La educación pública se cayó

Esta semana, el presidente Macri presentó los resultados de la evaluación Aprender. El progresismo local, en lugar de evaluar los muy pobres resultados de dicha prueba, se concentró en una frase del presidente: “Hay una terrible inequidad entre el que puede ir a la escuela privada y el que tiene que caer en la escuela pública”. En las redes sociales proliferaron las consignas dolidas de prohombres (y mujeres) que defendían su “caída” en la escuela pública. Ricardo Roa hizo hoy en Clarín un interesante análisis

Se le cayó la frase a Macri y una legión de bien pensantes progres le cayó encima. Con interpretaciones para todos los gustos. Psicoanalíticas que la asociaron al inconsciente del ingeniero. Ideológicas que la relacionaron con la clase social de la que proviene. Y por supuesto de los activistas kirchneristas que confirmaron en la definición la voluntad de Macri de destruir la escuela pública.

Los responsables de más de una década de privatización de la educación pública con la fuga de alumnos a las escuelas privadas le endilgan a Macri ese objetivo. Los kirchneristas necesitan alimentar un prototipo de Macri a la medida de sus consignas. La mala noticia para esos bien pensantes es que tomada en sentido literal la frase de Macri sintoniza con lo que piensan los miles y miles de padres que han sacado a sus hijos de escuelas públicas.

Es una fuga hormiga que no sólo se verifica en los sectores medios y altos. Todos saben que la mejor educación ya no la proporciona el Estado. No es una cuestión ideológica.

En esta entrada no voy a analizar el lamentable estado de la educación en el país. De ello ya escribí en el pasado (ver acá, por ejemplo). Voy a tomar la nota de Roa como punto de partida, y me voy a concentrar en la actitud miope de tomar las palabras del presidente como una ofensa personal. Si uno toma las palabras en sentido literal, Macri se está refiriendo a los alumnos que, sin tener alternativa, hoy deben ir a una escuela pública. Caen en ella. No dice nada respecto a la calidad de la escuela pública hace 30 o 40 años. 

El problema es que los miopes en cuestión fueron a la escuela pública hace 30 o 40 años. Y la calidad de la escuela pública hoy está muy lejos de lo que fue en el pasado. Traigo a colación un par de anécdotas personales. Hice la primaria en un colegio privado, y en el Pellegrini hice el secundario. Ahí me di cuenta lo mala que había sido mi educación primaria, al contrastar mi preparación con la de mis compañeros que fueron a una primaria pública. Recién en tercer año logré ponerme al día en Matemáticas.

Terminé la secundaria en 1985. Cuando se cumplieron 30 años participé de los festejos con algunos de mis compañeros en el colegio. Y vi, con horror, como una de las aulas que habíamos usado estaba exactamente igual que en ese entonces. Ni bancos o pizarrones nuevos, ni computadora o cañón. Un desastre. 

Para alcanzar el crecimiento sostenido necesitamos elevar la calidad de la educación (pública y privada). Y para hacerlo tenemos que partir de un diagnóstico correcto. La educación pública no es un desastre porque el presidente usa el verbo caer, ni porque este gobierno quiera destruirla. La educación es un desastre porque hay intereses creados que no quieren reformar los estatutos docentes del siglo pasado que hacen que la misma masa de recursos que en otros países sostienen excelentes escuelas acá se diluyan en mantener docentes que no trabajan y suplentes que tampoco lo hacen. Es un desastre porque los sucesivos gobiernos desde 1983 a la fecha no han hecho frente a estos intereses creados. Es un desastre porque los miopes que la defienden al mismo tiempo mandan a sus hijos a colegios privados (y no les parece contradictorio). 

Es posible salir de este círculo vicioso? Creo que si. En particular se podría adoptar una reforma gradual que reduzca los generosos beneficios de los nuevos docentes sin afectar los intereses creados sobre los actuales maestros (en línea con lo que sugerí hace poco para el empleo público). Dudo que hoy se pueda avanzar mucho en esa dirección. Pero si seguimos sin hacer nada nuestra progresía miope terminará ciega. 

Anuncios

10 respuestas a La educación pública se cayó

  1. nuria madrid dice:

    La educación pública empezó a caer sustantivamente (palabra de moda) con la llegada de Alfonsín a la presidencia al permitir que en las escuelas públicas (no se salvaron demasiado las privadas) se confundiera libertad con libertinaje. Y de ahí en más no hubo forma de revertirlo ya que cada vez el alumnado tuvo más ingerencia en la conducción de la enseñanza (como si los pacientes en un hospital pudieran decidir si pastillas o inyecciones y si sulfamidas o antibióticos). De todas formas, ya se venía con el “Alpargatas sí,libros no” pero… la enseñanza pública se iba salvando. Las hijas de Frodizi y Farrel concurrían a la misma Institución pública y desde distintas divisiones “peleaban” por ser las mejores. En la dictadura, el miedo (sí el miedo) hizo que en las escuelas hubiera algo de paz y sólo se estudiara o al menos se atendiera en clase pero… desgraciadamente la democracia, es obvio que sin quererlo, permitió que se tergiversara y ya… sigue siendo muy difícil porque sin disciplina y respeto por el docente en clase no se saldrá adelante.
    No es capacitación lo que necesita el docente. Es sentirse valorado por los de “arriba” y por los de “abajo” y como esto no lo siente, la única valoración por la que le queda pelear es por la económica

    • mgeiras dice:

      nuria, me parece razonable que con el regreso de la democracia se relajara la disciplina escolar. Lo que me parece mal es que en lugar de ser un fenómeno pasajero se haya convertido en permanente. Hoy en día los docentes no tienen autoridad en clase y eso es pésimo. Además como parte de la AUH se percibe cuando el alumno pasa de grado los docentes tienen una presión explícita e implícita para bajar los estándares y no exigir al alumno. El sistema funcionaría mucho mejor si las evaluaciones para percibir la AUH las hiciera un organismo autónomo. De esa manera las presiones sobre el docente serían para que cumpla su trabajo. Saludos.

  2. osvaldo beade dice:

    Simplemente increíble. Se le hace decir a las palabras lo que se antoja o le conviene al augur de turno. La expresión de MM es perfectamente coloquial. “Si no te gusta el folclore, te caes en el tango”; “si no estudias inglés, te caés en el francés y no en el ruso”. No está usado el término caer en un sentido figurado descendente al averno. Pero nadie lo dice. Aunque el supuesto lapsus incurrido sirva para la mejor barricada. En cuanto al tema de fondo, nadie que ame a su profesión la denosta. Hasta que llegaron los sindicalistas, que hicieron/hacen todo lo posible por encarnar una lucha de clases que viene muy bien a sus propias mezquindades. Su creación y posterior poderío y uso político constituyeron la base del retroceso de la calidad y el progreso económico del país. En tal sentido puede leerse en los diarios de hoy el avance sostenido de las nuevasminiChinas, que siguen a su mentora y los demás tigres asiáticos.

    • mgeiras dice:

      osvaldo, el sistema educativo cayó (usemos la palabra) en un círculo vicioso. Como tantos otras trampas en que ha caído la Argentina es relativamente fácil identificarlo, extremadamente difícil salir del mismo. Saludos.

  3. ricardo dice:

    Nose en otro lados pero en provincia , gran bsas el pesimo resultado de la educacion es gran responsabilidad de los docentes y autoridades, no enseñan nada y no exiguen nada porque viene la orden de arriba de hacer pasar a todo el mundo

    • mgeiras dice:

      ricardo, es una práctica bastante común la de dejar pasar alumnos de grado solamente porque cumplen años en zonas carenciadas (no ocurre sólo en Argentina). Eso no quita que los docentes podrían ser más creativos en estimular el conocimiento en sus alumnos. Y como he dicho más de una vez, si parte de la AUH se pagara cuando el alumno pasa una prueba independiente de pasar de grado, los padres de estos chicos se interesarían más en su educación. Saludos.

  4. El Tio dice:

    La frase de Macri de hoy es : “vinieron sin colectivo ni choripanes”. No creo que lo diga de gil ni de idiota.

    • mgeiras dice:

      A mi me parece mucho más serio que de la oposición digan que Macri es un asesino, o que es la dictadura. Pero noto que la grieta hace que quienes miran los “cayó” o “choripanes” no vean los “asesino” o la dictadura de Maduro (y viceversa). Saludos.

    • El Tio dice:

      Maduro??!! por supuesto que Macri es millones de veces mejor q Maduro… .pero cual es el argumento? Es lo que hay, podriamos estar peor, etc?

      Aspiro a mejores dirigentes. Macri es, a mi modesto entender, mediocre. Mejor que lo que habia antes? Mejor que Maduro? Si, claro. Pero no vamos a avanzar mucho si no podemos criticarlo ni exigir una conducta mejor sin que salte lo de “la grieta”

    • mgeiras dice:

      En este blog trato de hacer críticas constructivas. Con Cristina era más difícil pero con Macri no es fácil (con Maduro imposible). Saludos.

A %d blogueros les gusta esto: