Inflación de enero y Precios Transparentes

14/02/2017

La semana pasada se publicaron índices de precios con mediciones un tanto dispares. Mientras que el INDEC reportó que la inflación de enero fue del 1,3%, en la Capital el indicador fue de 1,9%. Esta diferencia generó suspicacias.

El 1,3% de inflación de enero que difundió el Indec fue otro de los puntos que celebraron la semana pasada. Sin embargo, generó algunas suspicacias entre la oposición. “¿Cómo puede haber tanta diferencia entre la inflación según Indec y la dirección de estadísticas de la ciudad de Buenos Aires?”, reflexionó uno de los economistas más influyentes del establishment. Y agregó: “1,3% versus 1,9%. Es desconcertante”.

En mi opinión la disparidad resulta comprensible dada la heterogeneidad de las canastas empleadas y el contexto de alta inflación del país: si un bien aumentó el 10% en enero y la incidencia de dicho bien en las respectivas canastas es del 10% en Capital pero solamente del 5% para el INDEC, esto explica casi toda la diferencia.

Por eso no me sorprendió ver que para Inflación Verdadera la inflación de enero resultó aún mayor, del 2,3%. Este sitio nos permite ver que la inflación está en una trayectoria ascendente similar a la de agosto-septiembre del año pasado. Ojo Sturzenegger.

Finalmente podemos usar los indicadores de Inflación Verdadera para tener una idea del impacto del programa de Precios Transparentes a nivel agregado.

Supongo que la mayoría de los lectores están familiarizados con este programa del Ministerio de Producción y la Secretaría de Comercio, así que solamente copio unos párrafos de esta nota

Bajo el concepto de “precios transparentes” los funcionarios anunciaron esta tarde nuevas medidas que incluyen la obligatoriedad para los comerciantes de “separar el precio al contado de la opción en cuotas” para lograr “mayor transparencia” que derive en “mejor consumo”.

Según sostuvieron, la medida busca “evitar que los intereses de financiamiento se trasladen a quienes pagan al contado” y que también sean transparentes “todos los costos involucrados en los pagos financiados con el fin de defender los derechos de los consumidores a acceder a la información”…

Según se dijo en la conferencia de prensa, el Gobierno espera descuentos de entre un 10% y un 15% para los consumidores, puesto que los comercios no tendrán que elevar el precio de contado para cubrir el costo financiero de ventas en cuotas.

Me parece una excelente iniciativa del gobierno, pero que parece ser tuvo algunos “efectos colaterales”. Me parece razonable darle a los consumidores la opción a comprar bienes diferenciando los precios del bien de la tasa de interés del correspondiente financiamiento. Según los libros de texto esto debiera resultar en una mayor demanda agregada con una reducción en los precios contado y un aumento en los precios financiados.

El efecto en los precios se debe a que efectivamente hasta el 31 de enero había un subsidio cruzado (Nota dentro del margen. No es cierto, como circuló en internet, que el 75% más pobre de la población subsidiara al 25% más rico que tienen tarjetas de crédito: los bienes que se venden con tarjeta de por si son bienes que no forman parte de la canasta de consumo de la mayoría de ese 75%). Y el efecto en la demanda agregada se da por el neto de la mayor demanda de los “consumidores contado” versus la menor demanda de los “consumidores financiado” si los precios ajustan de acuerdo a la cantidad relativa de los mismos en la población y dejando el margen de ganancia de los vendedores constante.

Lo que se observó fue una caída más grande en las ventas financiadas que el incremento en las compras contado. ¿Por qué? Una posible explicación se basa en sesgos del comportamiento. Si un consumidor financiado tomaba el precio como reflejando el valor real del producto su demanda reflejaba no solamente el subsidio cruzado sino también un efecto psicológico de ganar cuotas sin interés. Hoy en día este consumidor para comprar debe superar la pérdida psicológica de aceptar pagar por lo que antes le daban “gratis”. Espero que uno de los cronistas habituales de la economía del comportamiento (e.g. Sebastián Campanario o Martín Tetaz) presente una mejor explicación en los próximos días.

El gobierno, que debe de estar monitoreando las ventas en tiempo real, estuvo rápido de reflejos y antes la caída en las ventas en el agregado los bancos Nación, Provincia y Ciudad recientemente empezaron a ofrecer 50 cuotas al 19% anual. 

La iniciativa busca atemperar el fuerte incremento que los precios financiados mostraron en la última semana, es decir, desde que el Gobierno obligó a los comercios a diferenciar precios entre pago al contado y en cuotas. Y, al ser complementada con una simplificación de los requisitos para obtener las tarjetas de crédito, busca inducir a la banca privada a que se pliegue para evitar la retracción que se había comenzado a notar en las ventas financiadas desde la puesta en marcha del programa denominado “precios transparentes”.

Esto encendió un par de luces amarillas. Si la caída en la demanda agregada refleja sesgos en el comportamiento de los consumidores financiados, otorgar crédito con 50 cuotas muy probablemente resulte en una fracción importante de la población sobre-endeudada dentro de, digamos, 49 meses. Por otro lado, aun y confiando en que el Banco Central lleve la inflación a un dígito para 2019, la tasa de interés anual del 19% implica un subsidio sobre el costo real del financiamiento. Esto se cae de maduro si notamos que hace pocos meses el gobierno se endeudó a cinco años a una tasa del 17%. Si el gobierno solamente sigue esta política de subsidiar las compras con tarjeta de crédito por unos años no me parece mal, pero recordemos que todos los días el ministro del relato fiscal, Nicolás Dujovne, nos quiere convencer que el déficit va a bajar.

Ahora, ¿cuál fue el efecto del programa en el nivel agregado de precios? Si el programa hubiera tenido el impacto inicial teórico de aumentar la demanda agregada deberían aumentar los precios en promedio (con la ponderación según porcentaje poblacional de cada tipo de consumidor). Si por diversos motivos el consumo agregado cayó, los precios deberían reflejarlo. Según la consultora Elypsis hubo rebajas de entre 5,8% y 8% en algunos precios al contado. La nota no dice si la consultora registró aumentos en los precios financiados (aunque determinar el aumento porcentual es complicado pues no sirve sumar las cuotas).

Nuevamente podemos recurrir a Inflación Verdadera que tiene mediciones diarias de una canasta de precios al consumidor (con la salvedad que no sabemos si discriminan precios contado y financiado, ni si se ponderan por las cantidades de consumo respectivas). Tomando el indicador para el 3 de Febrero y para el 31 de enero vemos que la caída en el índice de precios fue de 0,2%, o sea un 10% de la inflación mensual antes reportada. Si bien creo que estadísticamente indica un efecto nulo, era lo que se esperaba para una (muy leve) caída en el consumo agregado.


Cambios en el mercado eléctrico, ¿más de lo mismo?

28/08/2012

El viernes pasado el viceministro de Economía Axel Kicillof anunció la regulación del sector eléctrico bajo el sistema de “cost plus”. Este consiste en la fijación de tarifas que reflejen los costos operativos de las distintas empresas más un porcentaje de ganancia “razonable”.

En los hechos es el certificado de defunción formal del marco regulatorio de los noventa que ya era letra muerta desde la devaluación y pesificación de tarifas. Veamos qué cambia y qué no con este anuncio.

Para las empresas es un alivio escuchar hablar de rentabilidad pues la mayoría presenta quebrantos operativos que las estaban empujando al default en sus obligaciones. Como informó ayer Carlos Pagni en nota en La Nación, varias distribuidoras habían dejado de pagar a CAMMESA para poder afrontar los últimos aumentos salariales:

El segundo motivo del avance de Kicillof es que la ruina del sistema agrava la crisis fiscal. Edesur, Edelap y, sobre todo, Edemsa dejaron de pagar a Cammesa -compañía mixta que organiza al sector- parte de la energía que consumen, para pagar el aumento salarial de $ 2000 pactado con Luz y Fuerza. El titular de Cammesa, Juan Manuel Abud, otro subordinado de Kicillof, debió pedir más auxilios al Tesoro.

De manera que una primer lectura parece indicar que poco ha cambiado salvo el reconocimiento que las empresas del sector deben recibir mayores ingresos para evitar el colpaso energético. Más tarde veremos en que medida esto se lleva a cabo a través de mayores tarifas y en que medida via mayores subsidios (los impulsos re-reeleccionistas me sesgan a pensar que aumentarán los subsidios).

Una lectura más profunda revela que la mayor intervención en este mercado tendría efectos negativos. Con tarifas competitivas (no las actuales), las empresas del sector, particularmente en generación, tienen incentivos a mejorar la eficiencia para obtener una mayor rentabilidad. Si a partir de ahora las empresas reciben una compensación por sus costos más un “plus” entonces perderán los incentivos a mejorar la productividad ya que ello resultaría en un menor costo y por ende en una reducción en la compensación estatal. Se pierde así definitivamente una ventaja de la vieja regulación, que privilegiaba a los operadores más eficientes (al darles más despacho de energía).

Es de esperar que cuando en el futuro tengamos un gobierno más pro mercado que este, se derogue de un plumazo esta regulación ineficiente. Que se mantengan las regulaciones para sectores monopolísticos (transporte y distribución), y eventualmente con fines estratégicos, como ser alentar la diversificación (inteligente) de la matriz energética.


El ajuste no se estatiza

02/07/2012

El kirchnerismo proclama la intervención estatal en la economía, y la aplica en varios frentes (AFJP, YPF). Pero cuando debe realizar un ajuste para corregir desequilibrios macroeconómicos en lugar de tomar la iniciativa, deja que sea el mercado el que actúe. Luego de las elecciones de octubre del año pasado se esperaba la aplicación de medidas que redujeran los subsidios a la energía y, en menor medida, el transporte. Reducir los subsidios mejora la situación fiscal, y al disminuir la demanda de energía se reducen las importaciones (quitando presión a la devaluación del tipo de cambio), y se dan señales de precios para incentivar la inversión en generación local de gas y petróleo.

Cerca de fin de año el gobierno realizó anuncios que indicaban cierta voluntad de realizar este ajuste. Y digo “cierta voluntad”, porque al mismo tiempo se imponían controles de cambio que reflejaban una concepción más voluntarista de la economía. Con las protestas por los aumentos de las tarifas, y el accidente ferroviario en Once, se decidió dar marcha atrás con el ajuste y en su lugar vino la reforma de la carta orgánica del Banco Central para permitir el financiamiento del déficit fiscal con emisión.

Es raro ver que un gobierno tan dirigista como este se resigne a que el ajuste lo termine haciendo el mercado. Es que si algo prevalece sobre la ideología económica del kirchnerismo es su ideología política. Esta reclama un poder total que no tolera críticas, y por ende minimiza los anuncios que puedan generar malhumor social. Que el malhumor está aumentando se pudo ver cuando el pasado martes Cristina mostró su faceta depresiva al hablar un día antes de la movilización de Hugo Moyano. Su semblante desencajado hizo que ayer varios columnistas políticos recurrieran a la psicología para analizar la coyuntura política del país. Por ejemplo, en nota de Carlos Pagni en La Nación:

Lee el resto de esta entrada »


Descubrimiento de gas y petróleo en Neuquén

15/11/2011

Hace poco más de un mes escribí un post sobre los malos incentivos que el gobierno da para la exploración y explotación de gas “shale” (el país tiene un gran potencial pero se requieren inversiones para transformar dicho potencial en producción de gas).

La semana pasada tuvimos la grata sorpresa que Repsol anunciara el descubrimiento de un yacimiento enorme de gas y petróleo en Loma de la Lata:

Hasta ahora encontraron unos recursos recuperables de 927 millones de barriles equivalentes de petróleo de los cuales 741 millones corresponden a petróleo y el resto a gas. “Vaca Muerta está identificada como uno de los reservorios de hidrocarburos no convencionales más grandes y con mayor calidad del mundo”, puntualizaron en un comunicado oficial.

“El hallazgo casi duplica a la cantidad que tiene YPF en el país”, agregaron desde la compañía, aunque aclararon que aún no se puede hablar “reservas”, ya que restan una serie de pasos sujetos a las posibilidades físicas y económicas de la extracción.

Lee el resto de esta entrada »


Mala estrategia del gobierno en el mercado de gas

11/10/2011

Desde la devaluación el precio del gas natural en Argentina quedó muy rezagado respecto de los valores del mercado internacional (a pesar de planes recientes como el Gas Plus). Esto desalentó la inversión en exploración, retrayendo la oferta tanto en términos de producción presente, como de reservas (producción futura).

Si conjugamos esta retracción de la oferta con un aumento de la demanda – en gran parte alentado por los precios deprimidos – terminamos con un cocktail explosivo. Una de cuyas manifestaciones es un creciente déficit energético en la balanza comercial (viniendo de un superávit en los noventa). De hecho este déficit viene creciendo tan fuertemente que es inevitable que un ingrediente del nuevo “modelo” económico incluya una reducción de los subsidios al consumo en el sector.

Diego Barril y Fernando Navajas han estudiado el comportamiento de la producción de gas en Argentina y encontraron que el comportamiento de las distintas empresas en el sector es compatible con un simple modelo de incentivos económicos.

Lee el resto de esta entrada »


La guerra del café

18/07/2011

La semana pasada La Nación informó que está llegando a la Argentina un nuevo oferente de café en cápsulas. Este mercado está dominado por Nestlé, que empezó a vender máquinas y cápsulas y del sistema Nespresso hace cinco años. Recientemente Nestlé introdujo el sistema Dolce Gusto, una variante menos refinada y a un precio más económico. Ahora es el turno de Philips, que asociado a Cabrales trae el sistema Senseo. Como dice la nota el mercado es chico:

El negocio de las cápsulas individuales continúa siendo relativamente chico a nivel país y hoy su participación no supera el 5 por ciento de todo el café que se vende en la Argentina. Sin embargo, en el sector apuestan a que se convierta en la puerta de entrada para el ingreso de nuevos consumidores, más jóvenes y sofisticados, al negocio.

“A lo que apostamos es a que el consumo de café se ponga de moda entre la juventud”, reveló Ignacio Navia, director comercial de la firma Cabrales, que ayer presentó la nueva línea de cafeteras Senseo.

Lee el resto de esta entrada »


El lado oscuro del canon digital

30/06/2011

Aparentemente el kirchnerismo ha decidido suspender por el momento el tratamiento del polémico “canon digital”.

El denominado proyecto de copia privada o canon digital marchaba sin contratiempos y a punto estuvo de obtener dictamen anteayer en la Comisión de Legislación General. Sin embargo, después de la controversia que se generó en el debate en la comisión y la alerta del Ministerio de Economía sobre el impacto negativo que la iniciativa podría tener en la venta de electrodomésticos -uno de los pilares de la política kirchnerista-, llegó una orden de dar marcha atrás. La ausencia de tres senadores y de sus firmas en el dictamen fue la excusa perfecta para que el oficialismo pidiera la postergación del debate.

Ahora, veamos lo que no se dice (todavía) sobre este impuesto que se adiciona a los que ya se cobran sobre dispositivos de captura digital. Empecemos por identificar a los lobbies detrás de la redacción de este proyecto de ley. Ahí sobresale SADAIC, la Sociedad argentina de autores y compositores. El detalle es que esta no es una sociedad que representa los derechos de autores y compositores argentinos, sino que defiende los derechos de todos los autores y compositores, i.e. que en primera línea están las discográficas multinacionales, no León Gieco.

Lee el resto de esta entrada »


A %d blogueros les gusta esto: