Hay que decirle ¡NO! al FMI

Leemos hoy en los medios nacionales y extranjeros que la directora general del FMI, Christine Lagarde, pide una ampliación de capital para el Fondo de 500 billones de dólares, similar a la obtenida en 2008 luego del pánico por la quiebra de Lehman Brothers. 

La directora gerente del FMI reiteró que el objetivo del fondo es captar otros 500.000 millones de dólares en recursos para hacer frente a la crisis, pues estima que las necesidades financieras globales de los próximos años estarán en torno a un billón de dólares.

Si bien es cierto que este pedido fue simultáneo con otro dirigido a Angela Merkel para aumentar la capacidad del fondo de rescate del euro, el dinero es fungible y varios analistas internacionales han sugerido en los últimos meses que se podría estar diseñando una triangulación mediante la cual Europa aporta los fondos para salvarse a sí misma a través del FMI, dado que el BCE no puede asistir directamente a los países miembros del euro pero si podría prestar fondos al FMI. 

The ECB is not allowed to fund member governments, but it or national central banks could lend to the IMF. Those national central banks have provided resources to the fund before, which is why the ultra-orthodox Bundesbank does not object to filling the IMF’s coffers—even if that money were then used to provide rescue funds for countries such as Italy or Spain.

In many ways this money-laundering would be a clever wheeze. It gets around the central bankers’ hang-ups. It provides discipline, since the fund’s conditionality would help to keep Europe’s peripheral economies on track. And it could elicit funds from others. America won’t contribute anything more to the IMF, but big emerging markets seem willing to top up the fund’s resources, provided the Europeans do so too. With Europe’s own rescue fund—the European Financial Stability Facility—floundering, the IMF may be the best route to raising real money.

El conjunto de los países emergentes debiera decirle un rotundo ¡no! a las pretensiones del FMI. Hay varios motivos para ello. Por un lado el FMI no ha mostrado tanta diligencia para asegurarles a ellos asistencia cuando la necesitaron (por ejemplo, recordar crisis asiática de 1997 y Argentina en 2001). Pero más importante aun es que Europa tiene las herramientas a su disposición para asistir a los países en problemas. Si cuestiones políticas no posibilitan que se salven a si mismos, no debiéramos de hacerlo nosotros (de vuelta pienso en Argentina 2001). 

Finalmente hay un tercer motivo, a mi entender el más contundente para declinar el pedido de Lagarde. Si Europa entrara en crisis por el colapso del euro, el FMI no tendría inconveniente en conseguir la expansión de capital necesaria en pocos días (con apoyo y aportes de EEUU). Si ya lo hizo en 2008, ¿por qué no lo podría hacer este año (o cuando sea necesario)? ¿Para qué darle a un monstruo burocrático 500 billones de dólares sin una finalidad clara? Si la crisis del euro se disipa sin necesidad de asistencia externa, ¿ustedes creen que el FMI devolvería el dinero? Yo no.

EXPOST: Hace dos días, Wolfgang Munchau escribió un artículo en el Financial Times oponiéndose a la ayuda del FMI a Europa, teniendo en cuenta la riqueza de la eurozona:

The IMF is right, of course, to conclude that the eurozone crisis is the main risk facing the global economy right now. The world has a strong interest in the resolution of the crisis. But greater IMF involvement in specific EU programmes is not necessary, and quite possibly counterproductive.

It is not necessary because the eurozone has the financial capacity to help itself. The combined region runs a small current account surplus with the rest of the world. As a result of this, it does not depend on outside finance. It has its own central bank, which can, in theory at least, act as a lender of last resort. The eurozone operates, of course, under political and legal constraints, such as the deficit rules of the Maastricht treaty, the “no bail-out rule”, or the rules preventing the European Central Bank from funding governments. However, an outsider would be right to argue that these rules are all self-imposed, and hence reversible. The eurozone should change its rules before crawling to others, cap in hand.

7 respuestas a Hay que decirle ¡NO! al FMI

  1. Martín. dice:

    Martín, muy bueno el artículo, como siempre. Esta vez una pequeña crítica: Billion no es igual a Billon.

    Billion = mil millones.

    En 2 partes mencionás que el FMI pide 500 billones cuando en realidad fueron 500 mil millones.

    Saludos!

    • mgeiras dice:

      Martín, tenés razón. Por deformación profesional estoy acostumbrado a la terminología anglosajona, mediante la cual el FMI quiere tener un capital de trabajo de un trillón de dólares (equivalente a un billón según se entiende en hispanoamérica). Saludos.

  2. victorlustig dice:

    La verdad, en esta estoy de acuerdo completamente, quizas por motivos distintos, pero, que se arreglen

  3. Carolina dice:

    Parcialmente coincido y no. Primero, el motivo de no prestar porque antes a mi no me prestaron no tiene ningún sentido, si es esa la postura entonces lo que te tendrías que estar replanteando como país es si verdaderamente obtenés un beneficio neto positivo de pertenencer a un organismo así. Si la resolución de la crisis europea está tanto dentro de tu propio interés y supusiésemos que esa fuese la única solución, no sé con qué criterio racional te colgarías de eso, así que no me parece un motivo.
    El segundo está más que claro, la pregunta es, ¿cuándo es que la distinción entre involuntad e incapacidad pasa a volverse tan sutil (como ahora) que amerita dejar de manejarla como opción? Eso la verdad no lo sé, pero supongo que no es muy económica la pregunta. De todas formas, y relacionándolo con tu último motivo, imagino que esas restricciones políticas se desvanecerían cuando el euro esté al borde del abismo. Imagino que si se “cae el euro” el FMI no sería el único que aparecería al rescate; al BCE no le quedaría otra que despertarse porque en ese punto la crisis de deuda soberana se convertiría en una crisis bancaria, y eso sí le incumbe. Además, si defaultea Espania e Italia, entonces caen Francia y Alemania, y entonces…BCE who?
    Creo que como país emergente tendrías que manejarlo así: a) evaluar primero si la resolución de la crisis europea te vale lo que tendrías que darle a Fondo, teniendo en cuenta estas resoluciones que ocurrirían en el límite pero obviamente no ignorando que el escenario económico global llegaría a puntos mucho más críticos en esa situación; b) llegado de que en a) te contestaste que sí, evaluar si ese monto alcanza para alcanzar ese objetivo, porque inyección de liquidez insuficiente = tirar la plata al tacho, en cuanto a lo que a vos te incumbre; y c) y acá me sale la maldad de economista, ver qué podrías obtener a cambio además de la resolución de la crisis. Hacé una contraoferta que involucre prestar el dinero a cambio de bla bla bla, aprovechando tu posición de fortaleza. Imagino que cuando se le está teniendo la mano a una persona que se está cayendo por un precipicio se le deben de poder pedir muchas cosas (pero acá sí estoy de acuerdo con tu título, para eso NO necesitás al FMI). Saludos

    • mgeiras dice:

      Carolina, ya en otros posts creo haber hablado de la asimetría política en el FMI que hace que Europa esté sobrerepresentada y los países emergentes subrepresentados. De hecho tengo un paper que estudia cómo debieran distribuirse los votos en el FMI (y otros organismos financieros internacionales) y las implicancias del modelos están en esta dirección.
      Obviamente un FMI sesgado políticamente a Europa no ayuda a Argentina cuando esta tenga un shock fuerte y cuentas fiscales razonables, y si lo hace a Grecia cuando esta tenga un shock fuerte y cuentas fiscales horribles.
      Una idea implícita en este post, y que está en la dirección de tu punto c), es que los emergentes pueden aprovechar la situación para ganar poder de voto en el organismo: “¿Quieren ampliación de capital? Solo si nos dan más votos”.
      Saludos.

  4. Carolina dice:

    No entendía que la idea implícita en tu No era No a menos que.. No importa, porque ahora si coincido mucho mas, y porque básicamente estamos diciendo lo mismo con otras palabras. Hacia mucho que no entraba, un buen análisis aunque me sorprende que no hayas hecho referencia a tu paper en un inicio entonces. Slds

A %d blogueros les gusta esto: