La siesta española

19/02/2014

Hoy La Nación publicó una versión abreviada de una nota de Jim Yardley que salió hace dos días en el New York Times. Más allá de discusiones culturales sobre si está “bien” la costumbre española de tomarse una siesta luego de almorzar o comenzar a cenar a las diez de la noche, el detonante de la nota es la discusión de correr a España del huso horario de la mayor parte de Europa continental y alinearlo con Portugal y el Reino Unido

Parte de los cambios propuestos incluyen cambiar la zona horaria, retrocediendo una hora los relojes. España saldría de la zona que incluye a Francia, Alemania e Italia, y se uniría a su franja geográficamente natural con Portugal y Gran Bretaña. “Necesitamos una cultura de la eficiencia”, dijo Ignacio Buqueras, el más abierto defensor de un cambio en los horarios de los españoles. “España tiene que romper con los malos hábitos que acumuló durante los últimos 40 o 50 años.”…

Esos horarios nacionales se remontan a la Segunda Guerra Mundial, cuando el dictador Francisco Franco adelantó los relojes para alinearse con la Alemania nazi, como también ocurrió en la vecina Portugal. Tras la caída de Hitler, Portugal retornó al GMT (Tiempo Medio de Greenwich), pero España no.

Durante las primeras décadas de su gobierno, Franco ordenó que las estaciones de radio difundieran noticias y propaganda del régimen dos veces al día, en coincidencia con los horarios de almuerzo (a las 14.30) y cena (a las 22). En la década de 1950 llegó la televisión, que siguió el mismo mandato: la programación diaria del único canal, el estatal, terminaba a medianoche con el tradicional himno nacional y un retrato de Franco.

Consultando un calendario solar, podemos ver que Madrid (ubicada en el centro de España) en diciembre el sol sale a las 8:40 y se pone a las 17:50, con el mediodía a las 13:15. En junio estos horarios pasan a ser 6:45 y 21:50 con un mediodía a las 14:15. El cambio propuesto llevaría los mediodías a ser 12:15 y 13:15 con el consiguiente corrimiento en las salidas y puestas del sol.

Para hacer semejante cambio digerible para los españoles, sugiero un intermedio que sería pasar al huso horario del meridiano de Portugal y el Reino Unido en verano, pero no en invierno. De esta manera España tendría el mismo mediodía todo el año (a las 13:15), y vería “acortado” el día en el verano con puesta de sol a las 20:50 pero no en invierno (evitando la oscuridad a las 16:50 como ocurriría de seguir a Portugal y el Reino Unido todo el año).

Por supuesto que si un cambio en el huso horario no viene acompañado por otras políticas que modifiquen algunos hábitos (como menciona la nota, forzar a las cadenas de televisión a mover la programación central de las 10pm a las 9pm), no habrá impacto en la productividad. Lo que se necesitá es una jornada más compacta y eficiente. Al respecto reconoce la nota:

De todos modos, la teoría de que un horario más tempranero y reglamentado se traduciría en una mayor productividad está en discusión. El grupo de Buqueras dice que los trabajadores españoles pasan más tiempo en el trabajo que los alemanes, pero completan sólo el 59% de sus tareas cotidianas. Pero medir la productividad es una ciencia imprecisa, y mientras los expertos dicen que la productividad española es muy baja, España supera el rendimiento de muchos países europeos en algunas actividades, según Eurostat, la agencia de estadísticas de la Unión Europea.

Anuncios

¿Qué representa YPF en la Economía Española?

23/04/2012

por Enrique Fleischmann

La semana empresarial y política Española fue marcada por la declaración de la Presidenta Argentina sobre una expropiación de la participación de Repsol en YPF. El Gobierno Español no se hizo esperar, y salio a los medios con declaraciones que no dejan sitio para la imaginación, como por ejemplo las palabras de Jefe de la Diplomacia Española:
García Margallo asegura que si no lo hiciésemos, “dejaríamos de ser un país”
El Gobierno español defenderá siempre los intereses de nuestras empresas en el exterior
El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, ha asegurado en su comparecencia en la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado que “el Gobierno español defenderá a las empresas españolas en el exterior con todos los medios a su alcance”. (La Razon 17 de Abril 2012)

¡Vaya declaracion! Yo diría que condicionar la existencia de un país milenario con intereses petroleros no es algo exagerado sino es una declaración irritante si se recuerda que en esta misma semana el Ministro levanto la mano contra de los intereses de otros millones de ciudadanos . Me refiero a los recortes de 10.000 millones de Euros en sanidad y educación, medidas que sin lugar a duda afectaran las vidas, (y no solo los bolsillos….) de sus compatriotas más humildes. Mi pregunta es: No sería coherente proteger el ciudadano de pie como una manera de “ser un País”? O quizá el Sr. Ministro cree que solo las empresas tienen el derecho de disfrutar de la protección del Estado?? Este simple contraste refuerza la tesis ,defendida por muchos progresistas, que ve  la “Nación” (“Estado”, “Nacionalidad” o lo que sea en cualquier idioma) como un organismo ideado y dedicado al servicio de unos sectores muy específicos (y en contra de otros). Eso si, todo  detrás de una fina capa de apariencia de “representación del interés comun”…..

Lee el resto de esta entrada »


YPF: una idea para salir del laberinto expropiador

13/04/2012

Ayer los rumores sobre el envío al Congreso de un proyecto de ley para estatizar YPF fueron la nota del día. En el costado político es una decisión consistente con el rumbo nacionalista a ultranza que decidió adoptar el gobierno de Cristina al ver que una política más ortodoxa de ajuste tenía costos políticos internos difíciles de digerir (como ilustra el post de ayer sobre España ni un supuesto halcón fiscal como Mariano Rajoy es sabio en el arte de ajustar). 

En el costado económico el gobierno pretendería, según los rumores, hacerse del control de YPF comprando solamente el 50,01% del paquete accionario. Esta idea tiene sentido considerando los desequilibrios fiscales que atraviesa el país y resultaría, inevitablemente, en la expropiación del capital del resto del 49,99% (cualquier similitud en este razonamiento con lo que piensa el 46% que no votamos a Cristina no es pura casualidad). ¿Por qué? Pues el gobierno no manejaría la empresa con criterio de maximización de beneficios, sino con criterio “social” de aumentar la inversión y producción de petroleo y gas, sin aumentar los precios al consumidor final de estos productos. A la larga esta política se sabe que termina con una empresa quebrada (como lo estaba YPF antes de su privatización en los noventa). 

El problema que encontró el gobierno para realizar el anuncio ayer es el flanco jurídico. Los estatutos de la empresa especifican que si un accionista compra más del 15% de las acciones está obligado a hacer una oferta por el total de las acciones de la misma. ¿Para qué está esta cláusula? Justamente para obligar a un comprador que actuara con motivos estratégicos difierentes de la maximización de beneficios (no solo el Estado, pudo haber sido un competidor privado que, por algún motivo, buscara hacer a la empresa menos eficiente), y que quisiera hacerse del control de la empresa, a ofrecer una salida razonable a los accionistas minoritarios existentes. Basta mirar la cantidad de ejemplos de empresas que se privatizan y estatizan en el sector (no solo en Argentina, sino en Bolivia, Ecuador, y Venezuela solamente en América Latina) para entender que esta era, y es, una preocupación coherente. 

Lee el resto de esta entrada »


Turbulencias en España por errores de Rajoy

12/04/2012

En la última semana Europa vio la enésima reaparición de su crisis de deuda soberana, esta vez centrada en España. El gobierno de Mariano Rajoy, que recientemente pasó la marca de los 100 días, está jaqueado por los mercados que perdieron confianza en su capacidad para llevar a cabo las medidas de ajuste comprometidas con la Unión Europea. La culpa es enteramente de Rajoy que se durmió en los laureles de la baja de tasas desde fin del año pasado por la intervención del BCE inyectando liquidez. Supuso que no era necesario hacer un fuerte, e impopular, ajuste y propuso uno light a principios de marzo: 

Mr Rajoy told Brussels and the rest of the world to forget the budget-deficit target that Spain had agreed to hit this year. Rather than 4.4% of GDP it would aim for a significantly looser 5.8%. The EU could like it or lump it. (Mr Rajoy promised that the 2013 target of 3.0% would still be met.)

A few weeks ago such an act of defiance might have sparked market turmoil and severe reprimands from Brussels. It could still push the euro zone back to the brink, and the European Commission has threatened reprisals. But for the moment Mr Rajoy has got away with it. 

Le duró poco el gambito. Los spreads de deuda española han llegado a casi 500 puntos básicos y el gobierno se ha visto obligado a anunciar nuevas medidas de ajuste: 

Mr Rajoy has little choice but to get nasty. The European Union wants him to find €20 billion ($27 billion) in new savings this year. Yet if Spain is to meet its deficit target, the true figure could be even worse. As the country enters a downward spiral of spending cuts, recession, unemployment and falling tax revenues, some economists say fully €55 billion will have to be found. That is €1,166 per Spaniard…

Lee el resto de esta entrada »


A %d blogueros les gusta esto: