done by robots.

Para añadir leña al fuego, hace una semana

Anuncios

2 Responses to Trump y los robots chinos

  1. ricardo dice:

    Algo que tiene que ver EEUU en el plano geopolitico es como china influye al cine de Hollywood , parece broma pero todas las peliculas que quieran estrenar en china las tiene que aprobar el estado por lo cual deben mostrar a su pais en forma positiva , es un detalle que muestra como estan avanzando en la batalla cultural

    • mgeiras dice:

      ricardo, esto puede resultar en que las películas extranjeras que se vean en China ignoren por completo a los chinos. Y si el villano pasa a ser un tailandés o coreano, para el espectador occidental promedio es como si fuera un chino. No veo esta censura previa como un logro en la “batalla cultural”. Saludos.

A %d blogueros les gusta esto: