Pronóstico 2016: factores políticos

18/02/2016

Continuando con el análisis de factores que afectarían la economía durante el año hoy voy a hablar de los políticos. Lo bueno es que este no es un año electoral. Lo malo es que el nuevo gobierno de Macri es débil y no parece capaz, o interesado, en formar poder a corto plazo. Es comprensible que después del autoritarismo de los Kirchner, el gobierno se sienta limitado a abusar de la “caja” para disciplinar. Pero lo que vemos es una sucesión de hechos que muestran un gobierno que cede ante la menor presión. Veamos ejemplos:

La crisis del petróleo que comenté recientemente en el blog. El gobierno otorgó subsidios al sector, mostrando poca tolerancia al desempleo (en algunos medios leo que con este gobierno hay menor preocupación por el empleo y me pregunto qué realidad ven). Los gremios perciben esto y la paritarias se volverán un dolor de cabeza.

Marcha atrás con los resúmenes electrónicos para los bancos. Los Moyano boys amenazaron con medidas de fuerza y Federico Sturzenegger pateó la medida un año. Al margen: Nadie se pregunta si los Moyano no tienen un interés directo o indirecto con otros perjudicados por esta medida, como ser empresas que tercerizan la impresión de los resúmenes? Porque la explicación de la pérdida de puestos de trabajo en logística no resiste el menor análisis.

El anuncio del incremento del mínimo no imponible de Ganancias el día de la fecha. Lo ideal era anunciar el envío del proyecto el primero de Marzo al abrir las sesiones ordinarias del Congreso. Pero la inflación mucho más alta de lo esperado hasta la fecha inquieta a los gremios y dificulta las paritarias. Además como respuesta a la inflación es tirarle nafta al fuego (por el incentivo a la demanda), y crea más incertidumbre sobre cómo se va a lograr reducir el déficit fiscal.

El despido de Graciela Bevacqua del INDEC, también relacionado a la inflación. Porqué no se recurrió a una de dos: no se la contrataba desde el principio, o se creaba un IPC “transitorio” mientras ella terminaba de definir uno nuevo? La respuesta es que se esperaba una inflación más baja, que no dificultara la toma de decisiones en ausencia de un buen termómetro.

El cubrimiento parcial, por parte del gobierno nacional, del aumento salarial a los docentes. Según nota hoy en La Nación:

La oferta iba a quedar plasmada en un acta que las partes iban a firmar ayer en el Ministerio de Trabajo, y que los sindicatos llevarían luego a las bases para su aceptación o rechazo. Pero la furia de los gobernadores por la magnitud del aumento (40% según los gremios y hasta 33% dependiendo de la provincia, según Educación), frustró los planes de Bullrich, que debió explicar los términos de la propuesta ante los ministros de Economía de todo el país que ayer se reunieron con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio .

La oferta quedó en pie en todos sus términos. Lo que tuvo que aclarar Bullrich para aplacar el enojo de los gobernadores fue que las provincias deberán afrontar sólo hasta el 25 por ciento de las subas y que el gobierno nacional cubrirá el resto a través del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid).

Muchachos, no saben que el gobierno de la Alianza empezó a naufragar cuando le prometió a las Provincias un piso de fondos a través de pactos fiscales incumplibles (por ser obligaciones nominales en un contexto deflacionario)? No digo que el caso de los docentes sea igual, pero muestra claramente la debilidad del gobierno. Y es otra medida que introduce incertidumbre fiscal (sin olvidar que el resto de los sindicatos va a mirar este 40% con ganas).

Un último ejemplo. El gobierno recién ayer, ante los 200 cortes en todo el país pidiendo la libertad de Milago Sala, anunció un protocolo para enfrentar piquetes. Se venía hablando de dicho protocolo desde la asunción de Macri el 10 de diciembre pasado. Porqué se tardó tanto en implementar algo tan sencillo? Por el miedo a ser criticado en los medios como la “derecha represora”.

Como en todo gobierno nuevo hay internas. En el plano económico hay dos campos bien delimitados. Por un lado están los gradualistas que hoy en día toman las decisiones más importantes y que no creen que sea políticamente posible (o deseable) realizar un ajuste más veloz. Por otro lado están lo partidarios del shock, que utilizan argumentos técnicos para refutar las afirmaciones de los gradualistas. En mi opinión sería muy bueno que los primeros refuercen su parte técnica y los segundos mejoren su cintura política.

En esta interna, Macri tomó partido por el grupo del shock al afirmar en Davos que la inflación este año estaría más cerca del 20% (recordemos que Prat Gay, un gradualista, la había puesto entre el 20 y el 25%). Si bien voy a dar mi pronóstico de la inflación la semana que viene puedo anticipar que va a ser mayor al 25%. De manera que uno se puede preguntar cómo va a reaccionar Macri antes esto. Va a despedir a un(os) funcionario(s)? Va a echarle la culpa a “otro” (por ejemplo, los buitres de siempre)? Si hace lo primero habría un aumento en la incertidumbre y un volver a empezar en construir confianza, que probablemente conduzca a un shock. Si hace lo segundo pierde credibilidad. Veremos.

El peronismo se está regenerando, por lo cual no busca, como lo hizo con De la Rúa, tumbar al gobierno (eso hace el kirchnerismo, pero hoy es residual y en breve será un cero a la izquierda). Pero tampoco le va a hacer un favor. Espero que el gobieno se percate de esto y actue estratégicamente aprovechando su luna de miel (que estimo durará todo este año). Los gremios son otro cantar. Como dije antes, ven un gobierno débil y presienten que el dólar trepará más de lo esperado durante el año y que esto se trasladará a precios, y por ende piden aumentos incompatibles con la pauta de inflación oficial. Su expectativa es que, ante la realidad de altos aumentos salariales, el gobierno los convalidará con una política monetaria más expansiva para no tener un incremento en el desempleo.

Dada la vocación republicana e institucional del gobierno, le va a ser muy difícil construír poder (soft power) durante un año en que los economistas esperan más estanflación. Espero que lo logre.


Moyano sospechado de lavado de dinero en Suiza

17/03/2011

Hoy la justicia Suiza envió un exhorto para solicitar información sobre causas y pruebas relacionadas con Hugo Moyano, su hijo Pablo y su entorno familiar. El pedido responde a una investigación que se lleva adelante en ese país por presunto lavado de dinero.

La respuesta del gremialista fue directamente proporcional a la probabilidad que efectivamente sea culpable de dicho delito. El sindicato de Camioneros anunció esta tarde que realizará el lunes un paro y una marcha a la Plaza de Mayo. Y enseguida vino la amenaza a la prensa:

Lee el resto de esta entrada »


Zanola, Pedraza, Moyano

27/02/2011

A principios de diciembre del año pasado me preguntaba en un post ¿quién quería ver preso a Moyano? Creo que ahora tengo más claro cual sería la respuesta: el cristinismo. En una nota publicada hoy en Clarín, Eduardo van der Kooy describe el surgimiento, tras la muerte de Néstor Kirchner, de esta corriente interna de ultras y jóvenes en el gobierno que se caracteriza por pretender retener el poder prescindiendo del peronismo,

Los jóvenes y muchos veteranos K son los que fogonean también el proyecto de Cristina de mostrarse como la cabeza de un ciclo superador del peronismo . Por eso influyeron en el juez Norberto Oyarbide, a través del secretario de Justicia, Alejandro Alvarez, para la detención de Gerónimo Venegas. Lo que no supieron prever fue la reacción corporativa del sindicalismo. Se relamieron, además, con el arresto de José Pedraza. En el medio está el crimen del militante del PO, Mariano Ferreyra.

Insostenible para ellos y los Kirchner, Pedraza simbolizaría, como pocos, la vieja y decadente burocracia sindical.

Y el sindicalismo tradicional es la columna vertebral del peronismo. Como dice Rubén Zorrilla, citado hoy en una nota de Ricardo Carpena en el suplemento Enfoques de La Nación, Lee el resto de esta entrada »


El agua y el aceite

02/02/2011

El puerto de Rosario está paralizado hace ocho días por un conflicto gremial extorsivo. La CGT San Lorenzo reclama que los empleados portuarios reciban la misma remuneración que los aceiteros: $5000 mensuales. Pero no es lo mismo el agua que el aceite, porque obviamente no es igual la productividad de un aceitero que la de un portuario. Salvo para Walter Cabrera, secretario general del mencionado gremio que este lunes dijo:

A nosotros no nos gusta, pero si es necesario, lo vamos a tener que hacer [cortes de ruta]. Queremos condiciones de higiene y seguridad y una equidad salarial. Por lo menos, llegar a que las categorías mínimas tengan la equiparación salarial de los compañeros aceiteros.

Es cierto que existe una correlación positiva entre los salarios de diferentes ocupaciones dentro de una misma empresa (se puede consultar el trabajo de Lawrence Katz y Larry Summers, “Industry Rents: Evidence and Implications” publicado en 1989 en Brookings Papers que muestra que personal de maestranza y secretarias ganan más en industrias donde el salario promedio es más alto). Esto se puede explicar por presiones éticas dentro de la empresa, o por la presencia de rentas a nivel industria como hacen Katz y Summers. También por la presencia de complementaridad de habilidades en la función de producción, como hace Michael Kremer en “The O-Ring Theory of Economic Development”, publicado en 1993 en el Quarterly Journal of Economics.

Lee el resto de esta entrada »


Bloqueo de diarios con el fin de censurarlos

28/01/2011

Hace casi dos semanas escribí un post donde relacionaba el bloqueo de las plantas impresoras de Clarín y La Nación con las tapas del día de dichos diarios indicando que España estaba al tanto del cargamento de droga incautado en Barcelona (y por ende sus autoridades desconfían de sus pares argentinos). Hoy vuelvo a despertarme con la noticia de un nuevo bloqueo esta vez a las plantas distribuidoras de estos y otros diarios. Para mi todo ataque a la prensa y a la libertad de expresión es condenable, pero además tratemos de relacionar este hecho con el contenido de los diarios.

Detrás de este bloqueo está Moyano, y en la tapa de los diarios la noticia del día es el asesinato por encargo de Roberto Rodriguez, tesorero y presidente del gremio de Maestranza (tapas de Clarín y La Nación). Según Martín Rodriguez Yerba en una nota en La Nación:

Roberto Roger Rodríguez era un actor de reparto en la trama de negocios turbios que involucra cada vez con más fuerza a gran parte del sindicalismo peronista. Administraba millones de pesos provenientes del Estado, conducía desde hacía años una obra social que operaba con la droguería acusada de la gran estafa de los medicamentos adulterados y la Justicia vigilaba sus pasos desde hacía meses.

No hay indicios por ahora que liguen su asesinato con la mafia de los remedios. Pero el crimen, preparado y ejecutado con frialdad profesional, dejó en estado de shock a los grandes jefes gremiales del país en el despertar del año electoral: los preocupa el impacto político de un caso policial que los vuelve a ligar con un destino de violencia, impunidad y corrupción.

Lee el resto de esta entrada »


¿Quién quiere ver preso a Moyano?

05/12/2010

Aclaro de entrada que me encantaría ver a Hugo Moyano tras las rejas, aunque sea por estafas con medicamentos en la obra social de camioneros (preferiría que vaya preso por abuso de poder y enriquecimiento ilícito). Hoy Carlos Pagni escribió una extensa nota en La Nación donde describe las bases del poder de Moyano:

En una economía que depende como ninguna de la logística, Moyano cuenta con una capacidad de bloqueo preocupante. La última vez que exhibió su peligrosidad fue en julio de 1999, con un paro de camiones por tiempo indeterminado. El gobierno de Carlos Menem descubrió enseguida que contaba con escasísimos recursos para superar el desafío, sobre todo si a la paralización del transporte de cargas se le agregaban cortes de rutas en nudos estratégicos. Aquella experiencia demostró que con sólo paralizar el tráfico de combustibles y de caudales, es decir, con sólo desabastecer a las estaciones de servicios y a los cajeros automáticos, Moyano puede enloquecer a la clase media. Puede, por lo tanto, fisurar la popularidad de cualquier gobierno.

Lee el resto de esta entrada »


A %d blogueros les gusta esto: